¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Prueba del Nissan Juke Hybrid, el motor que necesitaba

Prueba del Nissan Juke Hybrid, el motor que necesitaba
Por fuera, además de la parrilla poco ha cambiado.
Carlos González
Carlos González6 min. lectura

El Nissan Juke Hybrid es la versión que le hacía falta al modelo: un motor híbrido con más potencia, consumos más ajustados y una respuesta más ágil, sobre todo, en el uso urbano. La mayor pega es que el maletero se ve afectado.

El Nissan Juke se estrenó en el año 2010 con la intención de seguir los pasos del Qashqai, un éxito del segmento C. Pero en un formato más pequeño, con un diseño atrevido y un tacto en la conducción más puro. Su segunda generación, que es esta, llegó en el año 2020 con un tamaño más grande, un diseño igualmente apartado de lo habitual y una llamativa mejora en la calidad de su interior. Pero ahora, por fin, es híbrido.

Es una mecánica que, por el contexto que vivimos en Europa, el Nissan Juke la pedía a gritos desde hace tiempo. Y además, la alianza entre Nissan-Renault-Mitsubishi la tiene disponible desde hace tiempo y la comercializa en el Captur. Han tardado, pero finalmente ha llegado el Nissan Juke Hybrid. Y más que cualquier otra cosa, se trata de un lanzamiento conveniente.

Qué hay de nuevo en el Nissan Juke Hybrid frente al resto de versiones

En el Nissan Juke Hybrid vamos a encontrar de nuevo una parrilla delantera diferenciada, una serie de insignias -en los laterales y la trasera- en las que se puede leer el texto 'Hybrid', unas nuevas llantas de diseño aerodinámico en hasta 19 pulgadas como máximo y una nueva pintura metalizada, de color azul. Además de esto, sobre todo, en el interior contamos con un nuevo cuadro de instrumentos y también con la tecnología e-Pedal. Pero la novedad fuerte, en realidad, es el motor en sí mismo.

Es un motor 1.6 litros conectado a una batería de iones de litio de 1,2 kWh de capacidad, y junto a un motor eléctrico. El motor eléctrico -son dos, en realidad- está asociado a la mecánica de combustión interna por un nuevo sistema de transmisión con seis relaciones; dos para el sistema eléctrico y cuatro para el sistema térmico. Y en esto se ha trabajado especialmente, con la intención de suavizar las transiciones entre velocidades para intentar prestar las sensaciones que presta un coche eléctrico.

Sobre el papel, el Nissan Juke Hybrid nos promete una diferencia de un 25% más de potencia y un consumo un 20% inferior. La realidad es que esta combinación de dos motores eléctricos, una gran batería eléctrica refrigerada por líquido y un motor térmico produce 143 CV y un consumo que ronda los 5,5 L/100 km según la prueba que nosotros hemos podido llevar a cabo. Pero no es oro todo lo que reluce porque, por ejemplo, el maletero se queda en 354 litros de capacidad.

El maletero es el mayor perjudicado de la hibridación del Juke.

¿Una buena opción? Más bien, la opción

El Nissan Juke Hybrid habría sido, dentro de la gama de este SUV, una buena opción que recomendaríamos. Eso habría sido así algunos años atrás, pero a día de hoy es más bien la opción por la que se debe optar. Al menos en la mayoría de los casos, teniendo en cuenta que un B-SUV está enfocado a pasar buena parte de su tiempo en la ciudad. Y allí nos es conveniente una mecánica híbrida -aunque no enchufable- ya no solo por sus mejores consumos, sino más bien por la etiqueta de la DGT.

A pesar de que el sistema híbrido hace que el Nissan Juke Hybrid gane algo de peso, como es evidente, lo cierto es que sigue siendo un coche ágil a todos los niveles. De hecho, es notable el aumento de potencia y, sobre todo, se agradece la respuesta inmediata del sistema eléctrico. Ahora es todavía más nervioso y sigue teniendo un tarado de suspensión algo más rígido que cualquiera de sus rivales dentro del segmento B-SUV. En este sentido, aunque es cuestión de gustos, es una de las opciones preferidas.

La introducción del e-Pedal no es muy significativa. En el Nissan Leaf nos permite la conducción con un único pie la mayor parte del tiempo. En el Nissan Juke Hybrid, sin embargo, el sistema funciona de una manera mucho más suave y progresiva. Por eso, aunque sí que se produce algo de retención cuando soltamos el acelerador, ni mucho menos le podemos confiar a este pedal la detención completa del coche. Puede ayudarnos a reducir la fatiga en la conducción, pero no es tan práctico como en el Nissan Leaf.

Las mejores ofertas para Nissan JUKE de ocasión

Nissan JUKE de segunda mano / Nissan JUKE de Km 0