¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes estudia ofrecer el nuevo Clase C 2021 con híbridos de gasolina y no diésel

    Prototipo del Mercedes Clase C 2021Motor.es

    En apenas seis meses, la nueva generación del Mercedes Clase C será presentada. Con una gama de motores de cuatro cilindros, la oferta arrancará solo con las de combustión, retrasando la llegada de los híbridos enchufables hasta 2022. La marca de la estrella estudia ofrecer estas versiones de movilidad sostenible solo con gasolina.

    Mercedes es uno de los fabricantes mundiales que apuesta seriamente por los motores diésel. La marca de la estrella ya anunció que seguiría beneficiándose de las posibilidades que ofrece este combustible, enfrentándose a otras muchas marcas que decidieron abandonar esta tecnología. Los de la marca de lujo lo consideran una pieza clave en su oferta, incluso en las versiones híbridas enchufables.

    De hecho, Mercedes es prácticamente la única marca que ofrece híbridos enchufablescon gasolina y diésel. Pero esta estrategia tiene grandes posibilidades de cambiar, y más pronto que tarde. Con la nueva generación del Clase C que se va a presentar en primavera de 2021. La firma estudia importantes cambios en esta estrategia, que puede ceñirse estrictamente a híbridos enchufables con motor de gasolina.

    Vista del avanzado interior del nuevo Mercedes Clase C 2021

    El nuevo Clase C, primer modelo de Mercedes que no contaría con híbridos diésel

    Los estrictos límites en las emisiones de CO2 obliga a tomar este derrotero, especialmente cuando se trata de que la cifra promedio de toda una gama descienda lo suficiente como para evitar una gran sanción. El objetivo es que una versión de estas características caiga muy por debajo del límite de los 50 g/km que la Unión Europea marca como máximo para que beneficiarse de un «supercrédito».

    Beneficiarse de esta condición implica también una importante desventaja para los clientes, porque la autonomía en modo eléctrico que ofrece es mayor comparada con la que ofrece un híbrido enchufable de gasolina. Ahí el gran dilema que los de Stuttgart discuten. Lo que sí sabemos es que la marca ofrecerá híbridos enchufables de propulsión trasera y con tracción total 4MATIC.

    Una decisión que no va a implicar de ningún modo el renunciar a los diésel, ya que la firma seguirá con su estrategia firme de electrificación, pero escalando a un nuevo nivel que dejará de lado los «mild hybrid» de 48 Voltios. El nuevo nivel supone un importante salto hasta los 400 Voltios de un motor eléctrico integrado en la caja de cambios automática de 9 velocidades que permitirá ofrecer hasta 40 CV, el doble que el motor eléctrico ISG actual.