¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El MANHART ER 800 transforma al Mercedes-AMG E 63 en una bestia

    El MANHART ER 800 transforma al Mercedes-AMG E 63 en una bestia
    16
    MANHART ER 800MANHART
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El Mercedes-AMG E 63 Berlina pasa por las manos del preparador alemán. Una nueva puesta a punto especial para un modelo que ya se encuentra al fina de su vida comercial y aguarda un relevo que todavía tardará unos años en llegar. Fibra de carbono, una estética especial y mucha potencia son las armas del nuevo MANHART ER 800.

    MANHART continúa dando rienda suelta a su imaginación, y desarrollando nuevos proyectos que aumentan la deportividad de los modelos más extremos de las marcas de lujo. El último en sumarse al selecto grupo del preparador alemán es el Mercedes-AMG E 63 , ahora rebautizado como MANHART ER 800.

    Basado en la variante de carrocería del Clase E Berlina, el especialista en tuning ha impreso sus cualidades a través de la imagen y las prestaciones. La estética exterior se presenta en la habitual combinación de negro y oro, con el cuerpo de la carrocería pintada en color negro mate con el tradicional aspecto sedoso de MANHART y decorado con las franjas adhesivas doradas que se extienden por el capó del motor, la tapa del maletero y los umbrales de los paneles de las puertas.

    Foto MANHART ER 800 - exterior
    El MANHART ER 800 es la vuelta de tuerca definitiva al AMG E 63

    El MANHART ER 800 es un Mercedes-AMG E 63 muy exclusivo

    Pero, además, un filamento dorado hace destacar las tomas de aire del paragolpes delantero, el borde de las llantas de aleación y el área de los escapes.Las imponentes llantas de aleación reproducen el acabado del exterior, con una imponente monta de 21 pulgadas, montadas en gomas delanteras de medida 255/30 ZR21 y de 295/25 ZR21 detrás. La monta deja a la vista un equipo de frenos digno de un superdeportivo. Sus discos de materiales compuestos reducen el peso de las masas no suspendidas, contando con 405 milímetros de diámetro en el eje delantero.

    Además, el preparador ofrece un módulo especial para la suspensión neumática que reduce la distancia de la carrocería al suelo entre 20 y 30 milímetros, lo justo para ofrecer una dinámica de conducción mejorada y un bajísimo centro de gravedad, habida cuenta de la importante mejora en las prestaciones. El MANHART ER 800 lleva a un nuevo nivel al AMG E 63, superando al mismísimo BRABUS 800.

    El imponente motor V8 de 4.0 litros biturbo, que desarrolla potencias máximas de 571 y 612 CV en la versión S, no son suficientes para un cliente de MANHART, que busca no solo una distinción estética, sino también en las prestaciones. Así, el propulsor se ha sometido a una profunda revisión, sustituyendo los turbocompresores, intercooler, colector de admisión y escape, recibiendo también un software en la unidad de control ECU que varía el mapa de inyección. Aunque se desconocen las prestaciones, la potencia máxima ha ascendido hasta los 809 CV y el par motor hasta los 1.070 Nm. Toda una bestia de la que solo se producirán cinco unidades.

    Foto MANHART ER 800 - motor
    La cubierta del motor del MANHART ER 800 AMG E 63- se ha vestido con fibra de carbono a la vista
    El MANHART ER 800 transforma al Mercedes-AMG E 63 en una bestia