¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La dura vida de Ocon como probador de Mercedes: «Acabé destruido»

    Esteban Ocon, ahora piloto de Renault.Renault Sport

    Lo normal es pensar que un piloto titular tiene una agenda más apretada y estresante que un piloto reserva.

    Sin embargo, Esteban Ocon ha desvelado las dificultades de ser piloto probador de un equipo como Mercedes.

    Un piloto titular de Fórmula 1 tiene que entrenarse físicamente, acudir a la pretemporada y competir en los Grandes Premios. Además de eso, debe atender a los medios de comunicación y formar parte de actos promocionales relacionados con sus patrocinadores y los del equipo.

    Un piloto probador tiene que hacer muchas de esas cosas y, además, completar largas jornadas de simulador en la fábrica. Si además es reserva, tiene que acudir a los Grandes Premios para formar parte del desarrollo normal del fin de semana por si fuera necesaria su presencia en la pista.

    Así fue la vida de Esteban Ocon como piloto reserva y de simulador de Mercedes en 2019, cuando tuvo que compaginar su presencia en los Grandes Premios con el desarrollo del monoplaza del año pasado y también del actual. «La temporada pasada fue muy exigente. No dormí durante dos días seguidos, fue una locura: la cantidad de viajes y horas que empleaba en el simulador y luego iba a los circuitos para seguir haciendo cosas para Mercedes. Me usaron bien, pero mucho», admite el francés, ahora titular de Renault.

    Los equipos actuales utilizan el simulador para desarrollar los monoplazas, pero también para trabajar en la puesta a punto de los coches durante las horas previas al inicio de un fin de semana de Gran Premio. Todo ello hizo que Ocon acabara la temporada exhausto.

    «Sinceramente, después de probar en Abu Dhabi, comencé el plan de entrenamiento más delgado que nunca. Acabé el año destruido, básicamente», señala Ocon. «Pasé todo el tiempo libre que tenía en mi campamento de entrenamiento, a altitud en los Pirineos, como lo hice en el pasado, pero en lugar de comenzar el 5 o el 6 de enero, estuve allí el 2. En lugar de regresar para Navidad la noche del 23 de diciembre, estuve allí el 24. Cosas así».

    Para recuperar la forma y prepararse para enfrentarse a Daniel Ricciardo en Renault, el francés elevó su compromiso al máximo, pasando un invierno muy intenso en su localización habitual para los entrenamientos físicos. «No fui a casa durante todo el invierno. Iba de ida y vuelta a la fábrica. Y sí, mis objetivos han sido alcanzados. He engordado cuatro kilos y medio de músculo. Así que estoy bastante contento con mi evolución. Es una base sólida para comenzar», concluye.

    Fotos: Renault Sport

    Fuente: Autosport

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto