• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Primer contacto Skoda Scala, la reinterpretación checa en el segmento compacto

El Skoda Scala reemplaza al Spaceback y al Rapid para ser la apuesta de la marca checa en el trascendental segmento de los compactos. Hemos asistido a su presentación mundial en Israel y te contamos nuestras impresiones tras haberlo conocido en primera persona.

Los grupos ópticos traseros son muy llamativos

El Skoda Scala es un modelo que tendrá una gran importancia para el fabricante checo debido a la trascendencia que atesora el segmento de los compactos en el pastel de ventas europeo. Su predecesor, el Skoda Spaceback, pasó sin pena ni gloria por el segmento C hasta el punto de que en su renovación la marca checa ha decidido empezar de cero.

Todo es nuevo, incluso el nombre. El nuevo Scala reemplaza tanto hatchback Spaceback como a su versión sedán Rapid para ofrecer un diseño más emocional, un interior más elegante, un equipamiento tecnológico notable y una habitabilidad sobresaliente. Muchas promesas, así que me fui a Tel Aviv para conocerlo en persona en su presentación mundial.

Para empezar, el Scala muestra la siguiente fase en la evolución del lenguaje de diseño de la marca. No hay modificaciones drásticas respecto a lo visto en lo últimos lanzamientos pero sí un mayor carácter en sus formas que poco a poco se irán implantando en los próximos lanzamientos.

La imagen general es más emotiva, dejando atrás el insulso aspecto del Spaceback, para tomar los principales rasgos del lenguaje de diseño del Skoda Vision RS Concept desvelado en el pasado Salón de París. La contundente parrilla frontal con barras verticales y borde cromado divide los faros triangulares, una combinación que recuerda a la del nuevo Skoda Fabia 2018. Debajo, el paragolpes de formas angulosas incluye unas cortinas de aire que guían el flujo de aire de forma controlada.

El Scala es el primer modelo del segmento en ofrecer faros y pilotos LED de serie incluso desde el modelo de acceso. Hay que tener en cuenta que esta iluminación no se emplea en todas las funciones: los faros delanteros utilizan ledes para las luces cortas y de posición mientras que los grupos ópticos posteriores la usan para las luces de freno, posición y antiniebla. Opcionalmente se brindan los faros Full LED que sí recurren a ledes en todas sus funciones, incluyendo unos siempre vistosos intermitentes traseros dinámicos.

La vista lateral me ha recordado a la del Audi A3 Sportback tanto por su silueta como por las líneas de tensión que recorrer el vehículo. La gama ofrecerá una selección de llantas de aleación de entre 16 y 18 pulgadas. El paquete Emotion incluye un enorme techo panorámico de cristal con cortina retráctil eléctrica, baña de color negro el spoiler trasero y destaca por la luneta trasera que invade visualmente la parte superior del portón.

El Scala puede calzar llantas de hasta 18 pulgadas

No hay duda de que la zaga es la parte más llamativa gracias a este recurso y al precioso diseño en forma de L de los pilotos traseros. La parte posterior del compacto checo presenta otro rasgo interesante: Es el primer Skoda en Europa en mostrar el nombre de la marca en lugar del logotipo, una tendencia que veremos en los próximos Skoda. Otra novedad más es la posibilidad de instalar una bola de remolque retráctil eléctricamente, algo inédito en esta categoría y que se despliega fácilmente pulsando un botón en el maletero.

A la hora de acceder al interior la primera y agradable sorpresa es que la puerta del conductor incluye un práctico compartimento para paraguas. Dentro, el habitáculo de este modelo muestra un nuevo concepto interior con la filosofía Simply Surprising que no resulta muy vanguardista jugándose la baza de ser elegante y funcional. Solo desentona el módulo de climatización de diseño anticuado aunque fácil de usar.

La presencia del plástico es abundante pero en general tiene una superficie suave, las molduras decorativas son atractivas y el volante puede estar calefactado. También se propone un sistema de iluminación ambiental para crear una atmósfera más agradable pero con tonalidades muy limitadas ya que sólo hay dos opciones (blanco o rojo). Los asientos son muy confortables y pueden estar calefactados tanto los delanteros como los de la fila trasera.

Opcionalmente la tapicería puede ser microfibra Suedia

El Scala es el primer modelo de Skoda en tener una pantalla multimedia flotante de hasta 9,2 pulgadas en lugar de una integrada en el salpicadero, una solución que permite colocarla más arriba y situarse ante el campo de visión inmediato del conductor. El sistema de infoentretenimiento es completamente nuevo.

Hay tres sistemas multimedia disponibles denominados Swing, Bolero y Admunsen. El primer es el más básico con una pantalla de 6,5 pulgadas y está asociado a cuatro altavoces. El Bolero tiene una pantalla de 8 pulgadas, incluye conexión Bluetooth y tecnología SmartLink+ para conectar el Smartphone sin cables y lleva un total de ocho altavoces.

En la presentación todas las unidades disponibles en el evento llevaban el sistema de infoentretenimiento Amundsen. Lleva una pantalla de 9,2 pulgadas con frontal de cristal y se puede manejar de manera táctil, por voz o por comandos basados en gestos. Incluye navegación en 3D, un disco duro SSD de 64 GB, acceso a Internet y punto de conexión WiFi opcional. El interfaz resulta muy intuitivo, tiene un rendimiento muy fluido y cuenta con varias apps (tráfico en tiempo real, precios actualizados de combustible en las gasolineras, el tiempo meteorológico, noticias, etc) gracias a estar permanentemente online mediante una eSIM integrada.

La pantalla flotante es una novedad en Skoda. En la parte inferior el salpicadero sobresale para poder apoyar la muñeca y manejar el sistema multimedia con más comodidad y precisión

Además de la pantalla multimedia, el Scala puede equipar opcionalmente una instrumentación completamente digital con una pantalla de 10,25 pulgadas. El Virtual Cockpit es muy similar al que ya se conocen en otros modelos del Grupo Volkswagen pero no por ello deja de llamar la atención por su calidad. En el caso de este Skoda, se puede personalizar con cinco diseños distintos para mostrar los datos del vehículo y la conducción, las emisoras de radio o la información de navegación.

La habitabilidad es uno de los aspectos clave de este modelo hasta el punto de que poco tiene que envidiar al Skoda Octavia. Las plazas traseras son enormes, especialmente en sentido longitudinal con un espacio para las rodillas sobresaliente. La altura para la cabeza brinda acomodo a pasajeros de 1,85 m de estatura aproximadamente. En cuanto a anchura, como es habitual en esta categoría, mejor para dos.

Es uno de los compactos con mayor espacio de carga. El maletero tiene 467 litros de capacidad, un volumen sobresaliente que se puede aumentar hasta los 1.410 con los respaldos de los asientos traseros abatidos. Cuanto con varias soluciones para sujetar las cosas, un sólido doble fondo para distribuir la carga y, por primera vez en este segmento, un portón trasero eléctrico.

No faltan las características Simply Clever ya tradicionales de los modelos de Skoda. Ideas sencillas que hacen la vida a bordo más fácil como el soporte para tickets en el pilar A del lado del conductor, el compartimento para gafas, una papelera en el panel de la puerta o el rascador de hielo bajo la tapa del depósito de combustible.

El equipamiento de seguridad es amplio. Los elementos que más destacan en este apartado del nuevo compacto checo son los hasta nueve airbags que puede llevar, incluyendo un airbag de rodillas para el conductor, y la función proactiva Crew Protect Assist que cierra automáticamente las ventanas y tensiona los cinturones de los asientos delanteros en caso de detectar una colisión inminente.

El compacto de Skoda mide 4,36 m de largo

El Scala se pondrá a la venta en España en mayo de 2019 y cuando se aproxime esa fecha será cuando conozcamos los precios definidos para su gama. Se espera que tenga un precio competitivo, especialmente tras confirmar que, al contrario de lo que pueda parecer, el nuevo modelo de Skoda no utiliza la misma base que el SEAT León y el Volkswagen Golf, es decir, la plataforma MQB A/B.

Los checos han preferido optar por la plataforma MQB A0 del Grupo Volkswagen, la misma que emplean el SEAT Ibiza y Volkswagen Polo, recurriendo a esta base más pequeña quizá como medida para ahorrar costes. El Scala es el primer modelo del fabricante checo en usarla y los ingenieros la han estirado al máximo para aumentar su distancia entre ejes hasta los 2,65 m y logrando una longitud total de 4,36 m.

Tras su presentación estática internacional, en unas semanas se presentará de manera dinámica y será interesante comprobar si la solución de optar por la plataforma de un segmento más pequeño le pasa algún tipo de factura en cuanto a comportamiento. Lo que sí queda claro en este primer contacto es que el Skoda Scala se perfila como una de las mejores opciones para un uso familiar tanto por el equipamiento disponible como, sobre todo, por la ingente cantidad de espacio interior para los pasajeros y la carga.

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto