¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La margarita de Citroën: Neuville, Meeke, Ostberg y Lefebvre

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Citroën empieza a deshojar la margarita de cara a la próxima temporada. Mads Ostberg parte con ventaja e incluso Kris Meeke puede renovar. La opción de fichar a Neuville está en el aire y Lefebvre no tendrá en principio programa completo.

    El mercado de fichajes en el WRC se mide en una balanza de rendimiento y posibilidades. A día de hoy Volkswagen Motorsport es el equipo referencia, pero los tres Polo R WRC tienen dueño. En este orden, el proyecto de Hyundai Motorsport o el de Toyota, por medios y presupuesto, suponen dos opciones atractivas. Sin embargo, el equipo coreano genera dudas por el rendimiento del actual i20 WRC y Toyota no llega al campeonato hasta 2017. Todas estos hechos y la condición de M-Sport, sin el apoyo de Ford, colocan a Citroën como una opción a tener en cuenta.

    Es curioso, porque Citroën no tiene su continuidad asegurada en el WRC. Sin embargo, el Citroën DS3 WRC se ha mostrado como un coche competitivo, al menos en un nivel justo para mantener una escala media en la mencionada balanza. No es el proyecto con mayor presupuesto ni el DS3 WRC el vehículo más rápido del campeonato, pero existe un equilibrio que permite a Citroën tener varios candidatos a competir con sus dos World Rally Car la próxima temporada. En cierta medida y teniendo en cuenta que los grandes 'gallos' ya tienen coche, Citroën Racing puede deshojar una margarita resultona.

    Hace más de un mes, Mads Ostberg afirmó tener su futuro asegurado con un World Rally Car oficial. Esas palabras sonaron a continuidad en Citroën, pero eso no quiere decir que uno de los DS3 WRC sea seguro para el noruego y menos tras su lesión. Su rendimiento en cualquier caso está siendo correcto, al menos en comparación con Kris Meeke. El británico no tiene margen de error. Una actuación deficiente más puede determinar su futuro en Citroën, ya de por sí comprometido. Por el contrario, la continuidad de Kris Meeke terminaría con esta figurada margarita.

    Sin embargo, sobre la mesa existen dos opciones más. La primera, está en casa. Stéphane Lefevbre ha cumplido con nota los distintos test que está teniendo esta temporada a los mandos del Citroën DS3 WRC, incluido la inesperada participación en el Rally de Australia. Citroën no tiene pensado dar un programa completo al francés, a pesar del apoyo con el que cuenta en el país galo. Este año le veremos con el DS3 WRC en Francia e incluso podría competir en Catalunya, pero de cara a la próxima temporada seguramente siga su fase de aprendizaje con apariciones contadas en el World Rally Car.

    Stéphane Lefebvre es el piloto comodín, ya que sin programa completo no opta a competir en uno de los dos Citroën DS3 WRC pata negra y sí en una tercera unidad, quizá en complementación en el programa efímero de Khalid Al-Qassimi. Por otra parte, Citroën Racing sueña con recuperar a Thierry Neuville. El belga tiene demasiadas novias, pero ya fue piloto de la marca francesa y parece que en las últimas semanas ha tenido algunas discrepancias con Hyundai Motorsport. El belga tiene que decidir su futuro de cara a 2016 y Citroën intentará pescar en rio revuelto. De ser imposible pescar, la sorpresa puede llegar por otro lado.