¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿La revolución del coche eléctrico? El chasis-batería como panacea (excepto por una cosa)

    ¿La revolución del coche eléctrico? El chasis-batería como panacea (excepto por una cosa)
    El Leapmotor C01 incorpora las baterías en el interior del chasis.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Los coches eléctricos están creciendo cada vez más y su tecnología avanza a buen ritmo. Pero aún existen algunos inconvenientes que limitan su competitividad. ¿Es esta solución de Leap Motor la respuesta definitiva?

    Aunque cada vez es más competitivo y de hecho ya supone la principal opción de movilidad para millones de personas, el coche eléctrico tiene aún algunos retos por delante.

    Y no nos referimos únicamente a asuntos tan relevantes como la autonomía, la disponibilidad de puntos de recarga fiables y eficaces o el precio. En esta ocasión hablamos de la propia filosofía de los vehículos como producto competitivo en comparación con sus homólogos térmicos.

    Peso y tamaño

    Y es que, para que un coche eléctrico proporcione unas prestaciones y autonomía competitivas, es imprescindible que cuente con grandes baterías que lo hagan posible.

    Esto hace que los vehículos eléctricos sean pesados y necesiten de un gran espacio para albergar estas baterías, con las limitaciones de espacio interior que eso conlleva. No sólo eso, también existe una cierta limitación de autonomía, ya que el mencionado espacio disponible para incorporar celdas de baterías (el suelo del coche) es limitado.

    Cada semana, analizamos la actualidad del mundo del motor en nuestro canal de Twitch.

    Pero Leapmotor promete acabar con estos inconvenientes gracias a la creación de un chasis-batería. O, más concretamente, un chasis con las baterías incorporadas al mismo, formando parte de la propia estructura y no como añadido a la misma en su base.

    5 ventajas y un inconveniente del chasis-batería

    El fabricante chino de vehículos eléctricos afirma que esta tecnología cuenta con varias ventajas que proporcionan a este tipo de coches una competitividad nunca antes vista. Los pilares de su afirmación son los siguientes:

    1. 20% menos de peso respecto a un chasis con baterías convencionales
    2. Incremento del 10% de la autonomía al aumentar el espacio para baterías en un 14,5%
    3. La rigidez torsional del chasis aumenta un 25%
    4. Menos ruidos y vibraciones con el vehículo en marcha
    5. Leve incremento del espacio interior (10 mm)

    Esta idea ya ha sido explorada de un modo más tímido por otros fabricantes. De hecho, Tesla comentó públicamente la posibilidad en 2020, señalando también una reducción de los costes de producción con esta técnica.

    El Leapmotor C01 incorpora la tecnología CTC (chasis-batería).

    Lo que ni Leapmotor ni Tesla aclaran es qué ocurriría cuando las baterías se degraden hasta el punto de tener que ser sustituidas. Algo que, con la tecnología actual, suele ocurrir a partir de los 10 años y dependiendo de las condiciones de uso de cada vehículo.

    En cualquier caso, a Leapmotor esto no le va a impedir llegar más allá, pues de hecho ya ha programado la presentación del primer coche con chasis-batería. Se trata del C01, un sedán de 5 metros de longitud y 700 km. de autonomía (ciclo NEDC - batería de 90 kWh) que será presentado durante la segunda mitad de 2022.

    Fotos: Leapmotor