¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso se posiciona en contra de las críticas de Sainz al insano coche de 2022

    Alonso se posiciona en contra de las críticas de Sainz al insano coche de 2022
    Alonso quita importancia a la rigidez y el porpoising de estos nuevos coches de Fórmula 1.Alpine F1 Team
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Carlos Sainz ha denunciado el riesgo que suponen para la salud los monoplazas actuales de Fórmula 1. El piloto de Ferrari considera que son demasiado duros con la columna y otras partes del cuerpo, pero Fernando Alonso le ha quitado importancia.

    La Fórmula 1 es un deporte que en muchos aspectos es perjudicial para la salud. Pero, como en el resto de deportes, el profesional asume dicha circunstancia y vive con ella. Sin embargo, cuando se sobrepasan los límites o se toman riesgos innecesarios, entonces hay que actuar.

    Es lo que piensa Carlos Sainz, que durante la previa del Gran Premio de España mostró su preocupación por el efecto que tiene en la salud de los pilotos el nuevo monoplaza de Fórmula 1. Un coche mucho más rígido y pesado que el anterior y que, además, provoca el molesto porpoising que tan popular se ha hecho.

    «Cuando empecé con el Minardi en 2001, ese coche no era muy cómodo»

    A raíz de las declaraciones del español de Ferrari, la prensa ha preguntado a otros pilotos de la parrilla, que en general han estado de acuerdo con las palabras de Carlos Sainz.

    «Sería genial si pudiéramos compartir algún tipo de cifras probablemente confidenciales, así que pregúntenle al equipo qué es posible», apuntaba George Russell, uno de los pilotos que más está sufriendo con este asunto. «Pero, ya saben, cuando vamos por la recta a más de 320 km/h botando y tocando el suelo, claro, no es lo que elegirías».

    «Los coches son extremadamente rígidos y no están destinados a ser cómodos. Supongo que casi se puede comparar con los futbolistas. En los años 60, 70 u 80, cuando tenían balones de fútbol pesados, se realizaron investigaciones y análisis sobre si había consecuencias para la salud al cabecear la pelota y las cosas cambiaron», reflexiona el piloto de Mercedes.

    «Ya sabes, la Fórmula 1 es el centro de la innovación, no hay razón por la que no podamos encontrar una solución científica para esto. Existe la incomodidad, pero también está la visibilidad».

    Fernando Alonso le quita importancia

    Otros pilotos de la parrilla se han mostrado igualmente preocupados, aunque uno en concreto ha querido quitar hierro al asunto haciendo referencia a tiempos pasados. Otros confían en que será un problema pasajero.

    «Soy uno de los afortunados», dice Daniel Ricciardo, que no sufre porpoising en su McLaren, «pero veo sus cámaras on board y mi mandíbula se abre».

    Charles Leclerc, compañero de Carlos Sainz en Ferrari, matiza que «Carlos parece ser un poco más sensible a eso. Yo no sufro tanto, pero estoy de acuerdo con él, debería ser algo que no debería suceder con estos coches».

    Fernando Alonso, que ha probado diferentes disciplinas, ve las cosas de un modo muy distinto. «Cuando empecé con el Minardi en 2001, ese coche no era muy cómodo», ha argumentado. «No teníamos dirección asistida ni nada por el estilo. Entonces eran muy físicos. Y en IndyCar es 100 veces peor».

    «O en Resistencia. Conduces con el asiento de Sebastian Buemi durante 24 horas, ya sabes, porque tienes que compartirlo con un compañero de equipo. O en karting, cuando solíamos rompernos una o dos costillas cada invierno en los test. Así que creo que estamos muy cómodos en este momento».

    Los neumáticos de perfil bajo han hecho los coches mucho más rígidos de suspensiones. Foto: Motor.es

    «Es muy simple», afirmó Max Verstappen. «Si elevas la altura de conducción trasera, no lo tendrás, pero pierdes rendimiento. Es solo un toma y daca. Quiero decir, no es agradable, pero sabes que hay más tiempo por vuelta si lo bajas, así que corres bajo, aunque no sea cómodo».

    «La carga sobre la columna vertebral es excepcionalmente alta en comparación con otros deportes», dijo Sebastian Vettel. «Pero cada deporte es particular y probablemente afecta a tu cuerpo. Depende de ti cuidar eso e intentar prevenir todo lo que puedas».

    «No sé, el tiempo dirá cómo están estos muchachos y sus espaldas dentro de 50 años. Pero sí, creo que todos los deportes también están evolucionando. Y sí, creo que la incomodidad por el porpoising no debería durar para siempre. Creo que los equipos lo resolverán en algún momento».

    Fuente: Pitpass.com