¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarRobert Wickens suple a Mikhail Aleshin en los libres de Road America

    El piloto ruso no ha podido salir de Francia tras correr en Le Mans, por problemas en el visado.

    Por el momento, el canadiense, piloto de Mercedes en el DTM, ha sido confirmado sólo para los libres del viernes.

    Wickens ya se subió a un IndyCar el pasado mes de marzo en Sebring.

    El automovilismo en general, y la IndyCar en particular, es un mundo repleto de sorpresas. Hace apenas unos meses, un pique entre pilotos hizo que Robert Wickens, hombre de Mercedes que compite en el DTM, pudiese probar un IndyCar del equipo Schmidt Peterson Motorsports el pasado 1 de marzo en el circuito de Sebring. Todo ello, como parte de un amistoso "intercambio" con su compatriota y amigo James Hinchcliffe, quien cumplió su parte del trato subiéndose a su C63 dos semanas después en un test en Vallelunga. Ahora, un inesperado problema podría propiciar el debut de Wickens en IndyCar este mismo fin de semana.

    Y decimos "podría", porque la situación aún está pendiente de una resolución inmigratoria. Según un comunicado emitido por el equipo Schmidt este jueves, el piloto ruso Mikhail Aleshin, que disputa con ellos su tercera temporada en el certamen americano, se encuentra atrapado en Francia con problemas de visado. Aleshin fue uno de los 3 pilotos en activo de la IndyCar en participar en las 24 horas de Le Mans la pasada semana, donde terminó en la 33ª posición absoluta y 16ª en la clase LMP2 al volante del Dallara P217 de SMP Racing.

    Este incidente no podrá ser resuelto a tiempo para que Aleshin participe en las dos sesiones de entrenamientos libres que se celebrarán el viernes en Road America (17:45 y 22:15, hora española). El equipo, por tanto, ha tomado la decisión de contar con los servicios de Wickens, con la esperanza de resolver el caso para que el piloto ruso regrese al coche el sábado. En caso de que el problema inmigratorio de Aleshin prosiga más allá del viernes, todo apunta a que el canadiense ocuparía su lugar durante el resto del Gran Premio.

    Esta no es la primera vez que Aleshin se da de bruces con problemas burocráticos. El piloto ruso no pudo disputar la que habría sido su segunda temporada en IndyCar en 2015 debido a los vetos y restricciones impuestos en Estados Unidos a varias empresas rusas, entre ellas su principal patrocinador, SMP. Poco antes de su regreso en 2016, Aleshin también tuvo que perderse los test de Sebring por un problema similar de visado, que tardó una semana en ser resuelto.

    Wickens, nacido el 13 de marzo de 1989 en Toronto, inició su carrera en Estados Unidos, ganando la Formula BMW estadounidense en 2006 y siendo tercero en la Formula Atlantic, categoría inferior de la moribunda Champ Car, en 2007. Después, trasladó su éxito a Europa: subcampeón de Fórmula 2 tras el español Andy Soucek, subcampeón en la temporada inaugural de GP3 y campeón de la Formula Renault 3.5 en 2011, batiendo a Jean-Éric Vergne.

    Llegó a ser probador de Virgin y a disputar libres de Fórmula 1 en Abu Dhabi 2011, pero el camino de los monoplazas se complicó por falta de presupuesto. Desde 2012, compite en el DTM para Mercedes, donde ha progresado adecuadamente. En poco más de cinco temporadas, ha obtenido cinco victorias y tres podios, terminando en dos ocasiones entre los cinco primeros de la general (quinto en 2013 y cuarto en 2016), y ocupando actualmente el noveno lugar tras el tercero de los nueve eventos.

    Wickens, no obstante, había expresado su interés por volver a competir en monoplazas algún día, pero que la falta de patrocinio frenaba un posible interés en la IndyCar, haciendo más segura su apuesta por ser piloto de fábrica en el DTM. Las vueltas que da ésto del automovilismo.