¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nissan Murano, Qashqai y Juke. 4x4 para todos - Toma de contacto

71

Los dos modelos más vendidos de Nissan en nuestro mercado corresponden a su gama de crossovers: El Qashqai y el Juke. Dentro de esta gama también se incluye el Murano, que al ser un modelo con un enfoque más lujoso no destaca tanto en sus cifras comerciales como sus "hermanos".

Nissan cámara 360

Hace poco tuvimos ocasión de probar su gama de crossovers, y por primera vez la presentación del fabricante japonés incluía una serie de rutas fuera del asfalto. Los tres modelos contaban con tracción total All-Mode 4x4 y los tramos preparados sirvieron para comprobar las bondades del sistema de Nissan.

Concretamente, las versiones que pasaron por nuestras manos fueron el Murano 2.5 dCi 190 CV 4x4, el Qashqai+2 1.6 dCi 130 CV 4x4 y el Juke 1.6 DIG-T 190 CV 4x4. Los tres presentan características muy diferenciadas que os describiremos a continuación.

Qashqai

Nissan Qashqai+2

No es la primera vez que nos ponemos al volante del modelo estrella de Nissan. Como en esta ocasión, probamos el Qashqai en su versión de siete plazas y con el mismo motor 1.6 dCi de 130 CV aunque con otro tipo de tracción. La prueba de aquel Nissan Qashqai+2 1.6 dCi 130 CV Tekna Sport 4x2 sigue siendo válida y para no repetirnos nos centraremos principalmente en la característica diferenciadora con respecto a aquel: Su tracción 4x4.

A modo de resumen podemos decir que el Qashqai es un coche "multiusos" y quizá ahí resida el secreto de su éxito. Ofrece una buena habitabilidad, comodidad, prestaciones, diseño, precio además de poder salir del asfalto gracias a su carrocería elevada. No sobresale en ninguno de estos aspectos frente a su competencia, pero tampoco flojea en nada así que esto da como resultado un coche muy equilibrado y válido para casi todos los públicos.

Pero, como ya hemos dicho, nos centraremos en su tracción total All-Mode 4x4. Se trata de un sistema que ha recibido un par de actualizaciones, aunque el Qashqai monta la primera versión que estrenó el Nissan X-Trail hace unos cuantos años. Las versiones con el motor 1.6 dCi 130 CV han sido las últimas en recibirlo.

El sistema de tracción total All-Mode 4x4

Nissan All-Mode 4x4

El All-Mode 4x4 funciona de manera que cuando el sistema detecta una pérdida de agarre transfiere el par motor al eje adecuado. El Qashqai cuenta con un mando giratorio en la consola central, a continuación de la palanca del cambio de marchas, que permite elegir el tipo de tracción entre tres posibilidades: "2WD", "Auto" y "Lock".

En la posición "2WD" el Qashqai mantiene la tracción en el eje delantero y es la situación en la que conviene ponerlo cuando circulamos por asfalto seco, ya que nos permite obtener una conducción más económica. En la posición "Auto" el sistema distribuye el par entre el eje delantero y trasero de forma automática (enviando como máximo un 50% del par a las ruedas traseras) y ofrece una seguridad mayor circulando por carreteras con el firme deslizante. En la posición "Lock" se activa la tracción a las cuatro ruedas de forma permanente, enviando el 50% del par a cada eje en todo momento.

Nissan Qashqai+2

Fuera del asfalto, el Qashqai rinde bien en pistas fáciles. Su altura libre al suelo y el tarado de las suspensiones permite circular con comodidad, sin preocuparnos excesivamente de grietas o baches en los caminos de tierra, siempre y cuando no afrontemos grandes dificultades.

A nivel prestacional, el Qashqai+2 se muestra un poco más perezoso a la hora de acelerar que la versión 4x2. La tracción total añade 65 kilos extras al peso total y eso debería hacerse notar también en los consumos, aunque no pudimos disfrutar de un recorrido suficientemente largo para poder comprobarlo.

Aún más polivalente

Nissan Qashqai+2

El sistema All-Mode 4x4 suma un coste de 3.000 euros a las versiones del Qashqai+2, una cifra que nos obliga a plantearnos bien el uso que vamos a hacer del vehículo ya que es posible que en muchos casos la variante 4x2 sea más que suficiente.

Como hemos comentado al principio, el Qashqai vale para todo por lo que no es de extrañar que sea un superventas. Esta versión además tiene siete plazas y tracción 4x4 así que su versatilidad aumenta y vale tanto para viajar con la familia como para hacer escapadas de ocio, convirtiéndose en un vehículo aún más práctico y polivalente.

Murano

Nissan Murano

El Murano es el más lujoso y elegante de los crossovers de Nissan. A finales del año pasado recibió una actualización estética para acercar su diseño al del Qashqai, especialmente en la parte trasera. El frontal sigue siendo personal y "diferente", con una gran parrilla y unos faros pequeños en relación al tamaño del coche.

En el habitáculo se percibe una atmósfera señorial. Desde luego el Murano está muy bien hecho y se percibe una agradable sensación de calidad, los ajustes son buenos y el tacto de los materiales también. Además hay una buena amplitud en todas las cotas, tanto en la fila de asientos delantera como en la trasera -su gran anchura tiene mucho que ver-. Por el contrario, el maletero no es demasiado grande teniendo en cuenta el tamaño del coche.

Está disponible con una mecánica de gasolina 3.5 V6 de 256 CV que deriva del motor del 370Z asociada a un cambio de variador continuo (CVT) y con un diesel 2.5 dCi de 190 CV con una transmisión automática de seis marchas. Esta segunda opción es la más racional y la que pudimos probar durante la jornada con los chicos de Nissan. También es la más económica de la gama ya que podemos tener un Murano 2.5 dCi 4x4 desde 43.150 euros (el gasolina sólo está disponible con el acabado más alto).

Sistema All Mode 4x4-i, la evolución

Nissan Murano

El Murano cuenta con una evolución de la tracción total que monta el Qashqai. Se trata del sistema All Mode 4x4-i de tracción integral inteligente con control electrónico. Como sucede en el caso del Qashqai, la tracción se envía a las ruedas delanteras y si se detecta una pérdida de tracción se manda par al eje trasero. Además, hay un interruptor en la consola central que nos permite bloquear el reparto de par de forma equitativa entre ambos ejes.

A diferencia del All Mode 4x4 convencional, el All Mode 4x4-i cuenta con varios sensores que monitorizan la velocidad de giro de cada rueda, el ángulo de dirección o las fuerzas laterales, entre otros aspectos, repartiendo el par entre ambos ejes cuando sea necesario. Es, por tanto, más efectivo que el sistema utilizado por el Qashqai.

Al volante

Nissan Murano

Comodidad absoluta. Da igual si circulamos por una autopista o por un camino roto, el Murano siempre trata a sus ocupantes con mucha suavidad y el confort es siempre excelente. La rumorosidad también es muy baja y apenas se percibe el ruido del motor, salvo que pisemos el acelerador a fondo.

El motor 2.5 dCi es muy progresivo y entrega la potencia de forma lineal y constante. El Murano no tiene unas prestaciones especialmente brillantes y esto se debe a que no está pensado para ser un coche con carácter deportivo sino un "corredor de fondo": Da lo mejor de sí realizando viajes largos siendo capaz de mantener ritmos de crucero elevados sin problemas, mostrando un gran aplomo y garantizando el acomodo y el bienestar de los ocupantes.

Nissan Murano

Fuera del asfalto el Murano cumple bien. No es un todoterreno puro y su peso y dimensiones puede ser un inconveniente en algunos terrenos pero lo cierto es que me ha sorprendido lo bien que va en caminos de dificultad media-baja. Hay que ir con un cierto cuidado sobre dónde nos metemos, eso sí, ya que en algunas zanjas es fácil que el spoiler inferior situado bajo el paragolpes delantero toque el suelo.

La suspensión filtra bien las irregularidades y hemos podido comprobar en algunos giros que cuando los neumáticos empiezan a deslizar levemente se aprecia un cierto empuje en la parte posterior que ayuda a mantener el coche dentro del camino.

Juke

Nissan Juke

No hay duda de que el Juke es diferente a todos los demás: O lo amas o lo odias, pero no deja a nadie indiferente. No es el coche más bonito del mercado pero sí que es atractivo a su manera, tiene mucho encanto.

Hasta hace muy poco el Juke carecía de versiones con tracción total pero el sistema 4x4 ha entrado por la puerta grande ya que se ofrece con el motor más potente de la gama, el gasolina 1.6 DIG-T de 190 CV. El Juke es otro modelo que ya había pasado por nuestra redacción con anterioridad, cuando probamos la versión 1.6i de 117 CV.

Tracción integral sensible al par
Ha sido el último del trío de crossovers de Nissan en recibir la tracción total y por ello cuenta con la variante más moderna del sistema All-Mode 4x4. Se trata de un sistema sensible al par y se denomina All-Mode 4x4-i TVC (Torque Vectoring Control).

Con respecto al All-Mode 4x4-i, este sistema funciona de manera que no sólo dosifica el par entre los dos ejes (hasta una proporción 50:50) sino que también lo reparte entre las ruedas del eje trasero (hasta una proporción 0:100) lo que ayuda a controlar mejor el subviraje o sobreviraje. En el siguiente video podéis ver con más claridad su funcionamiento:

Diversión sin límites

Nissan Juke

Con 190 CV, el pequeño Juke muestra su lado más divertido. Acelera mucho y bien, la suspensión es suficientemente firme como para tomar curvas rápidas a buen ritmo y su motor suena bien. Se agradecería una dirección más precisa y que transmita más información al conductor de lo que ocurre bajo las ruedas.

El carácter deportivo del Juke 1.6 DIG-T se ve limitado por la transmisión CVT al que está asociado. El cambio suaviza y retrasa las exigencias al acelerador, lo cual puede ser más eficiente desde el punto de vista energético pero resulta un poco frustrante a la hora de hacer una conducción decidida. Seguramente con un cambio manual el placer de conducción aumentaría considerablemente.

Nissan Juke

En conducción offroad es más capaz que otros modelos de su tamaño gracias a su tracción total y la altura libre de 180 mm le permite adentrarse en caminos fáciles pero en este tipo de vías no se muestra como un coche cómodo porque las irregularidades del terreno se dejan notar con claridad en el interior. El recorrido de la suspensión tampoco es muy grande aunque, hay que reconocer que es muy ágil.

Está muy equipado, es muy divertido y es atractivo pero es difícil que nos compense elegir la versión con tracción 4x4 porque su mayor hándicap es su precio de 26.050 euros, 3.500 euros más que la versión con tracción delantera y cambio manual que nos reportará las mismas satisfacciones.

Noticias relacionadas

Nissan Murano, Qashqai y Juke. 4x4 para todos - Toma de contacto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto