¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los mejores y peores coches de 2021 (según Jeremy Clarkson)

    Los mejores y peores coches de 2021 (según Jeremy Clarkson)
    Jeremy Clarkson, sin pelos en la lengua.
    David Plaza
    David Plaza14 min. lectura

    El popular presentador británico, uno de los iconos del mundo del motor, ha seleccionado los que considera los coches de 2021 más relevantes, bien por sus atractivas cualidades o por sus llamativos defectos.

    El estilo de Jeremy Clarkson es inconfundible y desde que comenzara a presentar Top Gear en 1988, ha sido uno de los periodistas de referencia en el mundo del motor. Ahora, a sus 61 años, se ha convertido más en un showman y es conocido principalmente por ser uno de los protagonistas de The Grand Tour junto a sus excompañeros en la BBC, Richard Hammond y James May.

    Por todo ello, y por su estilo único para explicar sus razonamientos, siempre es interesante prestar atención a su particular ranking de los mejores y peores coches del año. Aquí va el de 2021.

    Los mejores coches de 2021

    Jeremy Clarkson ha elegido seis modelos de entre todos los que han sido lanzados al mercado en 2021. En esta selección encontramos utilitarios, compactos, berlinas, SUV y deportivos. Vamos a conocerlos.

    1. Toyota GR Yaris

    Es pequeño, pero impresiona cuando lo conduces.

    Nuestro compañero Óscar Micó lo probó meses atrás y lo tuvo claro desde el principio: «Estoy completamente seguro de que este modelo pasará a la historia».

    Jeremy Clarkson está completamente de acuerdo con él, apuntando sobre este pequeño monstruo que le gustó especialmente la excelente relación peso-potencia que tiene (1280 kg. para 261 CV y 360 Nm de par) y el hecho de que con su tracción total y diferencial de deslizamiento limitado le hizo sentir «como un Dios de la conducción».

    El Toyota GR Yaris vale cada uno de los 34.143 euros que cuesta la versión menos salvaje y, según Clarkson, «es un coche que me hizo reír a carcajadas. Lo llevé a mis campos una mañana e hice un desastre terrible, pero no me importó porque fue una orgía completa».

    2. BMW M550i xDrive

    No es el M550i, pero sí el BMW M5 y Javier Gómara te lo cuenta todo sobre él.

    Los 530 CV del BMW M550 i xDrive también encandilaron a Jeremy Clarkson. Es un coche que destaca por la calidad de sus interiores, el equipamiento tecnológico y el magnífico confort de marcha que ofrece a sus ocupantes.

    O, descrito en palabras de Jeremy Clarkson, «los asientos son perfectos, la posición de conducción es perfecta y no tienes que ser Bill Gates o tener 12 años para poder utilizar el sistema de infoentretenimiento».

    «Además, los faros son capaces de iluminar Exeter, incluso si estás en Norwich (511 km de distancia entre ambas ciudades), hay mucho espacio en la parte posterior y obtienes más espacio en el maletero que en la parte trasera de un Lincoln Continental».

    3. Volkswagen Golf GTI

    El GTI por antonomasia no decepciona en su nueva generación.

    Este coche es una de las grandes pasiones de Jeremy Clarkson desde siempre y la última generación no ha cambiado eso. Este clásico, pero siempre a la vanguardia, GTI compacto enamora a Clarkson por su potencia, comportamiento dinámico y, «como siempre ha sido una característica del Golf GTI, tan cómodo en una dura conducción explosiva por carretera secundaria como lo es en el tranquilo día a día».

    «Ese es el truco que no obtienes de otros Hot Hatch. Son afilados o suaves. El Golf GTI es ambas cosas». Eso sí, Clarkson no pudo evitar criticar el aspecto del nuevo modelo o la pantalla táctil interior que «desconcierta y molesta a todos los mayores de doce años».

    4. Ferrari Roma

    El Ferrari Roma, un GT italiano de pura cepa.

    Otra de las pasiones de Jeremy Clarkson ha sido siempre la marca de Maranello y uno de sus modelos más recientes le ha encandilado una vez más.

    Se trata del Ferrari Roma, un GT dotado de un motor V8 turbo de 3,9 litros que el presentador británico define como «un coche que hace cosquillas en tus cosquillas, y ruge sobre el rugido triunfal de la combustión interna pura y dura. En el tramo de carretera que uso cuando tengo un buen coche fue maravilloso. Es mi tipo de coche», sentencia.

    El motor delantero de 612 CV combina con un buen interior, «incluso práctico», aunque según Clarkson «los asientos ofrecen poco soporte lateral para el conductor, y los opcionales son caros, lo que hace que el Roma no tenga una relación calidad-precio especialmente buena».

    5. Volkswagen Touareg R

    El Touareg es mucho más de lo que aparenta por fuera.

    El primer -y único- SUV de la lista cuenta con un gen muy racing, como no podía ser de otro modo. Hablamos del Volkswagen Touareg R, que con sus 462 CV 700 Nm de par, es el Volkswagen más potente jamás fabricado.

    También es elegante por dentro, y aunque Clarkson encontró molesto el sistema de infoentretenimiento, quedó bastante impresionado por la conducción cómoda y la considerable capacidad todoterreno de este modelo.

    «Dice VW en la insignia y, como resultado, tiene un precio del tamaño de VW, pero debajo está hecho principalmente con piezas de Porsche y Bentley. Así que efectivamente obtienes un reloj Cartier por un precio Timex».

