• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba Mercedes Clase X, llega el pickup premium con carácter SUV

Nos hemos puesto al volante del nuevo Mercedes Clase X para comprobar de lo que es capaz en carretera y conducción offroad​. El primer pickup premium del mercado llega con algunas cualidades inéditas en este segmento. Te lo enseñamos en video.

El nuevo Mercedes Clase X supone la entrada de la marca alemana en el segmento de los pickups con la intención de llegar a nuevos clientes. A priori puede parecer que las características tradicionales de un pickup (robusto, resistente, capaz) no encajan demasiado con la imagen del fabricante de Stuttgart, que es bien conocido por sus turismos elegantes y lujosos. Pero no hay que olvidar que en su gama también tiene cabida el legendario Clase G y muchos vehículos industriales como furgonetas, furgones e incluso camiones.

Para adentrarse con paso firme en este segmento, Mercedes se ha buscado un aliado con una buena experiencia aquí: Nissan. La base sobre la que se asienta el Clase X es el Nissan Navara, uno de los iconos de la categoría. Hay un tercer modelo que comparte base con estos dos y es el Renault Alaskan. Mercedes ha dotado a su modelo de su propia personalidad, unos ajustes técnicos específicos, una terminación más refinada y un mayor equipamiento.

Nuestro primer contacto con el Mercedes Clase X incluyó un exigente circuito offroad

La gama del Clase X tiene tres acabados denominados Pure, Progessive y Power. La variante más básica es la Pure y decididamente busca ser una herramienta de trabajo, una bestia de carga donde prima la funcionalidad. Empresas y servicios públicos pueden ser los principales clientes de esta variante.

El acabado Power supone el otro extremo de la balanza. Es la versión más equipada, confortable, que puede interesar a familias que busquen una alternativa a los tradicionales SUV grandes. Previsiblemente, la versión Progressive concentrará el mayor volumen de ventas. Es el punto medio para quien lo necesita tanto para trabajo como para ocio o para quien tiene un lado aventurero y practica actividades al aire libre.

Versión Power (en primer plano) junto con la versión Progressive

El primer pickup con imagen premium

El frontal llama la atención y es inconfundiblemente Mercedes. El capó con resaltes, la gran parrilla con la doble moldura horizontal o el diseño de los faros (de LED en el acabado Power) siguen los cánones de belleza de los Mercedes más actuales. El paragolpes delantero delata rápidamente cada versión porque es negro para el Pure, del color de la carrocería para el Progressive y del color de la carrocería con detalle cromado para el Power.

El lateral prácticamente calca la silueta del Navara y evidencia la larga batalla de 3,15 m. La trasera es la parte más insulsa de su diseño exterior, con sencillos pilotos que recurren a la tecnología led en algunas (no todas) de sus funciones y un paragolpes que integra un práctico peldaño que facilita el acceso a la zona de carga. El Clase X puede vestir nueve colores para el exterior y una variedad de llantas de aleación de 17, 18 y 19 pulgadas.

La caja está bien resuelta. Mercedes ofrece diversas opciones para cerrarla (cubiertas rígidas o deslizantes, techo alto completo, separadores de carga, barras, etc)

Obviamente, detrás el protagonismo es para la caja, que es igual para todas las versiones porque todas las versiones son de cabina doble. Tiene una buena capacidad, con 1,59 m de largo y 1,56 m de ancho. En la superficie diáfana se puede cargar hasta 1.042 kg de peso y disfruta de unas prácticas guías de fijación para sujetar la carga además de un enchufe de 12 voltios en un lateral.

El habitáculo es acogedor y espacioso, con un salpicadero con un diseño en disposición horizontal con una gran moldura de plástico con efecto pixelado negro mate, efecto aluminio con rectificado longitudinal o efecto madera veteada marrón mate. Las opciones de individualización quedan patentes, además de por las diferentes molduras, por la posibilidad de equipar seis tapicerías para los asientos (incluyendo dos símil de cuero en negro o en marrón nuez), por los difusores de color negro de alto brillo o silver shadow y los dos tipos de tapizados del techo.

Hay algunos elementos ya conocidos de otros modelos de Mercedes como la instrumentación o el sistema multimedia Comand Online con pantalla de 8,4 pulgadas, la más grande del segmento. También tenemos un amplio equipamiento de confort, de serie u opcional, como el acceso y arranque sin llaves, el volante multifunción forrado en napa, el climatizador bizona, el equipo de sonido con 8 altavoces, los asientos delanteros calefactados con ajustes eléctricos o un sistema de cámaras de 360 grados, tremendamente útil en un coche enorme que mide 5,34 metros de longitud.

Un habitáculo más refinado que sus rivales, aunque la presencia de plástico sigue siendo abundante

A pesar de todas las cosas que puede llevar, que son muchas, eché en falta que se pueda regular el volante en profundidad, algo que condiciona a la hora de buscar una posición de conducción adecuada. Este ajuste ni siquiera se puede poner como elemento opcional en ninguna versión.

Los asientos traseros brindan espacio suficiente para pasajeros de hasta 1,80 m de estatura, son mullidos aunque el respaldo está en una posición más vertical que la de una berlina. Hay puntos de fijación Top-Tether en las tres plazas y anclajes Isofix en las dos de los extremos para colocar sillitas infantiles.

El más confortable y equipado del segmento

La gama mecánica se compone de dos motores diésel de cuatro cilindros con 163 y 190 CV, que se corresponden con las versiones X 220 d y X 250 d respectivamente. Tienen una cilindrada de 2,3 litros y son los mismos propulsores que llevan el Navara y el Alaskan. Mercedes se guarda un as en la manga y es que a mediados de 2018 ampliará la gama con un diésel V6 con 258 CV que será el X 350 d. Palabra mayores.

Durante la presentación de este modelo pude conducir el X 250 d y tiene potencia más que suficiente para movernos con alegría. He quedado gratamente sorprendido con la contenida sonoridad que llega al habitáculo, incluso cuando se realizan aceleraciones notables.

La caja de cambios puede ser manual de seis marchas o automática de siete. La automática de los X 220 d y X 250 d es de tipo convertidor de par y es suave y agradable, una buena opción en la que merece la pena invertir los 1.805 euros adicionales que cuesta frente a la versión manual. El X 350 d ofrecerá una caja 7G-Tronic Plus con levas de cambio en el volante.

El Clase X se dirige a grupos muy diferentes de clientes: granjeros, constructores, servicios públicos, familias que tiene afinidad por todoterrenos premium, jóvenes atentos a las nuevas tendencias o aventureros aficionados al deporte

En cuanto a la tracción, según la versión escogida hay variantes con tracción trasera, que resultan más económicas (1.565 euros menos) que sus homólogas 4Matic. Los X 220 d y X 250 d pueden montar una tracción total conectable. Este sistema de tracción integral no tiene diferencial central así que no podemos tener tracción a las cuatro ruedas de manera permanente: hay que seleccionarla, siempre que rodemos a menos de 100 km/h, cuando circulamos por un terreno abrupto o con poca adherencia. El X 350 d se reserva una tracción total permanente.

Todos los Clase X con tracción a las cuatro ruedas 4Matic llevan reductora y, de manera opcional, pueden montar un diferencial trasero bloqueable (por 595 euros) para superar obstáculos complicados. Así que las capacidades offroad son buenas porque tiene buenos ángulos y la altura libre al suelo es de 20 cm, aunque se puede llegar a los 22 cm si montamos una suspensión opcional.

El Clase X es un coche con un gran confort de marcha siendo indudablemente de los mejores del segmento en este sentido. Una de la claves es su suspensión trasera. En lugar las ballestas que suelen llevar todos los pickups, que provocan muchos rebotes y oscilaciones cuando la caja está vacía, el Clase X ha recurrido al bastidor clásico de chasis rígido de tipo escalera pero con una suspensión trasera de eje rígido con un esquema multibrazo y muelles helicoidales.

La suspensión trasera es una de las claves del nuevo pickup de Mercedes

Esta configuración también la llevan el Navara y el Alaskan, aunque la marca alemana tiene un ancho de vías 7 cm mayor y sus propios ajustes de amortiguadores y muelles. El pickup de Mercedes se muestra muy asentado en todo momento y proporciona una gran sensación de velocidad incluso circulando a velocidad de autopista. Cabe recordar que desde el último cambio normativo los pickups ya pueden circular a una velocidad máxima de 120 km/h, antes estaban limitados a 90 km/h.

En resumen, el Mercedes Clase X promete una imagen nueva ya que por primera vez hay un pickup de corte premium. Resulta muy satisfactorio por su confort de marcha, el mejor de este segmento ofreciendo prácticamente las mismas sensaciones de conducción que un SUV. Otro punto positivo es el amplio abanico de sistemas de seguridad y de confort, varios inéditos en la categoría, con la salvedad de la falta una regulación en profundidad del volante, algo que en algunos casos puede complicar encontrar una posición cómoda.

Estas características tienen un precio, y no es bajo. La tarifa del Clase X está por encima del resto de modelos de la categoría. En su versión más básica cuesta algo más de 37.000 euros pero las versiones 4Matic superan los 44.000 euros, precio al que hay que añadir el coste de los extras que se deseen añadir. El nuevo Mercedes Clase X, un modelo que se fabrica en Barcelona para todos los mercados europeos además de para Australia y Sudáfrica, ya está en los concesionarios.

Nota: 8.3

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto