Patentan un motor con un turbo para cada uno de los cilindros

Tan radical como simple, un ex ingeniero de Ford ha desarrollado y patentado un novedoso sistema de sobrealimentación que cuenta con un turbocompresor junto a cada uno de los cilindros. Según el ingeniero, de esta manera se aumenta tanto la eficiencia del consumo como el par motor.

Esquema del motor de Clarke.

Aunque por el momento es solo un estudio de diseño, la idea no es la ensoñación de un ingeniero o diseñador gráfico con mucho tiempo libre, este concepto viene de la mano de Jim Clarke, ex-ingeniero de Ford y responsable de motores como el Modular V8 o el Duratec V6 que la firma estadounidense han empleado durante años.

Según las descripciones de Clarke el funcionamiento es muy sencillo, en lugar de contar con un solo turbocompresor por cada bancada de cilindros, como en cualquier mecánica sobrealimentada, esta idea recurre a un turbocompresor junto a la cabeza del motor y conectado exclusivamente a uno de los cilindros del bloque.

Por razones evidentes, cada uno de estos turbocompresores sería de menor tamaño que un turbocompresor convencional, pues no solo no sería necesario tanto caudal de aire comprimido sino por las propias limitaciones de espacio en el vano motor al aumentar el número de elementos.

Esquema de un turbocompresor y un supercargador o compresor.

Por la disposición de estos elementos, según el esquema presentado por el ingeniero, estos deberían ser turbocompresores y no supercargadores o compresores, ya que sería muy complejo conectar una cascada de compresores al cigüeñal, como ya te contamos cuando analizamos la diferencia entre un turbocompresor y un supercargador. Como podemos ver en el esquema superior, la turbina de cada turbo está conectada directamente a la salida de cada cilindros, mientras que el compresor, en la parte superior está conectado a la admisión.

El motivo de este diseño, del que por lo que cuenta Clarke no existe aún un prototipo funcional, no es simplemente para aumentar la potencia, sino la eficiencia de consumo del motor. Gracias a esta configuración cada cilindros se llena de una manera más rápida, logrando además aumentar la cifra de par y reduciendo considerablemente el tradicional efecto lag del turbo, inherente a los turbocompresores.

Este diseño ya ha sido patentado, y a tenor por las palabras de su creador es un concepto que permanece en estudio. Esperamos con ansias ver el resultado sobre el metal, a ver si realmente ofrece todo lo que promete.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto