¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los pilotos tutelados por Skoda no descuidan su preparación pese al COVID-19

    Oliver Solberg está siendo uno de los pilotos más activos en lo que al SimRacing se refiere.

    Oliver Solbeg y Ja Kopecký han cambiado rutinas, pero siguen entrenando con el objetivo de estar listos para el regreso del WRC.

    La pareja de pilotos de Skoda y sus respectivos copilotos trabajan duro para mantenerse en forma tanto a nivel físico como mental.

    La pandemia de COVID-19 ha paralizado el WRC por completo. La suma del aplazamiento de varios rallies y la prohibición de test aplicada por la FIA ha obligado a los pilotos a cambiar su normal actividad, así como sus rutinas de preparación. En el caso de Oliver Solberg y Jan Kopecký, los dos pilotos tutelados por Skoda Motorsport, este confinamiento no es sinónimo de un periodo sabático y ambos trabajan duramente para estar preparados, tanto a nivel físico como mental, para el momento en el que el WRC vuelva a la actividad. Pese a todos, Oliver y Jan siguen rutinas de trabajo distintas.

    Oliver Solberg está pasando la cuarentena provocada por la pandemia de COVID-19 en Torsby, Suecia. Además de tener una cuidada planificación que controla su alimentación y su trabajo físico, el hijo de Petter Solberg está siendo especialmente activo en actividades relacionadas con el SimRacing. De hecho, Oliver ha sido el principal instigador de #TheSolbergRace, una suerte de competencia online en el que aficionados pueden retar a la joven promesa del WRC en un conocido videojuego de rallies. Por su parte, Jan Kopecký también está trabajando en su forma física y mental como parte fundamental a la hora de desarrollar el Skoda Fabia R5 Evo.

    Tanto Oliver como Jan están concentrados en mejorar su fuerza física para enfrentarse a las notables exigencias de competir a alta velocidad en tramos de tierra llenos de baches, polvo y mucho calor. Uno de los aspectos fundamentales es tener una musculatura cervical fuerte, por lo que los ejercicios específicos no faltan en la rutina de ambos. Además, ambos trabajan en su propia resistencia con rutinas en bicicleta, carreras de larga distancia, remo o rutinas repetidas de baja resistencia, así como ejercicios que mejoran la estabilidad o la agilidad para mantener sus reflejos. Todo esto se complementa con una nutrición adecuada.

    Fotos: Skoda Motorsport