¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Toyota Auris 2015: Diseño, interior y habitabilidad

19

El pasado Salón de Ginebra sirvió para que el mundo contemplase al Toyota Auris 2015. La marca lo tilda como un restyling, un producto mejorado sensiblemente con respecto al anterior. Una de las cosas que han cambiado es su diseño y su tecnología.

El primer Auris que conocimos fue en el 2007. Este llegó a Europa para sustituir a uno de los modelos más míticos de la historia de Toyota, el Corolla. Su nombre proviene del latín aurum, que significa oro. El cambio se produjo porque los dirigentes de la firma nipona consideraron que la denominación Corolla se empezaba a mostrar desgastado desde un punto de vista comercial. El Corolla sigue vendiéndose en ciertos mercados hoy en día, pero no ya como un compacto, sino como un sedán. Este año Japón ha considerado que era hora de actualizar el compacto, y he aquí al Toyota Auris 2015.


El frontal cambia mucho con respecto al modelo anterior, incluyendo más elementos cromados

Diseño

Toyota lo anunció como un pequeño restyling, ni siquiera decidió considerarlo una nueva generación. Muchos de esos cambios introducidos se centraban en el campo del diseño. Exteriormente el Auris ha cambiado con respecto a su sucesor, aunque bien es cierto que no de una manera exagerada. Su estilo es continuista, pero los diseñadores de Toyota han conseguido hacer que el Auris cuente con una presencia más dinámica.

La línea general del coche se mantiene, pero se afilan todas sus partes para que sea capaz de aportar una mayor sensación deportiva incluso parado. El frontal es el que recibe la mayor parte de las modificaciones estéticas. El capó baja mucho más abruptamente, el morro es más afilado. A este se le han añadido elementos cromados que dan una sensación de enmascaramiento de los faros. Estos a su vez se han vuelto más estrechos, con un diseño y tecnología completamente nueva, llegando incluso a ser de LED como los de la unidad probada.

La parte inferior de la calandra, que por cierto es sumamente estrecha, también ha sido rediseñada. No hay secciones o divisiones en el parachoques. Ahora todo el diseño es capaz de generar una mejor sensación de empaque, de solidez gracias a que se muestra más entero. Según avanzamos en el diseño nos damos cuenta que el lateral permanece inalterado, misma línea, misma nervadura, mismas puertas. No es hasta llegar a la trasera cuando una vez más empezamos a adivinar cambios.

El estilo japonés del Auris contrasta claramente con el tomado por otras marcas alemanas, que optan por un diseño más conservador

La zaga, a diferencia de la delantera, muestra las modificaciones de una manera mucho más sutil. Toda la parte superior, portón, faros y alerón son idénticos a los del modelo anterior. Es una vez más el parachoques el que muestra más cambios. Este, a pesar de su considerable tamaño, se vuelve más contundente. Los catadióptricos se colocan en posición horizontal, en lugar de vertical, el espacio para la matrícula se ensambla dentro del parachoques, olvidando la sección a parte de la disfrutaba hasta ahora. Y para rematar se añade una barra cromada en el inferior que aporta ese toque de calidad.

La trasera no recibe demasiados cambios, pero los pocos introducidos mejoran el aspecto general

Como podéis ver Toyota no ha tirado la casa por la ventana en cuanto a cambios estéticos exteriores. Pero bien es cierto que con esas escasas teclas tocadas se ha conseguido mejorar significativamente el diseño, a mí me parece que lo han hecho. Para rematar todo el conjunto se han creado llantas de nuevos diseños, la antena de la radio ahora es de tipo aleta de tiburón y se han añadido colores nuevos a la paleta, como el Azul Denim de la unidad de pruebas.

Interior y habitabilidad

Vuelvo a repetir que no estamos ante una nueva generación. Siento ser pesado con esto, pero creo que es importante. Son muchos los cambios hechos en el Auris, y todos ellos lo han mejorado. El interior es posiblemente el que más mejoras reciba. Al fin y al cabo es el espacio donde nos vamos a encontrar y por ello Toyota ha dispuesto de un habitáculo mejorado con respecto al de su sucesor. Ya os hablamos a este respecto en la presentación internacional, donde os dimos detalles de su equipamiento de los precios de venta.

Se ha incrementado notablemente la sensación de calidad percibida. Nuevos materiales para la consola y el salpicadero. Materiales que se hacen extensibles a las puertas. Todas las superficies que se suelen tocar están bien acabadas, con materiales acolchados y de buen tacto. Obviamente no se eliminan los plásticos, todos los coches sufren este problema, pero en el caso del Auris 2015 se han mejorado. Bien es cierto, que le falta ese puntito de atención por el detalle, pero estamos hablando de un interior muy bien rematado.

El nuevo Auris incrementa su capacidad tecnológica con respecto a su sucesor. Por ello muchas secciones del puesto de mandos se han modificado. Empecemos por el cuadro de instrumentos. El acabado Feel! del que hacía gala la unidad probada, traía consigo un cuadro nuevo con una pantalla de TFT de 4,2 pulgadas en medio de las dos esferas que se encarga de bombardearte de toda la información que puedas requerir, incluso más. La distribución de las esferas que la acompañan no ha variado, pero sí lo ha hecho el grafismo de las mismas.

Mejores materiales y mucho más tecnología en el interior del nuevo Auris

Dentro de esa pequeña pantalla que os he comentado se recoge toda la información del nuevo sistema de precolisión. Como novedad Toyota ha introducido esta tecnología en el Auris, generalmente la vemos en modelos de segmentos superiores. Su funcionalidad va más allá del reconocimiento de señales o del avisador de la salida del carril. Este es capaz de rastrear obstáculos y de avisarnos o tomar medidas en consonancia, llegando incluso a detener el coche siempre y cuando no se circule a una velocidad superior a los 30 Km/h. Nosotros ya lo hemos probado y la verdad es que funciona.

Sin embargo lo que más llama la atención de este nuevo interior es la pantalla táctil de la consola central. Su tamaño es considerable, y gracias a la calidad de la misma las imágenes se ven con bastante buena nitidez. Su uso es intuitivo y rápido, sin apenas lag entre el paso por pantallas o a la hora de pulsar cualquier botón. Bueno, digo botón pero la verdad es que no hay ninguno en esta parte. Además Toyota se ha encargado que todo quede mejor insertado en la consola, con un aplique brillante que da la sensación de durabilidad.

La pantalla es especialmente útil a la hora de realizar los aparcamientos. El acabado Feel! trae consigo la cámara de visión trasera, como siempre una ayuda para realizar las maniobras de manera fácil, sin embargo no comprendo el hecho de que esta se incluya pero no vaya acompañada de los más útiles sensores, que forman parte del equipamiento opcional con un sobrecoste de 152,53 euros para los delanteros y 141,3 para los traseros.

El Auris puede ser una excelente opción para aquellos que busquen un coche de diario con capacidad para realizar viajes de fin de semana

En cuanto a habitabilidad hay que decir que el nuevo Auris no ha cambiado un ápice sus dimensiones. Se mantienen los 4,33 metros de largo y los 2,6 metros de batalla. Esta última cifra es especialmente relevante para determinar el espacio interior. Hay que decir que como siempre los ocupantes de las plazas delanteras son los que más espacio disponen para sí. Los de la fila trasera no cuentan con tanto hueco para las piernas, y si el conductor es especialmente alto algunos pueden llegar a sufrir en viajes largos. Sin embargo las medidas están en consonancia con el segmento.

Los asientos se merecen todos mis elogios son muy cómodos y mullidos, todos ellos

Donde sí destaca el Auris es en comodidad. Es tremendamente suave y confortable. No se aprecian ni detectan vibraciones o ruidos de ningún tipo en el habitáculo que está magníficamente aislado del exterior. Ni siquiera al arrancar o al entrar en funcionamiento el Stop & Start se aprecia nada. Hay que reconocer que Toyota es de las marcas que mejor cuidan este aspecto. Lo mismo que sus asientos tipo confort. Mullidos es poco, posiblemente uno de los asientos más confortables en los que me he sentado, de verdad lo digo.

Por último hay que hablar del maletero. El Auris oficializa un espacio de carga de 360 litros divididos en dos compartimentos. La parte superior es la que más acostumbraremos a usar, mostrando una gran boca de entrada y una posición baja, lo que facilita enormemente la carga y descarga de objetos. Por debajo de este se encuentra otro espacio, mucho más pequeño en esta ocasión, pero que sirve para dejar bártulos no muy altos y que siempre nos acompañan en el coche. La unidad de pruebas no montaba rueda de repuesto, ni siquiera tipo galleta, siendo sustituida por el nada práctico kit de reparación.

En definitiva; Toyota ha sabido mejorar lo existente. El restyling es bastante profundo tanto en el exterior como en el interior. Las mejoras consiguen elevar al Auris a nuevas cuotas de calidad y sobre todo de confort. En esto último es donde más destaca. Si a esto le sumamos la gran cantidad de tecnología que se puede incluir y la renovación de toda su gama mecánica, el Auris ha dado un paso de gigante con respecto al modelo anterior.

El maletero presenta unas dimensiones muy aptas. La banqueta trasera se puede abatir en una proporción 60:40

En la última parte de la prueba del Toyota Auris 2015 os hablaré detenidamente de su dinámica y su conducción. En esta ocasión hemos probado el motor más novedoso de la gama, el 120T. Este bloque gasolina de cuatro cilindros con 1,2 litros puede llegar a sorprender. No os lo perdáis. Nos vemos.

Noticias relacionadas

Prueba Toyota Auris 2015: Diseño, interior y habitabilidad
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto