¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Opel no podrá vender coches en los mercados americano y chino

    Opel no podrá vender coches en los mercados americano y chino
    1
    Jorge Shand
    Jorge Shand

    Una cláusula de prohibición de venta en estos mercados está incluida en el acuerdo entre General Motors y Magna, junto a sus asociados rusos y la supervisión del gobierno alemán.

    A comienzos de esta semana, la casa Opel aseguró un paquete de ayudas financieras de más de 1.500 millones de euros por parte del gobierno alemán con el fin de mantener operativas y funcionando todas sus áreas, hasta que se realice el traspaso de propiedad entre General Motors y los nuevos dueños de Opel.

    Finalmente tal como publicamos en Motor.es la empresa canadiense Magna y el banco ruso Sberbank se hicieron con la propuesta de compra del 35% de Opel, después de firmar un acuerdo de entendimiento con General Motors y el gobierno germano.

    La idea fundamental de Magna detrás de esta compra, es la de construir coches y venderlos en el promisorio y emergente mercado ruso, además de utilizar las plantas Opel para construir coches de otros fabricantes como Ford, Peugeot y Citroen. Muy en la línea de Magna, cuyo origen está en la fabricación de partes y piezas para coches.

    En fin, ya sabremos el futuro y orientación que le darán a la casa germana los nuevos dueños de Opel, pero lo que si es seguro y confirmado es que Opel no podrá seguir vendiendo coches en los Estados Unidos ni en China.

    Según las declaraciones del dueño de Magna, Frank Stronach a Automotive News, dentro del acuerdo firmado con General Motors está la explicita prohibición de vender sus nuevos coches en el mercado americano y chino. Ambos mercados clave por su magnitud. Sin embargo Stronach también dijo que ya que General Motors mantenía un 35% de la propiedad de Opel, la prohibición sobre el mercado americano podría ser revisada en un futuro.

    También indicó que la prohibición sobre el mercado chino también podía ser flexible "Si es económicamente rentable, puedes persuadir a las personas para que cambien de opinión" fueron sus palabras textuales, indicando que espera que esta medida pueda ser revisada en unos tres años, abriendo el mercado para Opel, una vez saneada y con más inversión.

    Esto podría significar que los Astra 2010 y el actual Insignia 2009, cuyas plataformas pertenecen a General Motors podrían ser fabricados en China y comercializados en los mercados americano y chino bajo alguna de las cuatro marcas sobrevivientes a la debacle de General Motors, como lo está haciendo actualmente con el Buick Regal, que comparte plataforma con el Opel Insignia y está hecho en China.

    Fuente: Motor Autorithy

    Opel no podrá vender coches en los mercados americano y chino