¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba gama Toyota Corolla 2019 ¿Qué versión comprar? (con vídeo)

35

Tres carrocerías, cinco niveles de equipamiento y dos sistemas híbridos distintos: el nuevo Toyota Corolla presenta la gama más amplia para un compacto híbrido y los hemos probado todos para enseñarte sus diferencias ¿Qué versión debes comprar? Te lo contamos.

El Toyota Corolla forma parte de la historia del automóvil haber vendido más de 46 millones de unidades en 150 países de todo el mundo desde su lanzamiento en 1966. En los concesionarios está presente su 12ª generación… aunque no siempre se ha llamado a Corolla. En Europa las dos generaciones anteriores se llamaron Auris, pero esa denominación ya forma parte del pasado y Toyota ha vuelto a recuperar su denominación original, un nombre que, probablemente, nunca debió perder.

El Corolla 2019 ha ampliado sus posibilidades con una gama más amplia que la del Auris: está compuesta por tres carrocerías (hatchback, sedán y familiar), hasta cinco niveles de equipamiento diferentes y, como gran novedad, con dos sistemas híbridos distintos: 1.8 125H de 122 CV y 2.0 180H de 180 CV. Para entender mejor todas las posibilidades del nuevo Corolla nos hemos propuesto enseñarte cómo son estas tres carrocerías, combinando distintos acabados y las dos opciones híbridas disponibles.

La más popular de las tres variantes del compacto nipón es, indiscutiblemente, el Corolla hatchback de cinco puertas. Mide 4,37 m de longitud situándose en el corazón del segmento C mientras que el Corolla Sedán mide 26 cm más y el Corolla Touring Sports con su vocación familiar es el más grande de todos por poco, 2 centímetros más que el Sedán, para llegar a los 4,65 m. De este station wagon deriva una versión crossverizada con el nombre de Toyota Corolla Trek que aún no ha llegado al mercado.

Cuando un modelo propone diferentes carrocerías lo habitual suele ser que esa ampliación del tamaño consista simplemente en alargar el voladizo trasero. La marca japonesa no sólo ha hecho esto sino que también ha ampliado la distancia entre ejes en el sedán y en el familiar. De esta manera el Corolla de 5 puertas tiene una distancia entre ejes de 2,64 metros mientras que las otras dos opciones de carrocería ofrecen 6 cm más de batalla hasta alcanzar los 2,70 metros. Un crecimiento que debería repercutir en el espacio interior.

Tres tipos de carrocería, cada una con su propia personalidad

Salvo longitud y batalla, el resto de cotas exteriores son prácticamente idénticas. El Sedán es un centímetro más estrecho que los otros dos, una diferencia prácticamente inapreciable y además que no afecta a la anchura de vías que sí que son iguales en todos los casos. La altura también es la misma sin tener en cuenta que el Touring Sports cuenta adicionalmente con unas barras de techo.

Todos ellos se asientan sobre la plataforma GA-C, que es la variante compacta de la arquitectura modular TNGA de Toyota. El hatchback y el familiar comparten rasgos de diseño, transmitiendo un estilo dinámico y atrevido. El Sedán por su parte tiene una imagen muy diferente, más clásico y en línea con el Toyota Camry que llegará a España a finales de año. El trabajo de diseño desluce por un ensamblaje que muestra holguras excesivas entre algunos paneles de la carrocería.

Cómo es habitual en los híbridos de Toyota la batería de alta tensión se sitúa debajo de los asientos traseros de manera que se robe el menor espacio posible al habitáculo y al maletero. El espacio de carga es muy diferente dependiendo de cada una de las tres carrocerías e incluso, aunque parezca extraño, dependiendo de la motorización.

El sistema híbrido de 180 CV sitúa la batería de 12V bajo el piso del maletero del Corolla 5 Puertas, donde hay un hueco porta objetos.

El Corolla Sedán ofrece 471 litros de volumen de carga, un tamaño correcto para su tamaño y que se sitúa a medio camino entre las otras dos alternativas de carrocería para este modelo. La desventaja de este cuerpo de tres volúmenes es que la boca de acceso es más pequeña.

El 5 Puertas tiene menos capacidad pero se muestra más versátil gracias al portón trasero y su capacidad es de 361 litros en la versión 1.8. El espacio se reduce a sólo 313 litros en la variante del hatchback con motor 2.0, resultando pequeño si lo comparamos con la mayoría de compactos del mercado. Esta reducción de capacidad se debe a que el 2.0 no deja espacio suficiente en bajo el capó para la batería auxiliar así que ésta se ha ubicado en el maletero.

Por su parte el familiar es claramente el más capaz con 598 litros de maletero para el 1.8. Con la mecánica 2.0 también se pierden algunos litros aunque es una merma moderada, quedándose en 581 litros. El Corolla Touring Sports no sólo cuenta con más espacio que sus hermanos sino que también tiene un maletero más cuidado, con varias soluciones para sujetar la carga y un enorme compartimento bajo el piso.

El compacto nipón ofrece un interior bien rematado y con una elevada sensación de calidad

Por supuesto, en las dos carrocerías con portón también está disponible la posibilidad de abatir los asientos traseros con unos tiradores situados en el interior del maletero. De esta manera en el 5 Puertas se consiguen hasta 1.024 litros (medidos hasta el techo) o 1.606 en el caso del Touring Sports.

Las tres carrocerías del Corolla ofrecen cinco niveles de equipamiento diferentes: Bussiness Plus, Active, Active Tech, Feel! y Advance. El acabado Bussiness Plus está enfocado a flotas de empresas y taxis, el Active supone la versión de acceso, el Active Tech añade algunos elementos adicionales de equipamiento, el Feel! es el más personalizable y el Advance supone el tope de gama.

De serie en todas las versiones se dispone de climatizador bizona, freno de estacionamiento eléctrico, volante de cuero, sistema de arranque sin llave y el paquete de seguridad Toyota Safety Sense 2.0 (incluye sistema seguridad pre-colisión, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales de tráfico, avisador de cambio involuntario de carril y control inteligente de luces de carretera).

El sistema multimedia es claramente mejorable

El acabado Active añade la cámara trasera y el sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla de 8 pulgadas. Es recomendable plantearse, al menos, el nivel de equipamiento Active Tech que añade una instrumentación parcialmente digital (con una pantalla TFT en el cuadro), cargador de smartphones inalámbrico y sensor de lluvia. Este tercer nivel puede tener en opción el navegador Go, francamente mejorable.

Los faros delanteros Bi-LED quedan reservados para el acabado Feel! mientras que el tope de gama Advance recurre a unos faros Full LED adaptativos. También incorpora asientos deportivos calefactables con tapicería mixta de tela, cuero y Alcantara, sistema de sonido JBL, detector de ángulo muerto y alerta de tráfico trasero.

Las plazas traseras del Corolla Touring Sports son las más espaciosas de las tres carrocerías, aunque la habitabilidad es simplemente correcta

Dos versiones híbridas pero con tres configuraciones distintas

La gama mecánica está compuesta exclusivamente por versiones híbridas no enchufables y por primera vez Toyota propone dos versiones diferentes. Se trata del 1.8 125H de 122 CV y del 2.0 180H de 180 CV. Más adelante podría llegar una variante deportiva, el Toyota Corolla GR con el tratamiento Gazoo Racing. Además de la potencia, son diferentes el motor térmico, la batería y el motor eléctrico.

Las versiones de 122 CV tienen un motor de gasolina de 1,8 litros asociado a un motor eléctrico de 53 kW. En los Corolla 5p y Touring Sports de 122 CV la batería es de iones de litio y tiene una capacidad de 3,6 Ah. La configuración del sistema híbrido es idéntica al Prius de tracción delantera.

El Corolla Sedan tiene una batería híbrida distinta y recurre a una batería de níquel-hidruro metálico, similar a la del Toyota CH-R. Según Toyota, no se emplea la misma batería que en el Corolla Hatchback y el Corolla TS (fabricados en Reino Unido) por una cuestión logística ya que la berlina se fabrica en otra factoría diferente (en Turquía, junto al CH-R).

El potente sistema híbrido 180H recurren a un motor de gasolina de 2,0 litros vinculado a un motor eléctrico de 80 kW. En esta versión de 180 CV la batería es de níquel-hidruro metálico con una capacidad de 6,5 Ah resultando una configuración idéntica a la del Lexus UX. Sólo el Corolla Hatchback y el Corolla TS pueden disfrutar de esta variante más potente, el Sedán no.

Tras el volante, el Corolla destaca por su elevado confort de marcha y un buen comportamiento dinámico

Evidentemente la diferencia de potencia tiene su reflejo en las prestaciones que es capaz de ofrecer el Corolla. Con el motor 180H se consigue una aceleración intensa con la que es posible alcanzar los 100 km/h desde parado en torno a 8 segundos (décima arriba o abajo dependiendo de la carrocería). El 125H tiene un empuje más convencional, necesitando en torno a 11 segundos en la misma medición y mostrando un brío más que suficiente para la mayoría de los conductores.

Hay que reconocer que, tradicionalmente, los híbridos de Toyota no proporcionaban una conducción muy excitante. Incitaban a una conducción relajada y racional, mostrándose como un pez fuera del agua cuando se buscaba una mayor exigencia prestacional. Del mismo modo hay que reconocer también que eso está cambiando en los últimos lanzamientos de la marca, como es el caso del Corolla. Siguen siendo coches que prefieren un trato amable pero su comportamiento dinámico resulta mucho más placentero. Evidentemente no muestra ningún carácter deportivo pero no es aburrido.

De hecho llama la atención lo bien que se mueve en cualquiera de sus versiones. Es ágil, aplomado y tiene un comportamiento noble y predecible así que el Corolla no se queja cuando hay que ir rápido por carreteras reviradas. A pesar de la presencia de los componentes del sistema híbrido el peso se sitúa entre 1.300 y 1.400 kg según la versión y carrocería, un valor contenido.

Por supuesto, pisando el acelerador a fondo nos acompañará el constante sonido del motor de combustión, muy presente en esos momentos de gran demanda de potencia y que se debe al propio funcionamiento de la transmisión e-CVT característica de la casa japonesa. La buena insonorización del habitáculo enmascara el ruido en parte.

Las diferencias de consumo son ínfimas en relación a la carrocería así que este punto no debería afectar a la hora de elegir entre hatchback, sedán o familiar. Sí que hay desigualdades en cuanto al sistema híbrido puesto que las versiones de 180 CV gastan unas décimas más que las de 122 CV. La divergencia es pequeña pero en modelos híbridos, donde la eficiencia es un factor decisivo, cada gota de más cuenta.

El nuevo Toyota Corolla está a la venta desde 20.850 euros. La berlina de tres volúmenes incrementa el precio en 600 euros en cada uno de sus acabados, salvo el Bussiness Plus motivo por el cual el Corolla Sedán parte desde 21.350 euros. Por su parte el Corolla Touring Sports tiene un precio desde 22.100 euros así que cuesta 1.250 o 1.500 euros más que el 5 puertas dependiendo del acabado.

En cuanto a motores, el 180H cuesta 2.350 euros más que el 125H equivalente, una diferencia muy notable. Previsiblemente, el Corolla hatchback 125H será la variante más solicitada en nuestro mercado y satisfará a la mayoría de usuarios. Si el presupuesto lo permite merece la pena echarle un ojo al Corolla Touring Sports con esa misma mecánica de 122 CV por su espacio en las plazas traseras y la mayor capacidad de carga.

Noticias relacionadas

Prueba gama Toyota Corolla 2019 ¿Qué versión comprar? (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto