¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Porsche paga a Volkswagen para quedarse con su propio proyecto Landjet

    Porsche paga a Volkswagen para quedarse con su propio proyecto Landjet
    El Porsche Taycan, a las puertas de Leipzig, la fábrica que acogerá el LandjetPorsche
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Cuando una marca de coche se encuentra en un grupo es normal que contribuya con parte de sus ingresos a la caja global. Pero lo que no se había visto nunca antes es que Porsche pagase a Volkswagen por no fabricar un modelo. Un informe apunta que la marca deportiva ha desembolsado una cantidad desconocida para que la primera fabrique su propia variante del Artemis, el crossover eléctrico.

    Porsche es la tercera marca que se encuentra embarcada en el exclusivo proyecto «Artemis». La marca deportiva forma un trío junto a Audi y Bentley para desarrollar un auténtico buque insignia, un modelo que se conoce internamente como «Landjet» y que tiene un par de denominadores comunes en las tres marcas: será un crossover y eléctrico de altas prestaciones. El más lujoso para la británica, concebido como el sustituto del Mulsanne y el más deportivo para la marca alemana, mientras que en un punto intermedio se encontrará el calificado como relevo del Audi A8, y el primero en llegar de los tres.

    Sin embargo, se ha producido una situación inédita en la industria, a la vista de un informe de un medio germano. Y es que, según esta fuente, Porsche habría pagado a Volkswagen una generosa cantidad para que su «Landjet» sea fabricado en sus instalaciones de Leipzig, en lugar de hacerlo en Hannover. Esta situación especial tiene factores heredados del pasado, pues la marca de Wolfsburgo ya fabricó carrocerías de modelos de Porsche, y otras marcas de lujo, en sus instalaciones y tras ser pintadas se reenviaban a las matrices para finalizar el montaje.

    Porsche Taycan Cross Turismo - boceto
    Boceto ilustrativo del Porsche Taycan Cross Turismo, el futuro Landjet será más grande

    El futuro CUV eléctrico de Porsche será fabricado íntegramente por la marca

    Una decisión de sinergias de grupo que Porsche no quiere repetir de ninguna de las maneras, mucho menos teniendo en cuenta que la fabricación del lujoso modelo -conocido internamente como «K1»- estaría en manos de la división de comerciales de Volkswagen. La gota que colma el vaso en términos de calidad, y para lo que ha recurrido a algo que le gusta más de la cuenta a Volkswagen; el dinero. Si sus marcas ya contribuyen con un canon anual que sale de las ventas particulares de cada fabricante a las cuentas centrales y luego se reparte para reinversiones, esta vez los de Stuttgart no se han andado con tonterías ni con discusiones inútiles que no hacen más que alargar las situaciones.

    Los responsables de Porsche tienen la decisión tomada, desarrollarán su propio Landjet y lo fabricarán en sus instalaciones, por lo que Volkswagen ha recibido un regalo extra de reyes. El informe habla de una «pequeña cantidad de tres dígitos», desconocida por completo, pero seguramente lo suficiente para compensar la ausencia de este futuro crossover eléctrico que la marca dirigida por Herbert Diess no verá más que de lejos. Los argumentos de la marca alemana deportiva son tan claros como que apuntan directamente a la ampliación de la plantilla laboral.

    Pero lo cierto es que Porsche quiere que el estándar de calidad sea 100% el de la marca deportiva, sin ningún tipo de injerencia de otra marca del grupo, a pesar de que el software de control sí que será estándar. Del primer tornillo al último, todo gestado en Leipzig. Esta es la verdadera cuestión por la que han decidido hacer el desembolso y quitarse el lastre, y la medalla correspondiente- de Volkswagen, que no tendrá nada que ver con el nuevo buque insignia que coronará la oferta de Porsche, posicionado muy por encima del Cayenne en todos los términos.

    Fuente: Automobilwoche