¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    VideoNeumáticos de invierno vs neumáticos de verano

    8

    Para evitaros un futuro susto y para ayudar en la concienciación que están llevando a cabo empresas como Michelin, te traemos este video donde podemos ver muy claramente las insalvables diferencias que hay entre un neumático convencional y uno diseñado para el invierno. La ignorancia nos lleva a confiar y a creer ciegamente en que no notaremos mucha diferencia si visitamos la nieve con este tipo de gomas.

    En alguna ocasión nos hemos preguntado qué ocurriría si nos llevaramos neumáticos de verano a la nieve, y si notariamos diferencias a la hora de circular o estas desaparecieran al circular a muy baja velocidad.

    Cuando la temperatura cae por debajo de los 7ºC, las eficacia de los neumáticos de verano disminuyen considerablemente ya que los compuestos con los que están fabricados se endurecen y pierden adherencia.

    Por el contrario a partir de esa temperatura los neumáticos de invierno comienza a trabajar y sus beneficios comienzan a relucir. La superficie del neumático es el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto. En este enlace tienes más información sobre la tecnología que Michelin aplica a sus neumáticos de invierno

    Mirad el video que os traemos, vamos a hacer un ejercicio muy sencillo: arranque en pendiente. Tenemos dos vehículos, uno con neumáticos de invierno (el gris) y otros con los de verano (de color negro). Veamos que pasa.

    Como es de esperar, el vehículo que incorpora neumáticos de invierno Michelin no tiene problema alguno en superar superficies afectadas por la nieve, para ello han sido diseñados, desde su superficie, pasando por su estructura interior sin olvidar su propia composición. Existe una gran diferencia de tracción entre ambos neumáticos.

    Parar el vehículo en plena pendiente e intentar reanudar la marcha es una tarea prácticamente imposible con neumáticos convencionales; son incapaces de trabajar con la nieve. El resultado es la pérdida completa del control del vehículo. La situación que os mostramos es una simple pendiente, ¿os imaginais las consecuencias circulando a alta velocidad o al intentar enlazar curvas?

    Aunque parezca mentira sopesar la compra de unos neumáticos de este tipo es tarea obligada para todo aquellos que además de visitar eventualmente la nieve, se desplacen en climas fríos.

    Fuente: Michelin Experiencia 4MATIC

    Neumáticos de invierno vs neumáticos de verano