• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba Audi A1 Sportback 2019, preparado para el mundo digital

Su concepción urbanita no le obliga a renunciar a nada. La nueva generación del Audi A1 Sportback presume de un diseño con mucho carácter y una carga tecnológica sin precedentes en esta categoría. Ya lo hemos probado en su presentación internacional.

El diseño exterior del nuevo A1 tiene mucho carácter

La segunda generación del Audi A1 ya está aquí. El modelo más pequeño de Audi debutó en 2010 en el segmento B donde la presencia de las marcas premium es muy escasa. A pesar de la poca competencia, el nuevo modelo se lo ha tomado muy en serio y respecto a su predecesor mejora en todos los apartados. Es más maduro y versátil.

El A1 2019 dice adiós a la carrocería de tres puertas, algo en extinción en este segmento y que apenas se llevaba el 20% de las ventas del modelo anterior, decantándose por la practicidad de las cinco puertas. El nuevo Audi A1 Sportback ha crecido significativamente hasta alcanzar los 4,03 metros de longitud, lo que supone una ganancia de 56 mm adicionales respecto al modelo anterior.

El aspecto del utilitario alemán recuerda ligeramente al icónico Audi Sport Quattro de rallyes de los años 80. No sólo por sus formas angulosas sino también por detalles (que, por cierto, también ha utilizado el nuevo Audi R8 2019) como las tres rendijas planas bajo el borde del capó con reminiscencias de aquel modelo de competición. Un capó con unas grandes hendiduras que lo recorren longitudinalmente y que le sientan muy bien.

El acabado S line le sienta muy bien

Delante también destaca una exagerada parrilla que ocupa casi todo el frontal y que le otorga mucha personalidad pero, a mi modo de ver, con un diseño excesivamente recargado. El paragolpes integra unas aparentes entradas de aire laterales de un tamaño más que generoso que sin duda tienen un diseño más atractivo con el equipamiento S line al tener una moldura que mejora el conjunto.

Los faros LED opcionales tienen un diseño que, según Audi, está inspirado de alguna manera en el mundo de la náutica. Habrá que creerles. Los bellos pilotos posteriores LED son tridimensionales y siguen el patrón de los grupos ópticos delanteros. El paragolpes simula salidas de aireación en sus extremos y cuenta con un discreto difusor. Los modelos S line presumen de un spoiler de techo más voluminoso y la doble salida de escape cromada queda reservada para la versión más potente.

El lateral se caracteriza por los marcados pasos de rueda y dos tensos nervios, uno recorriendo la línea de las manillas y otro en la parte baja de las puertas. Los voladizos cortos y la baja altura (1,41 m) le dan un aspecto muy dinámico, especialmente con las taloneras específicas del acabado S line. Las opciones de llantas van desde las 15 a las 18 pulgadas.

El grueso pilar C aporta sensación de robustez aunque resta algo de visibilidad en algunas maniobras. Es un elemento que destaca mucho gracias a la diferenciación con el techo en color de contraste siguiendo la tendencia de los últimos años en este segmento. También pueden ser contrastados los retrovisores y las taloneras laterales.

El nuevo A1 Sportback permite elegir tres niveles de acabado exterior (básico, Advanced y S line) donde el S line acentúan el lado deportivo del coche. Para quien quiera subir la apuesta está la versión especial Epic Edition que brinda llantas de 18 pulgadas en color bronce, blanco o negro, techo, taloneras y retrovisores en negro, grupos ópticos delanteros y traseros oscurecidos y tanto el logo de la marca como la nomenclatura del modelo van en color negro.

En la primera generación era un coche ‘mono’, ahora su apariencia es muy agresiva

Audi también propone tres acabados interiores (Advanced, Design Selection y S line) que pueden combinarse con total libertad con los tres exteriores. Tiene sentido porque su principal rival es MINI que siempre ha tenido el as de la individualización bajo la manga. Ahora Audi quiere jugar esa liga contra el británico fabricado por BMW ofreciendo una gran personalización para su nuevo A1.

Los trazos angulosos de la carrocería se trasladan al habitáculo, notándose ese estilo especialmente en los paneles de puerta o en el cuadro de instrumentos. Una instrumentación totalmente digital de serie en toda la gama mediante una pantalla de 10,25 pulgadas que, de manera opcional, amplía el abanico de informaciones suministradas con el sistema Audi Virtual Cockpit.

El salpicadero brinda una calidad visual muy elevada, pero no se confirma al tacto. La parte superior está ligeramente acolchada pero el resto es plástico duro salpicado con detalles de color. El frontal del salpicadero recurre al negro piano, extendiéndose por la pantalla multimedia y las enormes salidas de ventilación del lado del acompañante.

Atmósfera 100% Audi

Todo está dirigido hacia el conductor y la atmósfera es acogedora, especialmente con el paquete opcional de iluminación ambiental que aporta acentos de luz LED configurables en 30 colores diferentes. El volante es similar al de los modelos más costosos de Audi, nada que reprochar aquí.

A nivel tecnológico poco tiene que envidiar a sus hermanos de mayor tamaño, aunque para tener el equipamiento más puntero habrá que pasar por caja. De serie se incluye el sistema MMI radio con pantalla de 8,8 pulgadas pero en la lista de extras encontramos el apetecible sistema MMI Navegación Plus con pantalla táctil de 10,1 pulgadas. Cuenta con un navegador dinámico con detallados mapas en 3D, los servicios online de Audi Connect y conectividad con Android Auto y Apple CarPlay.

Además del sistema de infoentretenimiento, el miembro más urbanita de Audi también pone a disposición de los ocupantes del vehículo una base de recarga inalámbrica del smartphone, dos interfaces USB (USB-A y USB-C) e incluso un magnífico sistema de audio Bang & Olufsen con 11 altavoces y 560 vatios, siendo el nuevo A1 el único del segmento que ofrece una experiencia auditiva 3D.

El sistema MMI Navegación Plus es el mejor equipo multimedia que podemos encontrar en el segmento B

Las plazas delanteras proporcionan un buen espacio para los ocupantes. Atrás, el aumento de longitud redunda en una habitabilidad superior al modelo precedente. Las limitaciones en cuanto a espacio para las rodillas y la para la cabeza (con 1,41 m de altura es el modelo más bajo del segmento B) limitan el uso confortable a pasajeros que superen el 1,80 m de estatura.

Con respecto al modelo anterior la capacidad de carga ha aumentado notablemente con 65 litros adicionales. Así, el nuevo A1 Sportback propone un maletero de 335 litros que ya supone un volumen por encima de la media de este segmento. El respaldo de los asientos traseros se puede abatir para aumentar el espacio hasta los 1.090 litros.

La gama del urbanita alemán sólo contempla mecánicas de gasolina, todas ellas con turbo, inyección directa y filtro de partículas. El diésel poco a poco va quedando desterrado de este segmento. En el lanzamiento de modelo sólo estará disponible el 30 TFSI de 116 CV. A finales de diciembre o principios de enero las opciones se ampliarán en el mercado español con la llegada del 25 TFSI de 95 CV que supone la versión de acceso, el 35 TFSI de 150 CV con sistema de desactivación de cilindros (CoD) y el tope de gama 40 TFSI de 200 CV.

MotorTipoPotenciaPar
25 TFSI 3 cilindros 1.0 95 CV 175 Nm
30 TFSI 3 cilindros 1.0 116 CV 200 Nm
35 TFSI 4 cilindros 1.5 CoD 150 CV 250 Nm
40 TFSI 4 cilindros 2.0 200 CV 320 Nm

En todos los casos la tracción llega al eje delantero así que no hay posibilidad de tener la icónica tracción Quattro a pesar de que se está trabajando en una variante con estética crossover. Donde sí se amplían las posibilidades es en el apartado de transmisiones con opción de equipar un cambio manual de cinco marchas (25 TFSI) o de seis (30 TFSI y 35 TFSI) o una caja automática S tronic de seis velocidades (40 TFSI) o siete (25 TFSI, 30 TFSI y 35 TFSI).

El cambio S tronic permite un uso secuencial mediante levas tras el volante y puede asociar un asistente de velocidad adaptativo con función de parada y arranque automáticos. Es una buena opción a tener en cuenta por su comodidad y rapidez. La caja manual, por su parte, destaca por su suavidad haciendo que su uso sea muy agradable.

La suspensión recurre al clásico McPherson delante y barra de torsión en el eje trasero para todas las versiones. Para la suspensión hay tres configuraciones posibles: suspensión de serie, suspensión deportiva y suspensión deportiva con amortiguadores ajustables. Esta última se ofrece dentro del paquete Performance que también incluye un sistema de sonido activo que hace más sugerente (quizá exagerando demasiado) el ruido del motor mediante los altavoces del habitáculo.

El A1 Sportback 30 TFSI será la versión más buscada

En el apartado dinámico también brilla la buena capacidad de frenada. El A1 40 TFSI va bien servido con unos discos de 312 mm delante y 272 mm detrás. El resto de versiones se conforman con 276 mm y 230 mm respectivamente, aunque con el paquete Performance pueden montar los discos de su hermano mayor y pinzas de color rojo.

El coche muestra muy aplomado en todo momento y con un guiado fiel a la dirección. La apuesta por la seguridad queda clara al ofrecer gadgets de serie en toda la gama como el un asistente de frenada Audi Pre Sense Front que detecta vehículos, peatones o ciclistas por delante del coche, el aviso de salida de carril o el limitador de velocidad.

A pesar de su tamaño, el Audi más pequeño de la gama se muestra como un buen rutero. En ciudad se mueve con agilidad y además facilita el estacionamiento ofreciendo una cámara trasera que no estaba disponible en el modelo precedente. Además puede equipar el asistente de aparcamiento Audi Park Assist que sirve para estacionamientos en línea o en batería.

El maletero tiene un práctico doble fondo

La versatilidad aumenta con la incorporación del sistema Audi Drive Select opcional, que propone cuatro programas de conducción (auto, dynamic, efficiency e individual). De esta manera se ajusta de la manera deseada parámetros como la respuesta del motor, la transmisión, la dirección, los amortiguadores o el sonido activo.

Durante el evento de presentación tuve oportunidad de conducir las versiones 30 TFSI con cambio manual y 40 TFSI S tronic. Con 116 CV, el A1 Sportback 30 TFSI se postula como la variante que conquistará a una mayor cantidad de público y tiene mucho sentido porque es muy equilibrado: es la compra más racional.

Por su parte la versión de 200 CV promete muchas alegrías sobre el papel pero me ha dejado un sabor agridulce porque al A1 Sportback 40 TFSI le falta contundencia. Es capaz de ganar velocidad con mucha facilidad pero se agradecería más picante. Se nota que el chasis puede con esa caballería y con más ¿Veremos un nuevo Audi S1 Sportback con ese perfil más radical?

Si las prestaciones tienen un gran peso en la decisión de compra, en lugar del 40 TFSI quizá merezca la pena conformarse con el A1 Sportback 35 TFSI que con 150CV tampoco va mal servido y además tiene un sistema de desconexión de cilindros que beneficia la eficiencia del propulsor.

El nuevo A1 se fabrica en España

El utilitario de Audi es el primer modelo de corte premium del Grupo VAG en emplear la plataforma MQB A0, la misma que ya emplean el Volkswagen Polo, el SEAT Ibiza y los crossovers Volkswagen T-Roc y SEAT Arona. La vinculación con la marca española se ha incrementado ya que la nueva generación del A1 se fabrica en Martorell, en la planta de SEAT, en exclusiva para todo el mundo. El modelo anterior se producía en Bruselas.

El nuevo Audi A1 Sportback 2019 se lanza al mercado con un precio de partida de 21.940 euros para la versión 30 TFSI. Cuando esté disponible el 25 TFSI de acceso la tarifa se reducirá pero seguirá siendo uno de los coches más caros del segmento. Además, la larga lista de extras (que tampoco resultan económicos) incrementa aún más el precio final.

La etiqueta premium se paga pero a cambio también se disfruta del que es el coche más completo del segmento B. El equipamiento es extraordinario, propio de categorías superiores, las cualidades dinámicas son notables y la exclusividad de su imagen es innegable. El nuevo A1 Sportback es una golosina muy deseada pero que no todos los presupuestos permite.

Nota: 8.4

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto