¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tesla patenta un láser para limpiar las cámaras de sus coches

Tesla ya ha registrado la patente de esta tecnología en Estados Unidos.

Tesla ha patentado una tecnología de limpieza por láser. Detecta partículas en vidrios y emite luz láser pulsada para la limpieza de la superficie, que contaría con un recubrimiento específico para evitar daños en los componentes de visión artificial en que se basa Autopilot.

Tesla ha registrado una nueva patente tecnológica en Estados Unidos. El fabricante de vehículos eléctricos ha ideado un nuevo sistema para la limpieza del parabrisas, aunque sus aplicaciones podrían ser también otras como, por ejemplo, la limpieza de sistemas de visión artificial como sensores, cámaras y radares, o incluso paneles solares.

Se trata de una tecnología basada en rayos láser y enfocada a la limpieza de superficies de vidrio, no solo el parabrisas -que también, y es el ejemplo usado en la patente- sino también otras partes del vehículo. La clave, evidentemente, está en desarrollar esta tecnología con el foco puesto en los coches autónomos.

El Tesla Cybertruck será el primero de sus modelos con un panel solar como equipamiento opcional.

Tesla piensa en los coches autónomos, pero también en sus nuevas formas de alimentación

En la presentación del Tesla Cybertruck pudimos saber que este modelo, su pick up eléctrica, será el primero en contar con paneles solares -como equipamiento opcional- para alimentar el sistema de baterías. Será un complemento de la fuente de alimentación externa, pero buscar su máxima eficiencia es prioritario para el fabricante.

Así que, aunque con casi toda seguridad este sistema de limpieza por láser no lo veremos en el Cybertruck, Tesla ya está pensando en soluciones para mantener la superficie de sus células fotovoltaicas limpias, y la misma solución se puede utilizar para la tecnología de visión artificial en que se basa la conducción autónoma.

La tecnología, según lo descrito en la patente, contempla un sistema de detección de partículas basado en cámaras. Los láseres vendrían montados en el capó, en el guardabarros y en el pilar B; esto quiere decir que podrían limpiar los cristales delantero, laterales y trasero, pero también las cámaras frontales y laterales.

Este esquema explica el funcionamiento básico de la tecnología patentada por Tesla.

Un láser para limpiar las cámaras de Autopilot, el parabrisas y las futuras placas solares

Pero no, no es tan 'sencillo' como instalar un nuevo sistema de detección de partículos, y los emisores de láser. Es necesario también contar con un nuevo recubrimiento para los vidrios con óxido de indio y estaño. Un semiconductor que evite daños en los componentes tras los vidrios.

Este recubrimiento ofrecería a Tesla la particularidad de ser conductor, importante para esa simbiosis con el láser, pero también permite el paso de la luz visible para que los sistemas de visión artificial funcionen correctamente, y para que los paneles fotovoltaicos se mantengan eficientes.

En cuanto a la aplicación de esta tecnología no hay información. De momento, la patente está registrada, pero desconocemos cuándo la utilizará Tesla en sus coches eléctricos, o si llegará siquiera a hacerlo en algún momento más adelante.

Fuente: USPTO

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto