¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Pentágono quiere vehículos autónomos militares lo antes posible

El Pentágono está muy interesado en la tecnología de conducción autónoma, por lo que se ha puesto en contacto con los proyectos más avanzados del sector privado para poder desarrollar su propia tecnología y llevarla al campo de batalla lo antes posible.

Prototipo de vehículo robotizado de combate de la agencia DARPA.

La fiebre de los vehículos autónomos ya ha llegado a las altas esferas de los distintos cuerpos del ejército estadounidense. Según informa Bloomberg, el Pentágono se ha interesado por el trabajo de los proyectos privados más importantes centrados en materia de conducción autónoma, como los de General Motors, Waymo o Uber, para poder desarrollar su propia tecnología y llevarla lo antes posible al campo de batalla.

Las intenciones del Pentágono no pasan por simplemente estudiar esta tecnología para futuros desarrollos, sino que desean emplearla ya. Pues ven una aplicación inmediata en muy distintas tareas del ámbito militar, como es el caso del transporte de material, combustible y otros objetos. Lo más interesante es que la aplicación en zonas de combate no cuenta con los inconvenientes de la vida civil, por lo que su implementación es aparentemente más sencilla.

Todos los problemas derivados del tráfico desaparecen en el campo de batalla, como son las distintas señales o los propios peatones. Por lo que el sistema que debería operar el vehículo en teoría debería ser más sencillo de desarrollar.

Plataforma autónoma de hidrógeno de GM.

La agencia DARPA, siglas de Defense Advanced Research Projects Agency, ha estado subvencionando diversos proyectos durante años y existen actualmente diversos prototipos de vehículos de combate robotizados sin conductor, como es el caso de la imagen superior.

Sin embargo, las aplicaciones de esta tecnología van más allá, pues las necesidades logísticas de cualquier ejército implican una ingente cantidad de vehículos para multitud de tareas. Poder prescindir del personal que los maneja no solo salva sus vidas, sino que permite reducir la necesidad de efectivos humanos.

Las intenciones de los organismos de defensa del gobierno estadounidense nos da una nueva pista de por qué General Motors está activando de nuevo su antigua división de defensa, GM Defense, de la que registró un nuevo logo recientemente, además de presentar la nueva plataforma autónoma y de hidrógeno SURUS, que sirve como base para multitud de vehículos de aplicación militar.

Fuente: Bloomberg

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto