¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Vehículo con denegatoria ¿qué significa y a qué se debe este estado?

    Un vehículo con denegatoria no te permitirá realizar ciertas operaciones.

    Si aparece como vehículo con denegatoria en el informe de la DGT es posible que tengas que resolver ciertas cargas o gravámenes antes de llevar a cabo con él determinadas operaciones como la venta o la transferencia del vehículo a otra persona.

    Al solicitar un informe de la DGT de un vehículo podemos conocer una amplia variedad de información sobre el mismo. Y entre otros datos, nos puede señalar el texto Incidencia denegatoria. Un estado, el de vehículo con denegatoria, que puede significar que tiene algunas restricciones que deben subsanarse para determinados trámites como la venta del mismo.

    Si en el informe nos aparece vehículo con denegatoria, puede deberse a que el mismo cuenta con cargas o gravámenes que, como anticipábamos, tienen que subsanarse para poder vender el coche o llevar a cabo determinados trámites. Esta información aparece en el informe de la DGT y las cargas o los gravámenes que pueden afectarle son los que te señalamos a continuación.

    Este estado puede deberse a algunas cargas y gravámenes.

    Vehículo con denegatoria: cargas y gravámenes que le pueden afectar

    Si existe embargo, hay una carga ordenada por una Autoridad judicial o administrativa sobre el vehículo, por una deuda del titular del vehículo. Si se transfiere -que se puede hacer-, se mantendrá el embargo. Pero el vehículo con denegatoria puede tener también este estado por la existencia de un contrato de renting, que antes de hacer ciertas operaciones debe ser cancelado en el Registro de Bienes Inmuebles; o bien, por un contrato de leasing aún vigente.

    El detalle de vehículo con denegatoria puede ser fruto también de una reserva de dominio; es decir, que el vehículo fuera adquirido con un contrato de venta a plazos en el cual el vendedor, o la entidad financiera, acordó la transmisión de la propiedad del vehículo una vez pagada la totalidad del precio. Hasta que no se cancela la reserva de dominio no se puede hacer la transferencia, y es por eso que la reserva de dominio hará que en el informe de la DGT aparezca como vehículo con denegatoria.

    Y otros motivos que pueden dar el mismo resultado en el informe de la DGT son que el vehículo tenga precinto, por que una Autoridad judicial o administrativa haya solicitado impedir la circulación del vehículo y su inmovilización; o bien porque exista hipoteca mobiliaria. Esto último quiere decir que el vehículo está grabado con una carga en garantía del pago de un crédito.

    Antes de poder llevar a cabo determinadas operaciones con un coche -o una moto, y otros- es necesario deshacer el estado de vehículo con denegatoria actuando como corresponda en función de las cargas y los gravámenes que anteriormente describíamos en esta misma publicación y que le pueden estar afectando.