¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota estudia un futuro nuevo SUV para el segmento B

Será el segundo proyecto de la alianza que mantienen los nipones de Toyota con los alemanes de BMW, aunque todavía no tiene luz verde de producción y los responsables de ambos grupos se encuentran estudiando diferentes posibilidades. Pero el proyecto conocido como BMW xCite, un SUV del segmento B también tendrá un gemelo en la marca japonesa que acompañará a la futura generación del Yaris.

Recreación de Motor.es del futuro SUV del segmento B que Toyota estudia junto a BMW

En principio es un proyecto de los alemanes de BMW que pasó al cajón de los recuerdos hace unos años y que recientemente ha vuelto a aparecer en la mesa de los máximos responsables de nuevos productos de la firma alemana, del que te contamos en exclusiva algunas informaciones hace poco tiempo.

La realidad de hoy es que desarrollar y producir un crossover para el segmento B, donde la firma de Múnich no tiene presencia, eleva los costes considerablemente pero, al mismo tiempo, es una gran oportunidad de aumentar la cuota de ventas globales con un producto tan de moda como un SUV Premium en un concurrido segmento del mercado que, actualmente, es uno de los más rentables.

Así que la clave está en la alianza que Toyota y BMW mantienen. El primer fruto de esta cooperación está a punto de ser desvelado con la nueva generación del roadster Z4 y unos meses más tarde, en noviembre, con la vuelta del Supra al mercado después de años de ausencia. Si lo piensas, son dos deportivos de nicho, que van a aportar más imagen a las dos marcas pero con unas cifras de ventas más limitadas.

El Toyota C-HR es un crossover compacto. Por debajo, la marca no dispone de ninguna alternativa a los competidores

De otro lado, las gamas de productos de los dos fabricantes casi están perfectamente cubiertas. Y decimos "casi" porque, en el caso de los nipones, se echa de menos la presencia de un modelo en la categoría de los SUV del segmento B, por lo que el proyecto xCite cumple perfectamente con una apuesta para tal escalón del mercado, dado que el C-HR es un modelo compacto y hay un hueco suficiente para obtener ventas por debajo de éste.

También es significativo que la tercera generación del Toyota Yaris se esté extendiendo tanto tiempo en el mercado, con un ciclo de vida de casi ocho años, si no más. Aunque tiene el nombre de proyecto asignado -865A- y deberíamos de verlo a finales de 2018, todo apunta que no debutará hasta bien entrado 2019.

Así que nosotros nos hemos atrevido con una recreación que puede adelantar el diseño de este nuevo crossover de Toyota, que lucirá una carrocería con cinco puertas y con un estilo moderno especialmente en la parte delantera que recoge los nuevos códigos de estilo vistos en la última generación del Auris, con unos faros más rasgados

Sólo una posibilidad cabe para dar luz verde al proyecto

El futuro Yaris se basará en la plataforma modular TGNA-B de la marca nipona. Si, para el Supra, Toyota ha recurrido a la plataforma modular CLAR no importando los costes por la categoría del modelo del que se trata y teniendo en cuenta que el principal problema de los alemanes que la plataforma UKLencarecería demasiado los B-SUV basados en el proyecto xCite de ambos fabricantes, no es nada atrevido pensar que esta vez se revierta la apuesta.

Con ambos modelos en fase de estudio técnica, los dos modelos podrían terminar utilizando la base japonesa, lo que permitiría no sólo contener los costes -desde Múnich también han apuntado a que la actual generación del MINI les está saliendo demasiado cara- sino también disponer de la ventaja que supone contar directamente con la probada tecnología híbrida y eléctrica de Toyota, además de poder ofrecer versiones de tracción total, ya que esta base está concebida también para delantera o propulsión al eje trasero.

Nos queda esperar que ambos fabricantes decidan los esquemas a seguir y concedan la luz de producción a los modelos, lo cual esperamos que no se demore más allá de un año. La situación actual del mercado casi obliga a los japoneses a poner su B-SUV en la oferta antes de que empiece la próxima década.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto