¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Oreca se sube al 'carro' de los LMDh y deja atrás su hypercar

    La creación de los nuevos prototipos LDMh bajo el paraguas del acuerdo entre el WEC y el IMSA ha cambiado el decorado por completo.

    Ante esta nueva situación, Oreca ha renunciado a construir un prototipo hypecar y centrará todos sus esfuerzos en desarrollar su LMDh.

    Oreca se sube al 'carro' de los LMDh y deja atrás su hypercar
    El Acura ARX-05 que compite en el IMSA está basado en el chasis LMP2 de Oreca.

    Todo parecía encauzado. El vínculo existente entre Peugeot y Rebellion Racing para dar vida al programa hypercar del fabricante del león tenía en Oreca el complemento perfecto. El preparador francés ha trabajado en el proyecto LMP1 del equipo suizo y este vínculo dejaba la puerta abierta a que Oreca pudiera colaborar en el desarrollo del prototipo de Peugeot. Sin embargo, la escena del WEC y del IMSA ha cambiado con el acuerdo que han alcanzado ambos campeonatos y Oreca ha decidido mirar a otro lado. De hecho, la estructura de Hugues de Chaunac se centrará en la normativa LDMh, dejando atrás cualquier contacto con los hypercar.

    En este aspecto, la convergencia entre el WEC e IMSA allana el camino para Oreca a la hora de encarar su futuro. Sin presupuesto ni una clara base técnica para afrontar el desarrollo de un hypercar híbrido, aún de la mano de Peugeot, la categoría LMDh permite a Oreca centrarse en su actual modelo de negocio. Si por algo es conocida la casa francesa es por el desarrollo de chasis de competición y por brindar asistencia a los equipos que corren con sus productos. Y el mejor ejemplo es el Acura ARX-05, prototipo DPi que corre en el IMSA y que está construido sobre la base de un chasis Oreca.

    Como es lógico, en Oreca ven con muy buenos ojos seguir este camino y desarrollar un chasis que sirva como base de un futuro LMDh y, a su vez, también sirva para estar presente en la próxima generación de prototipos LMP2. Y así lo ha asegurado el propio Hugues de Chaunac: "Desde el lado de Oreca, nos vamos a centrar completamente en la plataforma global, lo que significa que no trabajaremos en un proyecto hypercar. Simplemente, no se puede hacer todo. La elección es fácil. Todos los grandes fabricantes tienen problemas de presupuesto, por lo que si se trata de competir con un presupuesto bajo es mucho más fácil hacerlo con esta nueva plataforma. Es una gran ventaja".

    Fotos: IMSA