¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Porsche cierra su proyecto GTLM en el IMSA por la crisis del COVID-19

    Porsche Motorsport no tendrá equipo oficial en la clase GTLM del IMSA en 2021.

    Los efectos económicos de la pandemia de COVID-19 han llevado a Porsche Motorsport a terminar con su proyecto en el IMSA.

    La retirada de Porsche de la clase GTLM del IMSA no afecta a su programa 'carreras-cliente', a su esfuerzo en el WEC o a futuros proyectos.

    Porsche Motorsport dejará de competir en la clase GTLM del IMSA WeatherTech SportsCar Championship al final de la temporada 2020. La decisión del fabricante alemán, ligada a la crisis del COVID-19 y el difícil escenario económico que acompaña a la pandemia, pone fin al esfuerzo oficial de la marca en torno a un Porsche 911 RSR GTE que debería seguir en acción en el WEC, sin que este movimiento deba afectar al programa en el Mundial. Desde Porsche han comunicado que el cierre del proyecto GTLM no afectará a su programa 'carreras-cliente' en la clase GT Daytona y en otros campeonatos en suelo norteamericano.

    Fritz Ezinger, jefe de Porsche Motorsport, ha asegurado al respecto: «La decisión de detener nuestra participación de fábrica en IMSA no ha sido fácil para nosotros. Sin embargo, en vista de la situación corporativa actual en relación con la crisis del COVID-19, es lógico que Porsche Motorsport contribuya a hacer frente a las graves consecuencias económicas de esta crisis. Discutimos nuestra salida con todos los involucrados, así que en este punto sólo puedo mostrar mi más sincero agradecimiento a Jim France y todos los miembros del IMSA por su comprensión. Porsche permanecerá en las carreras de resistencia, así que esto debería ser un adiós temporal».

    El proyecto de Porsche Motorsport en la clase GTLM del IMSA arrancó en la temporada 2014, siempre con el apoyo de CORE Autosport. Un programa que ahora cierra sus puertas, si bien esta decisión también tiene una lectura positiva. No obstante, y dejando a un lado el esfuerzo en la clase LMGTE-Pro del WEC con el Porsche 911 RSR, este movimiento podría allanar el camino hacia un futuro programa LMDh, proyecto que la marca está evaluando de forma muy seria. Y es que al final, tener en paralelo tres programas de fábrica en las categorías LMDH, GTE y GTLM era del todo inviable, incluso sin la presencia de la pandemia de COVID-19.

    Fotos: IMSA

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto