¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alpine, abierto a suministrar motores a un segundo equipo de F1

    Alpine tiene, de momento, la exclusiva de los motores Renault.

    Con la finalización del acuerdo de suministro de motores entre Renault y McLaren, Alpine se convierte en el único equipo con un propulsor francés en 2021. Algo que Laurent Rossi, CEO de la submarca de Grupo Renault, ha valorado.

    Renault ha estado presente en la Fórmula 1 de manera casi ininterrumpida desde 1977, alternando su participación como equipo oficial con la de suministrador de motores a otros equipos.

    Sin embargo, en 2021 la marca del rombo pasará a suministrar propulsores únicamente a Alpine, equipo oficial de la submarca del Grupo Renault, tras finalizar el acuerdo de dos temporadas con McLaren.

    «No es algo que estemos buscando activamente en este momento»

    Laurent Rossi, CEO de Alpine, ha valorado la situación y no cierra la puerta a un segundo acuerdo en el futuro.

    «Hay que entender que, debido a la naturaleza del negocio, es necesario que el equipo de F1 sea fundamental para el negocio actual. Así que creo que un equipo cliente sería bueno, aunque no imprescindible, porque estamos creciendo sobre el actual equipo de F1 y necesitamos plena autonomía, plena independencia, dedicación plena al equipo», señala el francés.

    «Tienes que ser capaz de recoger lo cosechado, por lo que asociarse con un equipo podría ser algo bueno, pero no es algo que estemos buscando activamente en este momento», explica Rossi.

    Uno de los equipos con el que se han rumoreado contactos es Williams, que ya trabajó con Renault en en la década de los 80 y 90, así como en 2012 y 2013. Ahora, la formación británica inicia su octava temporada junto a Mercedes bajo un contrato que no expirará antes de 2025, por lo que dichos rumores no parecen muy fundados de momento.

    Beneficios e inconvenientes

    Como toda estrategia, la de tener un socio de motores adicional plantea beneficios e inconvenientes. Laurent Rossi lo ve del siguiente modo.

    «Los beneficios son que podemos dedicar todos nuestros esfuerzos al diseño de nuestro propio motor y su adaptación a nuestro coche, que es una gran ventaja porque no te distraen otras actividades. Realmente puedes aprovechar el hecho de ser un fabricante», señala el dirigente galo.

    «Los inconvenientes podrían ser el hecho de que corres el riesgo de perder terreno en el desarrollo principal que podrías conseguir al tener dos o más equipos en paralelo. Pero francamente, es algo que podría ser superado muy rápidamente en caso de tener un problema».

    «Otro de los inconvenientes podría ser que si somos designados para suministrar a otro equipo sin haber estado preparados para eso, tendríamos que aumentar nuestra capacidad de trabajo, así que no estoy seguro de que sea un efecto muy deseable. En última instancia, estamos muy contentos de trabajar para nosotros mismos en este momento», concluye Rossi, haciendo referencia a lo que fue una posibilidad meses atrás con Red Bull y AlphaTauri.

    Fotos: Renault F1 Team