¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un estudio afirma que la reparación del Dieselgate resta eficiencia a los motores

La Australian Automobile Association ha llevado a cabo un estudio para calibrar el resultado de la reparación de algunos vehículos Volkswagen afectados por el #Dieselgate. Según dicho estudio, algunos vehículos llegan a consumir hasta un 14 por ciento más de combustible, aunque emiten menos NOx.

Volkswagen Golf 2014 USA-Specs.

Una asociación automovilista australiana, la Australian Automobile Association (AAA), ha llevado a cabo un estudio para analizar el resultado de la llamada a revisión de los vehículos diésel afectados por el escándalo de emisiones del Grupo VAG, el conocido #Dieselgate.

Este estudio trataba de clarificar cual era el rendimiento del vehículo antes y después de la reparación que Volkswagen llevó a cabo en los motores afectados, y los resultados han sido bastante llamativos.

Los ensayos se llevaron a cabo con un Volkswagen Golf de 2010, que presentó tras la reparación un consumo más elevado y mayores emisiones de CO2, sin embargo, la emisión de NOx en condiciones reales de uso se vieron reducidas drásticamente, lo que supone que la reparación llevada a cabo por la marca, cuyo fin era precisamente ese, ha dado buen resultado.

Emblema de la AAA.

Más concretamente, las cifras obtenidas por el estudio de la AAA arrojan un consumo un 2 por ciento mayor en recorridos urbanos y hasta un 14 por ciento superior en carretera y autopista. El consumo de combustible está intrínsecamente relacionado con la cifra de emisiones de CO2, por lo que es normal que estas también haya aumentado ligeramente.

Un detalle muy llamativo es que la AAA señala que tanto la potencia como el par máximo de los motores reparados aumentaron ligeramente como resultado directo de la llamada a revisión, aunque no aclara cuánto.

Volkswagen ya ha respondido a este estudio, rechazando de pleno sus resultados, pues según la marca, los estudios llevados a cabo por la Australian Automobile Association solo son adecuados para medir la cantidad de emisiones de NOx, pero no el consumo ni las emisiones de CO2. Señalando además que las condiciones de las pruebas, antes y después de la reparación, no fueron las mismas, y que por tanto los resultados de los tests no puede ser tenidos en consideración.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto