¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El vínculo entre el DTM y el Súper GT también interesa a IMSA

Representantes de IMSA se han reunido con Gerhard Berger con la intención de introducir los coches 'Class 1' en su campeonato.

Pese a que el DTM prefiere consolidar sus cimientos en Europa, un posible acuerdo supone una forma directa de llegar a América.

El vínculo entre el DTM y el Súper GT también interesa a IMSA
Los vehículos del Súper GT y del DTM ya compartieron pista en la última ronda del calendario del certamen alemán.

El DTM vive en un ejercicio de supervivencia, incluso si eso implica mandar mensajes contradictorios. No obstante, la categoría ha pasado de rechazar la hibridación y centrar su rango de acción en los grandes mercados europeos a incluir esta tecnología en su plan de ruta y volver a iniciar un proceso de expansión lejos del viejo continente. Y aunque el vínculo del DTM debería estar en Japón con el Súper GT gracias la normativa 'Class 1', lo cierto es que este reglamento parece haber entrado por los ojos de los responsables del IMSA. De hecho, ambas partes se encuentran en negociaciones.

Gerhard Berger, jefe del DTM, ha desvelado que varios representantes del IMSA se han reunido con miembros del ITR en septiembre con el objetivo de estudiar la posible introducción de los vehículos 'Class 1' en el certamen norteamericano. Si bien los DTM turbo o los coches del Súper GT no encajan en las actuales divisiones que tiene el certamen, puesto que no deberían competir de manera directa con los GTE de la clase GTLM ni con los GT3 de la categoría GTD. Sin embargo, los 'Class 1' parecen ser una opción de futuro como complemento de los DPi 2.0 que debutarán en 2022.

Pese a que las negociaciones están todavía en una fase inicial, es inevitable recordar que ya se vivió una situación similar hace años. No obstante, la serie Grand Am también intentó crear una suerte de 'DTM América' que finalmente no llegó a gestarse. Con todo, la única realidad tangible es que representantes del IMSA estuvieron en la cita del DTM en Nürbugring y que en la serie alemana y en el Súper GT se ve con agrado que los vehículos 'Class 1' lleguen a América, porque sólo así la normativa gestada entre ambos tendría un carácter verdaderamente internacional. Veremos en qué queda todo esto.

Fotos: DTM

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto