¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

La venta de coches eléctricos crece 4 veces más rápido que la instalación de puntos de recarga

La venta de coches eléctricos crece 4 veces más rápido que la instalación de puntos de recarga
Los puntos de recarga escasean en la Unión Europea.Unsplash
David Plaza
David Plaza5 min. lectura

Mientras el mercado de los coches eléctricos crece a buen ritmo y la previsión para 2022 es aún más prometedora, no ocurre lo mismo con uno de los puntos clave para su definitiva expansión: la red de puntos de recarga.

Las ventas de coches nuevos han sufrido un importante retroceso en los últimos años. Y es que la pandemia y la escasez de microchips, conjuntamente con el incremento de los precios del transporte transoceánico, han provocado una crisis de la que el sector automotriz aún no ha salido.

Sin embargo, las ventas de coches eléctricos siguen creciendo a buen ritmo. Actualmente uno de cada cinco vehículos nuevos comercializados en la Unión Europea es de este tipo. A pesar de ello, no todo son buenas noticias en el sector electrificado.

Faltan puntos de recarga

Ya hemos alertado del problema en varias ocasiones, pero un informe de la Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos (ACEA) insiste en que el verdadero problema al que se enfrenta el coche eléctrico en su cruzada por dominar la movilidad del futuro crece cada vez más.

«El sólido rendimiento de los automóviles con carga eléctrica es una noticia muy bienvenida», declaró el presidente de ACEA y CEO de BMW Group, Oliver Zipse. «Sin embargo, no podemos olvidar que este sigue siendo un mercado bastante frágil, que depende en gran medida de medidas de apoyo como los incentivos a la compra y, sobre todo, la amplia disponibilidad de infraestructura de carga».

Javier Gómara nos cuenta cómo es el nuevo Toyota bZ4X.

Y es precisamente ahí donde Europa, sus administraciones y su industria están fallando, pues el ritmo de crecimiento de la red de recarga es considerablemente más lento que el del parque móvil de vehículos cero emisiones.

«Las ventas de automóviles eléctricos aumentaron más de 10 veces entre 2017 y 2021, mientras que el número de cargadores públicos en la Unión Europea creció menos de 2,5 veces durante el mismo período», dijo Zipse. «Si esta situación no se aborda con urgencia mediante la introducción de objetivos ambiciosos para todos los Estados miembros de la UE, nos encontraremos con un obstáculo muy pronto».

Carga el coche en casa

Actualmente, tener un coche eléctrico obliga a contar con un punto de recarga en casa, pues de lo contrario utilizarlo con la seguridad de que habrá un punto público disponible resulta imposible.

Sin ir más lejos, la electrolinera más grande de España, inaugurada el mes pasado en Madrid y formada por 46 cargadores, ya no funciona. Un ejemplo más de las carencias de la red, no sólo en cantidad, sino en calidad de servicio.

Europa no llega ni al medio millón de puntos de carga pública en estos momentos.

A consecuencia de todo ello, ACEA solicita al Parlamento Europeo y a los gobiernos nacionales que «refuercen significativamente la propuesta original de la Comisión Europea sobre la AFIR (Reglamento sobre la Infraestructura de Combustibles Alternativos), con el fin de garantizar que Europa construya una red suficientemente densa de infraestructura de recarga y repostaje».

Los datos

Según datos de Ey y Euroelectric, Europa cuenta actualmente con 374.000 cargadores públicos, dos tercios de los cuales se concentran en únicamente cinco naciones: Países Bajos, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido. Mientras, algunos países europeos ni siquiera llegan a un cargador por cada 100 km de carretera, y esta «polarización entre economías corre el riesgo de desestabilizar» la electrificación.

Para mantenerse al día con la demanda, «Europa necesita incorporar a la red medio millón de cargadores públicos anualmente hasta 2030 y un millón al año después de eso», señaló a Reuters el líder mundial de energía y recursos de EY, Serge Colle.

Pero la construcción de infraestructura de carga pública hoy «enfrenta retrasos masivos», debido a problemas de planificación y permisos, dijo el secretario general de Eurelectric, Kristian Ruby. «Estamos enviando una llamada de atención a los políticos de todos los niveles de que la ambición requiere permiso», dijo Ruby. «Si queremos perseguir esta ambición (de infraestructura de carga), entonces necesitamos permiso para funcionar».

Fuente: ACEA