¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2021Yazeed Al-Rajhi se reivindica en casa y toca a las puertas de Toyota

    Yazeed Al-Rajhi se reivindica en casa y toca a las puertas de Toyota
    Espectacular imagen del Toyota Hilux V8 de Yazeed Al-Rajhi durante el Dakar 2021.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    El saudí Yazeed Al-Rajhi ha conquistado el triunfo en la séptima etapa del Dakar, en un triunfo especial por ser en casa.

    Su rendimiento en el Dakar 2020 y este triunfo de etapa le sirven para reclamar un coche oficial de Toyota Gazoo Racing.

    Yazeed Al-Rajhi es el gran protagonista de la séptima jornada del Dakar, primera mitad de la etapa maratón. De hecho, el piloto saudí ha logrado su segunda victoria en el rally-raid más dura del mundo, primera en su país de origen. Un triunfo con mucho valor, pese a que sus opciones de lograr un buen resultado en el Dakar 2021 quedaron sepultadas en la cuarta especial tras sufrir un problema mecánico, avería precedida por problemas de navegación en la etapa anterior. Aunque el podio del Dakar es inalcanzable y Al-Rajhi no va a cumplir con su objetivo, Yazeed parece estar preparado para dar un nuevo paso adelante.

    El saudí Al-Rajhi debutó en el Dakar en 2015, cuando todavía competía de forma regular en el Mundial de Rallies. Su aparición en el rally-raid más duro fue agridulce, ya que logró ganar la octava etapa del rally en Chile para abandonar tres días después. Un año después, Yazeed sí logró alcanzar meta, aunque fuera del 'top 10'. Pese a todo, su buen hacer le valió para recalar en MINI X-Raid, si bien sus dos primeras participaciones en el Dakar con el equipo alemán no fueron positivas. De hecho, no fue hasta 2019 cuando Yazeed Al-Rajhi consiguió un buen resultado con X-Raid tras finalizar séptimo en la general final del Dakar.

    Pese a todo, Yazeed Al-Rajhi regresó al seno de Toyota para competir con Overdrive. Y lo hizo con mayor madurez. Sin un desempeño tan alocado, siendo capaz de lo peor o lo mejor, el piloto saudí se convirtió en un piloto regular. Tanto es así que en su sexta participación en el Dakar no tuvo ni un solo día malo, hasta el punto de hacer 'top 5' en seis de las doce etapas. Fruto de este rendimiento, Yazeed acabó cuarto. Un año más tarde, Al-Rajhi ha repetido fórmula para afrontar su segundo Dakar en Arabia Saudí, con Overdrive, pero con Dirk Von Zitzewitz como nuevo copiloto.

    El copiloto alemán ha sido el contrapunto perfecto que ha terminado de moldear a Al-Rajhi y así ha quedado patente en el Dakar 2021. Si bien sus opciones de pelear por el podio del rally se esfumaron entre la tercera y cuarta jornada, Yazeed Al-Rajhi ha refrendado su velocidad con la victoria en la séptima etapa, su segundo triunfo en el Dakar y primero en casa. Un triunfo que unido a la enorme regularidad mostrada en 2020 dibujan un perfil de piloto que tiene lo necesario para pelear por el Dakar. Sin hacer mucho ruido, Al-Rajhi está llamando a las puertas del equipo oficial de Toyota.

    La gran esperanza del motorsport saudí tiene todo para dar el salto al equipo 'pata negra' y competir con un Toyota Hilux V8 oficial como el de Nasser Al-Attiyah. Una sensación que no sólo se forja en sus méritos en el Dakar, sino en lo que ha logrado lejos de las paredes que dan forma al evento de ASO. De hecho, Al-Rajhi ha peleado por el título de la Copa del Mundo FIA de Rallies Cross-Country en 2019, además de conseguir victorias de peso en pruebas como el Silk Way Rally, el Kazajistán Rally o el siempre complejo Rally de los Faraones.

    Fotos: ASO