    6. Honda Civic Type-R Sportline

    Un clásico de la carretera que no decepciona.

    Otro de los compactos deportivos clásicos ha gustado a Clarkson. Nos referimos al Honda Civic Type-R en su variante Sportline, que ofrece 320 CV bajo el capó delantero, además de 400 Nm de par máximo.

    Según Clarkson, no ha perdido ninguna de sus credenciales de rendimiento y permite disfrutar del espacio, el ritmo y la excelente sujeción a la carretera que ofrece. Si bien el exterior le sigue pareciendo feo, Clarkson comentó que el interior es bastante agradable. «Es un automóvil bien ordenado y tiene la mejor caja de cambios manual de toda la historia del automóvil».

    Los peores coches de 2021

    Ya hemos visto los mejores coches del año pasado, pero todos sabemos lo que le gusta a nuestro protagonista criticar, así que no podía faltar la selección de peores coches del año.

    1. Genesis GV80

    El SUV coreano irrita especialmente a Jeremy Clarkson.

    La versión SUV de este vehículo coreano ha horrorizado a Clarkson, que Jeremy odia especialmente la interferencia electrónica existente en el Genesis GV80, particularmente la suspensión predictiva, pero también la asistencia de mantenimiento de carril que, según él, «simplemente no funciona en las estrechas carreteras de los Cotswolds».

    Incluso después de «apagar todos los sistemas electrónicos de niñera», volvieron a encenderse tan pronto como Jeremy arrancó de nuevo el coche, lo que lo llevó a un punto en el que «sólo quería que la experiencia terminara».

    «Incluso en modo 'confort', este automóvil viaja como una avioneta en una tormenta tropical, tambaleándose incluso en los tramos lisos de asfalto. No es el coche más incómodo que he conducido porque he conducido un Nissan GT-R Nismo, pero está cerca. Ciertamente, guardaría algunas bolsas para vomitar en la guantera».

    2. Jeep Renegade Trailhawk 4xe

    El Jeep Renegade es tosco e inoperante en tierra, cree Clarkson.

    El Jeep Renegade Trailhawk es un híbrido enchufable que está muy lejos de satisfacer a Jeremy Clarkson. Especialmente por el hecho de que «el aspecto robusto y su nombre genial no estuvieran respaldados por ninguna habilidad todoterreno real y que compartiera sus fundamentos con el humilde Fiat 500X».

    «Es demasiado caro y tosco». Y su capacidad para hacer frente a la nieve podría compararse a un «aflojamiento intestinal. La dirección es vaga, el motor es basto, la caja de cambios se confunde constantemente, el ruido del viento es risible y el interior parece un equipo de música Sanyo de finales de la década de 1970».

    3. Cupra Formentor

    Óscar Magro ha probado el CUPRA Formentor, ¿estará de acuerdo con Clakrson?

    El CUPRA Formentor es una de las sensaciones del año en lo que a novedades respecta, pero no ha encandilado a nuestro protagonista.

    Si bien le gustó el aspecto y el rendimiento, el principal punto de fricción con el Cupra Formentor fue su interior. La pantalla de infoentretenimiento le resultó «insondable con algunos de sus plásticos interiores un poco baratos».

    A pesar de sus pretensiones deportivas, Clarkson afirma que es «aburrido de conducir». Y aunque tiene tracción a las cuatro ruedas y una altura de conducción elevada, no lo ve como un coche útil en el campo.

    «Sólo cuando regresé me di cuenta de que podría haber usado el 4×4. No se me ocurrió porque no te hace sentir que sea el tipo de automóvil que puedes llenar con comida de cerdo y usar en el barro. No parece que sea realmente el tipo de coche que se adaptaría a cualquier papel».

    4. Mercedes Clase S

    El Mercedes Clase S, uno de los reyes de su segmento.

    Una de las clásicas y más prestigiosas berlinas de Mercedes obtiene un suspenso de Clarkson. Y es que el Mercedes Clase S es, para el británico, «un compendio de sinsentido electrónico».

    Clarkson encontró que el interior era demasiado complejo. «Había demasiadas pantallas, demasiados submenús y las funciones de control por voz no entendían mucho de lo que le pedía que hiciera».

    «Después de un período de tiempo muy corto, había desarrollado un odio espumoso por este nuevo coche, y en este punto ni siquiera había profundizado en el sistema de control, que se muestra en una pantalla del tamaño de un televisor en el centro del tablero».

    «Definitivamente, no puedes utilizar esto en movimiento, porque si lo intentas puedo garantizar que te estrellarás».

    5. Land Rover Defender Hard Top

    Óscar Magro probó el Land Rover Defender cuando fue lanzado al mercado.

    Finalizamos este ácido e incisivo repaso con una de las marcas que siempre han gustado especialmente a Jeremy Clarkson. No así el nuevo Land Rover Defender, que en su versión Hard Top tiene «un aspecto genial, sentía que era demasiado caro y hace que me cuestione sus capacidades como coche familiar».

    «La puerta trasera de apertura lateral no es práctica en espacios reducidos y el espacio en la parte trasera está lleno de trozos de plástico quebradizo que impiden sea un buen coche para transportar cosas en una granja», insiste. «Creo que si tuviera uno, querría deshacerme de él lo antes posible y tener mi viejo Range Rover de vuelta», sentencia. Más claro, imposible.

    ¿Estás de acuerdo con las opiniones de Jeremy Clarkson?