¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen anuncia un paro de producción en Wolfsburg para cumplir con el ciclo WLTP

No queda más remedio en Volkswagen. Su máximo dirigente, Herbert Diess, acaba de anunciar un paro en la producción de la planta de Wolfsburg para poder cumplir con la normativa del ciclo WLTP. El fabricante apunta que se requieren cuatro veces más esfuerzos comparado con el ciclo NEDC y que no puede ofrecer todas las mecánicas desde septiembre bajo la nueva normativa.

Cadena de producción del Volkswagen Tiguan en la factoría de Wolfsburgo

Después de recortar la oferta mecánica de algunas versiones de sus diferentes modelos y de anunciar un paro en la producción de los Volkswagen Passat y Arteon, equipados con el motor diésel TDI de 190 caballos, el fabricante alemán no le ha quedado más remedio que anunciar un paro de producción más largo.

La medida se llevará a cabo todos los días durante el turno de producción diurna, lo que quiere decir que sólo saldrán modelos durante la noche y, por ahora, sólo en la planta central de Wolfsburg, una medida muy drástica debido a la imposibilidad que los responsables de la firma ven en el cumplimiento del nuevo ciclo WLTP previsto para el 1 de septiembre.

Este paro de producción acaba de ser anunciado por el máximo responsable de Volkswagen, Herbert Diess, en el marco de una reunión con sus consejeros en la sede central de la marca, y que se extenderá hasta el tercer trimestre del año, según los cálculos que manejan, por lo que los Volkswagen Golf, Golf R, Golf GTI, Golf Sportsvan, Golf GTE, e-Golf y Tiguan verán limitada su producción significativamente.

Gama Volkswagen Golf 2018

El máximo responsable ha apuntado que "La conversión al nuevo ciclo de emisiones y consumos WLTP es una hazaña". Volkswagen cerrará la producción en Wolfsburg durante las tres últimas semanas de septiembre -unas vacaciones- y después será cuando la medida comience a funcionar produciéndose estrictamente unidades que cumplan con los nuevos requisitos, aunque Diess matiza que debe de programar los días de cierre para no acumular una gran cantidad de vehículos.

Hace unas horas te hemos contado las quejas de los fabricantes alemanes ante la imposibilidad de cumplir con los plazos de la Unión Europea en la implantación del nuevo procedimiento de prueba WLTP admitiendo, desde Volkswagen, que se trata de un esfuerzo que es más complejo de lo que estimaron en un principio, en equipo humano y especialmente en tiempo, suponiendo una diferencia de hasta cuatro veces más comparado con el procedimiento del ciclo NEDC.

De hecho, Diess apunta que "Solo en la marca Volkswagen, tenemos que volver a probar y aprobar más de 200 variantes de modelos en muy poco tiempo". Concretamente, casi tres meses, a lo que se suma otro escollo: la negociación con el líder del comité de empresa, Bernd Osterloh, que ya ha advertido que los efectos no solo deberían afectar a los empleados, por lo que en los próximos días negociarán los días de paro de producción.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto