¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los Scénic, Talismán y Koleos, sin sucesores en el plan de ahorro que prepara Renault

    Renault Morphoz, el concepto que inaugura nueva etapa de diseñoRenault

    Luca de Meo se sentará en el trono de Renault a partir del próximo mes de julio. El nuevo mandatario tiene por delante la difícil misión de volver a los beneficios, lo que implica un importante cambio en el plan de futuros lanzamientos. Un nuevo plan de ahorro que pone la sentencia a los Scénic, Talismán y Koleos.

    La época de bonanza en Renault se fue hace tiempo. El rumbo de la marca gala es muy diferente al que ha llevado hasta ahora. El fichaje de Luca de Meo se espera como agua de mayo, pero va a traer debajo del brazo un plan de austeridad muy severo.

    Y es que los 141 millones de Euros en pérdidas del año 2019 son muchos millones para revertir. El italiano ya ha comenzado con el replanteo de la estrategia en China, dando mayor protagonismo a los eléctricos frente a las ventas de los Captur, Kadjar y Koleos que abandonan el gigante asiático. En Europa, la estrategia no será tan tajante pero los franceses necesitan rescatar dinero, ya no solo para dar forma a la estrategia de de modelos eléctricos, sino para llevarlos a producción con las cualidades de precio de un Renault.

    El Renault Espace es el modelo de gama alta que, por ahora, no está en los planes de cese de producción

    Y, sintiéndolo enormemente, esto pasa porque más de un modelo de la gama actual se quedará en el camino. De Meo ya trabaja con la junta directiva de la marca y ha hecho saber sus intenciones, asumiendo que algunos cesarán en producción; los Scénic, Grand Scénic, Talisman y Koleos ya están señalados para salir por la puerta de atrás.

    Si bien son los primeros daños colaterales consecuencia del plan que ahorrará 2.000 millones de Euros en los próximos tres años, lo cierto es que los dos primeros y el SUV grande están sentenciados, pero no la berlina y el familiar del segmento D. Los sustitutos de éstos se han paralizado, al menos hasta que el fabricante decida la línea a seguir con respecto a sus competidores, ya que supone descabezar a la firma en el segmento D y limitar seriamente a la parcela de combustión del Rombo.

    El Espace es el único que, a día de hoy, no se le ha señalado. Los planes de de Meo pasan por una estrategia igual a la de todos los fabricantes europeos, una gama paralela para los coches eléctricos. En el caso de los franceses, la oferta se ampliará con tres SUV ocupando los segmentos principales del mercado, el de los utilitarios previsto para 2021 y dos más.

    Fuente: Largus