Logo Motor.es

¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Volkswagen y Magna firman un mega-contrato para el renacimiento de Scout, primera parte del sueño hecha realidad, la segunda en 2026

Volkswagen y Magna firman un mega-contrato para el renacimiento de Scout, primera parte del sueño hecha realidad, la segunda en 2026
Teaser oficial del futuro todoterreno eléctrico Scout de Volkswagen para USAVolkswagen
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Volkswagen una de las épocas más amargas desde que se metió en el negocio de los coches eléctricos, pero no todo son desgracias. La marca alemana ha logrado dar un importante paso adelante para renacer su marca de todoterrenos eléctricos. Scout se instalará en Estados Unidos de la mano de Magna, con lo un contrato brutal.

Entre los grandes retos de la marca de Wolfsburgo se encuentra el de revivir una de las marcas que forma parte de su conglomerado pero que no tiene representación en ningún mercado del mundo. Hablamos de Scout, una marca americana que cerró sus puertas en 1958 y que Volkswagen adquirió en 2020 durante la etapa de Herbert Diess. El ex-responsable de la marca se marcó el ambicioso de hacerla renacer de las cenizas para plantar cara en Estados Unidos a Rivian con una gama de todoterrenos y pick-up eléctricos.

Las últimas noticias se conocían a primeros de año cuando el fabricante anunció a los cuatro vientos que se buscaba la vida por sí mismo para fabricar estos nuevos eléctricos, después de explorar otras vías. Como la alianza con los de Foxconn que acabó en nada. Estos contaban con una antigua instalación de General Motors en Ohio, pero todo terminó en nada. Sin embargo, las cosas se le han tenido que poner muy cuesta arriba al fabricante alemán, pues utilizar la planta de Chattanooga no era una opción viable, al máximo de su capacidad con los Teramont e ID.4.

Magna Steyr
Vista de las instalaciones de Magna Steyr en Austria, una ciudad de 14.000 empleados

Magna se encargará de la producción de los Volkswagen Scout

Durante este largo año, la marca ha estado en conversaciones con Magna, uno de sus grandes proveedores de componentes en Europa, y uno de los clientes más importantes para este gigante con múltiples ramificaciones internacionales, responsable de la producción en Austria del Golf Country hace treinta años, participando también en el desarrollo de la primera generación del Audi TT.

La estrecha relación entre ambas empresas ha tenido un final feliz, que se ha reproducido en la firma de un auténtico mega-contrato: 450 millones de euros pagará Volkswagen a Magna para el desarrollo y la producción de los Scout, basados en una plataforma específica que permitirá ofrecer unas grandes prestaciones todoterreno, un campo en el que la empresa austriaca es especialista. La misma se encargará de las pruebas de los prototipos y de la fabricación en una nueva planta que construirá en Columbia, Carolina del Sur.

Un todoterreno y un pick-up eléctricos de 650 km de autonomía para USA

Volkswagen quiere que, tanto el todoterreno como el pick-up, sean presentados a mediados de 2026, que la producción arranque a finales de ese año y que se comercialicen en los mercados de Estados Unidos a principios de 2027, con una producción anual estimada de 150.000 unidades entre los dos modelos. Ambos medirán más de cinco metros de largo, tan grandes como una Ford F-150 Lightning, y equipados con una batería que ofrecerá hasta 650 kilómetros de autonomía máxima.

Seguro coche

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Contador visitas