¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Tesla Model S P85D: Una mañana con el sedán más rápido del mundo

Primera toma de contacto con uno de los coches que más revuelo ha causado en los últimos meses. Con casi 700 caballos, de 0 a 100 en 3 segundos y sistema de autopilotaje, ¿Estará el P85D a la altura de las expectativas?.

Después de convivir con el Tesla Model S P85+ de EVAN durante unos meses, es hora de conocer el grande de la gama, el P85D. Dada la experiencia con el P85+, me centraré en las novedades del P85D respecto al anterior.

Sólo entrar en el coche la primera sensación ya es diferente: el P85D equipa la segunda generación de asientos fabricados por Recaro que suponen una gran mejora respecto al modelo anterior. Los nuevos son más mullidos, con reposacabezas mejor diseñados y ofrecen mucho más soporte lateral, algo muy necesario en un vehículo de estas prestaciones. Para que os hagáis una idea bastan unos pocos datos: de 0 a 100 en 3,1 segundos pese a sus 2,2 toneladas de peso, 691 Cv de potencia, 931 Nm de par y tracción total mediante dos motores, uno en cada eje.

Las salidas de las que es capaz en modo “Insane” han dado lugar a una inmensa cantidad de vídeos colgados en Internet mostrando las reacciones de los pasajeros ante una aceleración que probablemente no hayan experimentado jamás. En mi caso, la oportunidad surgió a la salida de un peaje: planté el pie derecho contra el suelo y salimos disparados sin señal de mínimo derrape o pérdida de tracción. La billetera que se encontraba sobre el reposabrazos salió despedida hacia atrás para estamparse contra el asiento trasero, y una vez el cuerpo se recupera del sobresalto y piensas en levantar el pie del acelerador ya te encuentras a velocidades que rozan el límite legal.

La conducción a altas velocidades inspira confianza como nada que haya experimentado hasta ahora: el peso, el bajo centro de gravedad, la lograda aerodinámica y la respuesta inmediata tanto en el acelerador y el freno como en el volante hacen que los tramos entre peaje y peaje puedan afrontarse con seguridad a la velocidad que uno desee.

Al volante, la primera diferencia que se nota es el cambio de posición de los controles de los intermitentes y el control de crucero. Mientras que en las primeras versiones el control de crucero estaba situado encima del de los intermitentes, en las nuevas es al contrario. Cabe decir que este cambio evita muchas confusiones al estar situados los intermitentes en una posición más similar a la del resto de coches, resultando más natural activarlos al girar el volante.

La mayor novedad es probablemente el sistema de autopilotaje de Tesla, que aunque de momento no aprovecha todas sus posibilidades nos ofrece por ahora control de crucero adaptativo, indicador de ángulo muerto y alerta de cambio de carril. Todo ello disponible gracias a una cámara situada en el parabrisas delantero tras el espejo retrovisor, un radar frontal en el paragolpes delantero y 12 sensores ultrasónicos que dan una visión de 360º de lo que sucede alrededor del coche. Su funcionamiento se regula desde el mando de control de crucero, con el que seleccionamos la velocidad a la que queremos circular así como la distancia a mantener con el vehículo de delante. Su utilidad resulta muy valiosa en tránsito, haciendo que el coche acelere y frene hasta pararse automáticamente tomando como referencia el vehículo de enfrente. En situaciones de cambio de carril, el indicador de ángulo muerto situado en los espejos retrovisores nos indicará si hay algo fuera de nuestro campo de visión y la alerta de cambio de carril hará que el volante vibre si no activamos los intermitentes antes de pisar una línea de la calzada.

Con dos estaciones Supercharger en funcionamiento en España y un despliegue que a finales de año debería abarcar toda la Península, viajar largas distancias con los Model S es cada vez más sencillo: hacer unos 300 km, parar a recargar 20 minutos, continuar 300 km más, etc.

A la espera de una oportunidad para probar el coche en más profundidad, quiero dar las gracias a los representantes de Tesla que acudieron a la presentación española del Supercharger, su amabilidad ha hecho posible esta primera toma de contacto.

Fotos: Pere Nubiola

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto