¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Porsche Panamera 2017, todo lo que un Gran Turismo debe ser

16

Aunque su diseño parezca decir lo contrario, la nueva generación del Porsche Panamera lo ha cambiado todo con respecto a su predecesor. Estrena nueva plataforma, nuevos motores, nueva transmisión, nuevos equipamientos y soluciones de conectividad para ser el Gran Turismo de referencia. Ya lo hemos probado.

El nuevo Porsche Panamera 2017 ya está a la venta

A la hora de combinar dos conceptos como “berlina de representación” y “coche deportivo” el primer modelo que se viene a la mente es el Porsche Panamera. En 2009 la marca alemana supo combinar como nadie ambas facetas, a priori antagónicas, para crear un deslumbrante sedán que ya forma una parte gloriosa de su larga historia.

La segunda generación del Panamera ha mantenido su esencia de Gran Turismo de cuatro plazas con un comportamiento deportivo y el confort de una lujosa berlina. Aunque su aspecto exterior parezca decir lo contrario, la firma de Stuttgart no ha hecho una simple actualización sino que lo ha cambiado prácticamente todo para que siga siendo el rey entre este tipo de vehículos. Nueva plataforma, nuevos motores, nueva transmisión y nuevos equipamientos se esconden bajo su conocida figura.

A pesar de sus más de 5 metros de longitud mantiene una esencia coupé gracias a la caída del techo

Aires de familia

La gran berlina alemana tiene un diseño muy continuista, mostrando una evolución que le ha sentado bien porque mantiene la misma naturaleza pero gana en elegancia y modernidad. Los nervios del capó denotan anchura y dinamismo, mientras que los faros usan, opcionalmente, la tecnología Matrix LED con 109 leds de los cuales 84 puntos de luz independientes se destinan a luces cortas y luces largas adaptativas. Aseguran una visibilidad extraordinaria y, además, integran las funciones Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS Plus).

Los hombros son muy marcados y atléticos y la línea del techo que desciende con decisión hacia el extremo final, manteniendo un claro nexo de unión con la silueta del icónico Porsche 911. La zaga disfruta de unos pilotos LED tridimensionales unidos entre sí por una banda luminosa, la cual está decorada con las letras de Porsche.

La marca alemana también ha trabajado intensamente en lograr un buen rendimiento aerodinámico, clave para obtener una gran eficiencia. El Panamera 2017 recurre a elementos de aerodinámica activa en la parrilla frontal con unas láminas que abren o cierran el flujo de aire hacia el radiador. La guinda la pone un alerón trasero desplegable, que en el caso del Panamera Turbo te deja hipnotizado porque se extiende de manera teatral para alcanzar unas dimensiones épicas.

La nueva plataforma modular MSB, que compartirá con el futuro Bentley Continental GT y otros modelos del Grupo VW, sirve de base para el Panamera y su carrocería de 5,05 m de longitud. Sus dimensiones han crecido ligeramente en todas las cotas: ahora es 3 cm más largo y 1 cm más alto y más ancho. Del mismo modo se ha incrementado la distancia entre ejes en 3 cm, alcanzando una enorme batalla de 2,95 m. Esta prolongación se ha conseguido adelantando el eje delantero y, por tanto, recortando el voladizo delantero con respecto al modelo anterior.

Aunque ha aumentado de tamaño, su peso se ha mantenido en los mismos términos que su predecesor gracias al empleo del aluminio en la carrocería para realizar los paneles de las puertas, el capó, el portón trasero, las aletas y el techo. Además, diversos elementos como el subchasis, la suspensión o los frenos también recurren a este material. A pesar de todo no es un coche especialmente ligero, rondando las 2 toneladas al igual que su principales rivales.

Si a alguien se le queda pequeño, Porsche ofrece versiones de batalla extendida denominadas Panamera Executive. En esta variante la distancia entre ejes es de 3,10 metros y la longitud total del modelo llega a los 5,20 m, estirón del que se benefician íntegramente los ocupantes de las plazas posteriores. Además, las versiones Executive también disfrutan de equipamiento adicional. En base a la experiencia con el modelo anterior, aunque esta opción de carrocería alargada estará disponible en España no se espera que tenga mucha demanda en nuestro mercado.

El llamativo alerón del Panamera Turbo emerge de la carrocería y extiende sus laterales

La gama es amplia y todavía crecerá más en el futuro. Por el momento se ofrecen cuatro versiones de gasolina, un diésel y un híbrido (el Panamera 4 E-Hybrid). En todos los casos con motores en V y doble turbo, además de una transmisión de doble embrague PDK de ocho velocidades.

Todas equipan un sistema de tracción total excepto la versión de acceso que también puede ser de propulsión trasera. La carrocería Executive está disponible en todas las variantes salvo el gasolina de acceso y el diésel. Habrá una tercera opción de carrocería, el Panamera Shooting Brake, que tendrá un enfoque más práctico y familiar.

Interior digitalizado

El habitáculo ofrece un nuevo diseño, presidido por un salpicadero más vanguardista donde el mundo digital está más presente que nunca. El cuadro de instrumentos mantiene su aspecto clásico con el cuentarrevoluciones analógico pero a ambos lados se sitúan sendas pantallas digitales de 7 pulgadas con el velocímetro, ajustes del vehículo, el ordenador de a bordo o las informaciones de los asistentes de conducción incluyendo un asistente para visión nocturna que utiliza una cámara de infrarrojos para detectar personas y animales “de gran tamaño”. A diferencia de otros rivales de su segmento, el Panamera prescinde de un Head-up Display.

Al cuentarrevoluciones analógico le acompañan dos pantallas

El sistema de infoentretenimiento (PCM) es completamente nuevo. Se maneja a través de una pantalla táctil de 12,3 pulgadas que ofrece una excelente calidad de imagen y reacciona con rapidez y precisión. La interfaz es muy intuitiva de manejar, personalizable y tienen un sensor de proximidad que permite que al acercar el dedo se abran nuevas opciones de uso. Entre otras cosas, el sistema multimedia incluye 19 apps de serie que próximamente podrán ampliarse a través del nuevo portal de servicios y aplicaciones de Porsche.

Otra prueba de que el mundo analógico empieza a ser cosa del pasado es que la mayoría de mandos físicos han desaparecido en favor de botones digitales. La consola se alarga hasta las plazas posteriores donde está presente otra pantalla de 7 pulgadas para el manejo de las funciones de climatización y del sistema de infoentretenimiento. Además de este display, los pasajeros de las plazas traseras también pueden disfrutar del sistema Porsche Rear Seat Entertainment opcional compuesto por dos nuevas pantallas táctiles de 10 pulgadas.

El enorme salto tecnológico viene acompañado de mucho confort. Al volante nos encontramos en una posición deportiva y cómoda, sujetos por unos asientos envolventes que brindan hasta 18 posiciones ajustables en las plazas delanteras y 8 posiciones en las traseras. Por primera vez se ofrece una función de masaje, para las butacas delanteras o para las cuatro plazas. Como es habitual, en el Panamera la configuración interior es de cuatro plazas exclusivamente. Quien desee una quinta plaza deberá esperar a la futura carrocería Panamera Shooting Brake.

La configuración trasera sólo ofrece espacio para dos personas

Contundente y eficaz

A nivel prestacional no hay nada que reprochar. Con cualquier motor la berlina alemana acelera de forma frenética y severa siendo capaz de afrontar los giros sin balanceos pero manteniendo un sorprendente confort gracias a la nueva suspensión adaptativa neumática, a los amortiguadores regulables electrónicamente PASM (Porsche Active Suspension Management) y al sistema PDCC Sport (Porsche Dynamic Chassis Control Sport) que regula las barras estabilizadoras electromecánicas.

La precisión en cada curva está asegurada con una dirección electromecánica con desmultiplicación variable de excelente tacto y el sistema de reparto de par PTV Plus (Porsche Torque Vectoring Plus). Por primera vez el eje trasero es direccional, dotando a esta mole de 5 metros de una agilidad inesperada. El regulador del chasis Porsche 4D Chassis Control se encarga de coordinar todos los sistemas en tiempo real en fracciones de segundo.

La nueva berlina alemana es el primer modelo de la marca de Stuttgart que ofrece el cambio automático de doble embrague PDK con ocho velocidades en lugar de siete. El anterior PDK rozaba la perfección y esta nueva versión sigue siendo, posiblemente, la mejor transmisión del mercado. Muy suave, muy rápida y muy precisa en todo momento. Impecable.

El cambio PDK es magnífico. Alrededor de la palanca la mayoría de botones son táctiles

Un extra especialmente recomendable es el paquete Sport Chrono, que incluye una función Launch Control y selector de modos colocado en el volante multifunción, una ubicación que da mucho juego. Mejora el rendimiento en su posición más deportiva y los cuatro modos de conducción aportan una mayor versatilidad en el día a día.

En Porsche no sólo se han preocupado de las prestaciones y el confort sino también de la eficiencia. Entre las innovaciones de conducción destaca el nuevo Porsche InnoDrive (disponible a partir de enero de 2017), una novedad en la marca. Se trata de un control de velocidad adaptativo con radar predictivo que utiliza los datos de navegación tridimensionales para tener en cuenta curvas, pendientes y límites de velocidad con una anticipación de tres kilómetros. Así calcula los valores óptimos de aceleración y frenado y de la gestión de la caja de cambios y de la conducción por inercia ideales convirtiéndose en un copiloto electrónico que extrae la máxima eficiencia a cada trayecto.

Durante la presentación tuve oportunidad de conducir el Panamera 4S Diesel con su mecánica turbodiésel 4.0 V8 de 422 CV y el espectacular Panamera Turbo con la mecánica de gasolina 4.0 V8 de 550 CV. Serán dos de las versiones más vendidas, una por ser la que tiene un consumo más bajo y mayor autonomía -sin contar la versión híbrida- y la otra por ser el súmmun de la gama.

El enorme salto en conectividad de Porsche queda patente con el nuevo sistema de infoentretenimiento

El 4S Diesel sorprende por su progresividad y su aplastante empuje como una locomotora. El motor es nuevo y por primera vez se combina con la tracción total. Impresiona por sus 422 CV pero, sobre todo, porque genera un impresionante par de 850 Nm a sólo 1.000 rpm. No es de extrañar que sea la berlina diésel más rápida del mundo por mostrar una velocidad máxima de 285 km/h.

Por supuesto, la versión más apetecible es el Porsche Panamera Turbo -un nombre que se debe a la tradición porque todas las mecánicas del Panamera tienen turbo-, que enamora por rotunda deportividad y su sonoridad. Colosal en todos los sentidos, tiene una carta de presentación que es toda una declaración de intenciones: El Panamera Turbo es la berlina más rápida en el mítico trazado de Nürburgring. Los 7 minutos y 38 segundos en lo que consiguió parar el crono es un tiempo que ya quisieran lograr muchos deportivos.

Para ello se recurre a la mecánica más poderosa en este modelo, un 4.0 V8 de 550 CV, que muestra rabia en todo su rango de revoluciones gracias a que entrega un par máximo de 770 Nm a sólo 1.960 rpm. Deja sin palabras que este lujoso “barco” sea capaz de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos. Equipado con el paquete Sport Chrono rebaja la marca aún más, 3,6 segundos.

El Panamera Turbo es el tope de gama... y la opción más apetecible

El propulsor del Panamera Turbo es el primer motor de Porsche equipado con un nuevo sistema de desactivación de cilindros. Con carga parcial, el propulsor trabaja con cuatro cilindros permitiendo un ahorro de combustible. La conexión y desconexión de los cilindros es totalmente imperceptible.

Aunque el sonido del escape no penetra demasiado en el habitáculo gracias a la buena insonorización la melodía del V8 biturbo es magnífica, con una nota grave y profunda que no desmerece en absoluto la elegancia del modelo. Toda una delicia.

Las primeras versiones en llegar a los concesionarios son el Panamera 4S, el Panamera 4S Diesel y el Panamera Turbo. El resto de versiones también han abierto el libro de pedidos pero las entregas no se producirán hasta abril de 2017. El precio de partida es de 99.674 euros. Un precio alto, sí, pero con unas prestaciones demoledoras, espacio para cuatro y capaz de cruzar grandes distancias con un confort absoluto, el Porsche Panamera 2017 es un Gran Turismo de bandera.

Noticias relacionadas

Prueba Porsche Panamera 2017, todo lo que un Gran Turismo debe ser
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto