¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Adiós al Mercedes GLC F-CELL, la estrella planea terminar su producción en 2020

    Mercedes GLC F-CELL, el SUV eléctrico con pila de hidrógenoMercedes

    Mercedes ha puesto fecha de caducidad en el mercado a un modelo que realmente nunca se ha vendido, el GLC F-CELL. La marca de la estrella nunca tuvo intención de poner a la venta el único SUV eléctrico de la gama con pila de combustible, solo en régimen de alquiler. Dos años después, la marca planea su cese de producción casi inmediato.

    El Mercedes GLC F-CELL tiene los días contados. En realidad, no es un modelo que haya estado a la venta como cualquier otro de la marca de la estrella, sino que ha estado disponible bajo un programa especial de arrendamiento únicamente en Alemania. El objetivo, acumular kilómetros en un estudio experimental demostrando el uso diario de un modelo alimentado con hidrógeno.

    Ha sido el único modelo de la marca en contar con este sistema de propulsión, la opción eléctrica del GLC. La firma alemana ha estado muy implicada en la investigación y desarrollo de la tecnología de la pila de combustible para aplicarla a una generación de eléctricos, tal y como afirmó hace unos días el fabricante. Después de año y medio circulando, dirá adiós sin relevo, ya que su hueco está cubierto con el Mercedes EQC.

    Mercedes GLC F-CELL, el SUV eléctrico de hidrógeno, usado como coche de policía en Alemania

    En unas semanas se espera que Mercedes lo comunique oficialmente, pero el adelanto ya lo ha señalado Martin Daum, responsable de la sección de camiones de Daimler Truck AG, añadiendo que su división profundizará en el desarrollo del hidrógeno como fuente de energía para vehículos comerciales pesados y transporte de larga distancia.

    Este es el principal escollo que la marca alemana ha encontrado para no seguir invirtiendo en el desarrollo de esta forma de movilidad sostenible para turismos, dado que el coste de la tecnología es demasiado elevado por ahora. En un futuro más lejano, cuando el sistema sea lo suficientemente compacto y barato, la marca de la estrella puede cambiar de opinión.

    Utilizado incluso como unidad de la policía de Hamburgo, perfectamente adaptada, el GLC F-CELL se basa en una adaptación de la plataforma de tracción trasera MRA del GLC de combustión, equipado con una pila de combustible, una batería de 13,5 kWh que ofrece 50 kilómetros de autonomía y un motor eléctrico que rinde una potencia máxima de 218 CV (160 kW). Además, dos tanques de 4,4 kilogramos de hidrógeno generan energía para 400 kilómetros.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto