¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba BMW M340i xDrive Touring First Edition, exclusividad en familia

    10
    La motorización más extrema del Serie 3 Touring llega bajo la nomenclatura M340i xDrive

    Sí, BMW ha confirmado que el ansiado M3 Touring está horneándose, pero como la espera desespera, hoy probamos el modelo más prestacional de la variante Touring del Serie 3, el denominado M340i xDrive Touring, a lo que podemos añadir un exclusivo acabado First Edition, el cual tendrá una tirada limitada a nivel global de tan sólo 340 unidades.

    Decir que la deportividad y BMW siempre han ido de la mano, no es decir ninguna locura. Desde las primeras andanzas de la marca siempre se han diferenciado de sus principales competidoras alemanas, ofreciendo ese toque de picante que no podías encontrar en otras marcas salvo que te decantases por sus modelos más radicales. Bien es cierto que en BMW han aprendido la lección y se han dado cuenta que no todo el mundo necesita aptitudes deportivas, y ha creado modelos más lógicos como el BMW 116d que probamos hace unas semanas junto a su nueva tracción delantera. Pero en Múnich, en el centro de mando de la marca, siguen guardando a un grupo de locos en una sala donde dan vida a sus creaciones con el sello de la M.

    Estos locos son los que nos han hecho amar a la marca bávara con sus excentricidades. Pero por muchas locuras que hagan estas personas, desgraciadamente nunca hemos podido disfrutar de un auténtico purasangre como un BMW M3 Touring, aunque hace apenas unos días, desde la marca anunciaron oficialmente la puesta a punto de tan ansiada carrocería. Pero mientras la espera desespera, en BMW han sabido curarse en salud y han presentado al mundo el modelo más prestacional con este tipo de carrocería hasta la llegada del M3: el BMW M340i xDrive Touring.

    La estética del Serie 3 Touring es más que atractiva, pero la del M340i con este acabado es directamente brutal

    El BMW Serie 3 es un modelo que ya bien conocemos en Motor.es. Por nuestras manos ha pasado en sus dos variantes de carrocería, tanto berlina como familiar, aunque con motorizaciones, eso sí, mucho más lógicas y apetecibles para el gran público. Pero ahora ha llegado el momento de ponernos tras el volante de la motorización más prestacional.

    Pero una de las características principales de este vehículo, además de sus prestaciones más que buenas, es el acabado que monta. Denominado First Edition, este es una tirada limitada a tan solo 340 unidades para todo el mercado mundial. Entenderéis ahora el entusiasmo pertinente que hay que demostrar ante tan exclusivo vehículo, pero ¿qué tiene de especial este acabado?.

    La exclusividad del First Edition

    Pues, sin lugar a dudas, una de sus mejores bazas por supuesto, es su gran exclusividad. Apenas 340 unidades para todo el globo, lo convierten nada más salir del concesionario en un objeto de deseo para coleccionistas o entusiastas de la marca, y no únicamente por lo exclusivo del modelo, sino también por su atractiva, imponente y agresiva estética.

    Unos parachoques más prominentes y detalles en negro, son los que le dan esta imagen tan impactante al M340i xDrive Touring

    Con un simple vistazo al exterior del modelo ya podremos percatarnos fácilmente de que este no es un Serie 3 Touring convencional. Decorado con el color denominado Frozen Dark Grey met en acabado mate, le otorga el punto perfecto de agresividad. También destaca por unas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas con radios dobles, unos frenos deportivos M Performance junto a un difusor trasero de carbono, estos dos últimos han sido extraídos directamente del catálogo de accesorios M Performance.

    Aunque estéticamente, de por sí, el M340i es fácilmente identificable y distinguible de un Serie 3 Touring convencional. Unas prominentes entradas de ventilación en el parachoques delantero o unos riñones con un diseño interior propio, hacen que en cuanto veamos este coche sepamos que no estamos ante un modelo de entrada. Si miramos la zaga, podemos decir que es donde este M340i más puede pasar desapercibido, ya que lo que realmente lo hace diferenciarse de sus hermanos de gama, son sus dos salidas de escape en forma trapezoidal (una a cada lado) y el anagrama del nombre del modelo situado a la derecha del portón del maletero.

    Tan solo 340 unidades de este First Edition verán la luz para todo el mercado mundial

    Pero como estamos ante una edición de tirada limitada, sus golosinas no se iban a centrar exclusivamente en el apartado estético exterior del coche, ya que el interior posiblemente es donde se han adoptado la mayor parte de accesorios exclusivos, y sí, la tapicería es sin lugar a dudas el punto álgido de esta configuración donde podemos sacar a relucir la clásica frase de “o te encanta o lo odias”, personalmente yo era muy escéptico a que me gustase dicho interior, pero debo decir que en directo gana mucho y acabé por convertirme en el primer grupo.

    El interior de este First Edition puede enamorar o ser odiado

    Pero, ¿qué tiene de especial este tapizado?. La combinación de colores es, cuanto menos, curiosa. Recubriendo los asientos, salpicadero y paneles de las puertas, encontramos un cuero BMW Individual de primerísima calidad en tonalidades Silverstone/Fjordbluecon (blanco y azul), terminados con pespuntes en color Kyalami Orange (naranja). Lo dicho, curioso cuanto menos. Y aunque puede sonar a una combinación de colores un tanto extraña, lo cierto es que le sentaba como anillo al dedo a este BMW M340i xDrive Touring.

    El nivel de aditamentos no se queda ahí. Por si nos olvidamos de lo que llevamos entre manos, en el salpicadero del vehículo, la marca ha tenido a bien colocarnos un pequeño anagrama donde se lee “First Edition 1/340”. Toda una declaración de intenciones. Pero por si fuera poco, también han añadido un buen puñado de accesorios sacados del catálogo de extras, como la suspensión M adaptativa, el acceso confort, los asientos delanteros calefactados y con soporte lumbar, Parking Assistant, el sistema de sonido HiFi, la carga inalámbrica para nuestro smartphone o el punto de acceso Wi-Fi.

    En el apartado tecnológico más visual, encontramos las dos pantallas principales ubicadas en el salpicadero. La primera y más destacable, la dedicada al info-entretenimiento, tiene un tamaño de 10,25 pulgadas, tecnología táctil y conectividad Apple CarPlay. Su intuitivo funcionamiento y fluidez, hacen de este sistema uno de los que mejor reconocimiento tienen. Cabe la posibilidad de manejarlo, como he dicho, a través la tecnología táctil, vía el iDrive ubicado en el túnel central, justo al lado de la palanca de cambios y/o a través de nuestra voz con el propio asistente del vehículo.

    El puesto de mando es típicamente BMW, mucha tecnología y todo al alcance de la mano

    En segundo lugar, el cuadro de instrumentos digital al que BMW llama Live Cockpit Professional. Realmente es el mismo cuadro que ya hemos conocido en otros modelos como el Serie 1 o el brutal Serie 8, y en todos tiene el mismo inconveniente: tiene poco sentido. Y a esto me refiero que su nivel de personalización es inexistente, no tiene mucho más rango de personalización que si tuviésemos delante un cuadro analógico. Ya que podemos gozar de las ventajas de este tipo de tecnología, BMW debería haberlas aprovechado y exprimido al máximo. En cuanto a visualización tiene un brillo extraordinario, ya que aunque haya momentos de luz intensa, no resta visibilidad a los datos que este nos aporta, así que por ese apartado, muy bien.

    Un deportivo familiar

    ¿Es difícil conjuntar utilidad y deportividad?, según BMW no. Desde hace años, Audi, marca que rivaliza directamente con la BMW, lleva poniendo a sus vehículos de corte familiar en la más alta estratosfera de vehículos prestacionales. Por supuesto, BMW no iba a ser menos. Con una habitabilidad más que buena en todas las plazas del vehículo, destaca principalmente por un generoso maletero (que no es de los más grandes del segmento, todo sea dicho), con un volumen máximo de 495 litros, el cual puede aumentar hasta los 1.500 litros en caso de que abatamos la fila de asientos trasera en proporción 60:40 o 40:20:40, en función de la distribución escogida de fábrica. Esta maniobra puede llevarse a cabo a través de unos tiradores ubicados junto a la boca de carga del maletero o desde los propios asientos.

    La segunda fila goza de un espacio más que suficiente para viajar dos personas con cuantiosa comodidad, ya que el respaldo del asiento central se convierte en un útil reposabrazos con portalatas integrado. Es precisamente por esto último por lo que esta plaza central no es la más recomendable ni la más cómoda para hacer un largo viaje, aunque en caso de precisarla, no es de las peores del mercado, por lo que podría hacerse un recorrido medio sin mayores problemas. El espacio para las piernas es más que notorio, al igual que el que encontramos para la cabeza. Personas de una gran estatura no tendrán ningún problema en este Serie 3 Touring.

    El anagrama "First Edition 1/340" nos recuerda lo exclusivo de este modelo

    Pero como ya hemos visto, la habitabilidad y el espacio de carga es más que bueno, vayamos ahora al apartado mecánico, ya que es posiblemente el punto álgido de este BMW. Bajo el capó ruge un motor de 6 cilindros en línea y 3 litros de cilindrada capaz de erogar una potencia máxima de 374 CV distribuidos a ambos ejes a través de la tracción total xDrive. La caja de cambios automática deportiva posee un total de 8 relaciones y capacidad de cambio en modo secuencial a través de las levas ubicadas tras el volante o desde la propia palanca del cambio.

    Prueba dinámica del BMW M340i xDrive Touring

    El BMW Serie 3 siempre se ha caracterizado por tener una dinámica excelente en todo tipo de situaciones. En nuestra primera prueba al nuevo Serie 3 Touring, lo hicimos de mano de la variante 320d xDrive, posiblemente la versión más sensata y equilibrada de todo el catálogo. Esta unidad nos dejó un gran sabor de boca, pero, ¿superará esta versión deportiva al más lógico de los Serie 3?. Vamos a comprobarlo.

    En primer lugar y debido a las restricciones que llegan directamente desde Europa, los modelos más deportivos de la marca de Múnich han tenido que minimizar su impacto acústico, esto puede que repercuta negativamente para algunos interesados o entusiastas de la marca, pero donde Europa no ha podido meterse ha sido en la dinámica del coche, y esto puede llegar a paliar de manera generosa lo mencionado anteriormente.

    El acabado mate de la carrocería le da el toque distintivo definitivo

    Sí, el M340i Touring va de cine. Es todo lo que esperarías de un modelo de su talla. Una vez subimos de las 3.000 revoluciones el sonido se vuelve mucho más contundente, aunque sí es cierto que si nos vemos necesitados de mayor sonoridad, podemos recurrir al ya clásico modo “Sport”, donde este BMW se vuelve mucho más sensible ante todo. El tacto del pedal del acelerador se vuelve mucho más contundente, y su respuesta, inmediata. La aguja de las revoluciones sube y sube hasta codearse con las 7.000 vueltas.

    La tracción xDrive hace genial su trabajo y nos guía por la trazada correcta en todo tipo de situaciones. ¿Sientes que has entrado un poco pasado en la curva?, tranquilo el propio coche te ayudará a que te sientas un grandísimo piloto. La dirección tiene un punto de suavidad que en ocasiones desearías que no existiese. Tiene un guiado excelente, pero en cuando a transmisibilidad, no es la mejor que BMW nos ha dado, pero debemos pensar que este no es un coche que sea pensado 100% para la deportividad, para esto deberemos esperar al M3, sino más bien para todo tipo de usos y situaciones.

    Un alto nivel de practicidad para el día a día y la posibilidad de rodar rápido en un trackday. La doble cara del M340i xDrive Touring por la que tan bien se caracteriza.

    Y a esto de “todo tipo de situaciones” me refiero a que este M340i puede ser una auténtica bestia esperando a ser domada o un tranquilo felino que cumplirá tus órdenes siempre y cuando cumplas tu parte de ser un buen compañero. Si situamos el selector de modos en el llamado “Comfort” hallaremos un cómodo y práctico familiar con el que movernos con soltura tanto por la ciudad como fuera de ella.

    Dos prominentes salidas de escape en forma trapezoidal ponen su sello personal a esta motorización

    En cuanto a consumos, oficialmente esta motorización homologa una media de 8,2 litros/100 km en ciclo WLTP, lo cual no se aleja demasiado de la cifra real obtenida en una circulación normal. En entorno urbano si somos cuidadosos con el pedal del acelerador, podremos llegar a sacar una cifra de unos 9 litros de consumo medio. En caso de que nuestra circulación nos lleve por autopista será fácil que veamos bajar de los 8 litros el medidor. Aunque en caso de querer darnos un respiro y hacer una circulación algo más espiritosa, debemos esperar que la cifra se aproxime más a los 11 litros, y no con demasiada dificultad.

    La suspensión adaptativa hace bien su trabajo, y es capaz de camuflarnos decentemente los tediosos baches de nuestras ciudades o hacernos trazar una curva de manera limpia y bastante plana. Si bien, en modo “Comfort” no es la más suave y llevadera que hemos conocido, sí que es considerablemente cómoda tratándose especialmente de la alternativa con más deportividad del catálogo.

    A la mencionada buena comodidad de esta suspensiones, también ayudan sus asientos que envuelven al cuerpo de forma notable en todas sus formas. El reglaje lumbar también incluye la regulación de la anchura del mismo, siendo corregida a través de las aletas del propio sillón, dejándonos con una sujeción lateral para todo tipo de fisionomías. Este apartado es especialmente bueno para cuando queramos deleitarnos sobre un asfalto algo más revirado.

    Por supuesto, conjuntado con los faros Láser que BMW tiene en su catálogo

    Por último cabe la mención especial a la caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones, la cual no podemos catalogar de menos que de auténtica maravilla. Es suave cuando debe serlo y es especialmente rápida en todos los cambios cuando se le pide que lo sea. Las reducciones son particularmente rápidas en caso de llevar el coche en modo secuencial. En momentos como en las salidas de un semáforo, en muchas ocasiones algunas cajas de cambios de otras marcas, pecan de ser muy bruscas y hacen imposible la labor de salir con calma y tranquilidad, u otras hacen exactamente lo contrario. En esta ocasión no es así y nos otorga un tacto sobresaliente y muy equilibrado en todo tipo de casos. Esta transmisión se equipa de serie junto con la variante M340i.

    Conclusión y precios

    Como conclusión a esta prueba sólo puedo darle mi más sincero aplauso y enhorabuena a BMW. Lo han vuelto a hacer. Este coche podríamos decir que es redondo en cuanto a todas y cada una de sus especificaciones. Sirve para absolutamente todas las situaciones y, por qué no decirlo, se ve sencillamente espectacular, y no sólo lo digo por este exclusivo acabado, sino por todo. Una vez más mi más sincera enhorabuena a BMW y a su panda de locos que nos siguen haciendo soñar.

    Pero llega el arduo momento de hablar de lo que menos nos gusta: los precios. Y sí, este BMW no es apto para todos los bolsillos. De hecho, el BMW M340i xDrive Touring, lo podremos adquirir por un precio base de 75.300 euros, según el configurador oficial de la marca. Para la versión First Edition que tenemos hoy aquí, la marca aún no se ha pronunciado acerca de su precio pero, por hacernos una leve idea, si configuramos el vehículo lo más cercano posible a este, nos sale un precio de 86.000 euros. Ya vemos en qué terrenos nos estamos metiendo.

    El BMW M340i xDrive Touring, nos proporciona practicidad y deportividad a partes iguales
    Prueba BMW M340i xDrive Touring First Edition, exclusividad en familia