¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP IndiaVettel arrasa y se proclama tetracampeón del mundo

    19

    Sebastian Vettel gana su cuarto campeonato del mundo tras vencer con autoridad en el Gran Premio de India por delante de Nico Rosberg y Romain Grosjean. Fernando Alonso tuvo un toque en la salida, lo que le dejó sin opciones de llegar al podio. Finalizó fuera de los puntos, en undécima posición.

    No ha habido sorpresas: Sebastian Vettel ha vencido en el GP de India por tercer año y ha confirmado su cuarto título de campeón del mundo. El alemán cuajó una carrera perfecta, en la que incluso se permitió el lujo de utilizar una estrategia totalmente distinta a las de sus rivales. En el podio en el que ha igualado a Alain Prost le han acompañado Nico Rosberg y Romain Grosjean, que han sido los encargados de subirle a hombros para homenajearle. ¿Dónde está el límite del piloto alemán? Nadie lo sabe aún.

    El día en el que Vettel se proclamaba campeón, Fernando Alonso ni siquiera ha entrado en los puntos. El piloto asturiano perdió cualquier opción de lograr un podio cuando, en los primeros metros, Mark Webber -que nuevamente perdió posiciones en la salida- se tocaba con el piloto asturiano, rompiendo el alerón delantero del Ferrari. Alonso se vio obligado a entrar en boxes mucho antes de lo previsto para cambiar de estrategia, de alerón delantero y de neumáticos. El incidente, además, le afectó en el comportamiento del monoplaza, ya que se quejó de que la dirección no se comportaba correctamente. “Algo más se me ha roto en el toque, la dirección va muy dura cuando giro a la derecha”, se lamentaba el español. Peleó por remontar, pero una y otra vez se encontraba con rivales que le pusieron las cosas más complicadas de lo que nunca hubiera esperado. Al final, acabó en una undécima posición que no le sirve para nada. Esta ha sido la primera carrera desde Gran Bretaña 2010 en la que ha acabado una carrera y lo ha hecho fuera de los puntos.

    Sebastian Vettel cuajó su victoria desde una estrategia bastante sorpresiva. Pese a que salía primero, y no tuvo problemas en la arrancada, en la segunda vuelta entró en boxes para colocar los neumáticos medios. A diferencia de Alonso, que lo hizo obligado, Vettel trató de cuajar una estrategia distinta y que no le diera sustos al final de la carrera. Así, pese a salir de los últimos, fue remontando poco a poco hasta que, pasada la vuelta 20, ya estaba segundo. En las últimas paradas en boxes pasó a un Mark Webber que rozó la victoria y, nuevamente, se quedó fuera de carrera. Esta vez fue el alternador de su Red Bull el que, cuando ya encaraba la recta final de la carrera, le obligó a dejar aparcado su monoplaza y volver de nuevo a boxes montado en el scooter de un comisario.

    La emoción se desplazó a la parte de atrás de la parrilla. La remontada de Alonso se frenó en torno a la duodécima posición, pero no así la de Romain Grosjean. Y es que si el protagonismo total ha sido para Vettel por haber ganado el campeonato, la carrera que ha cuajado el piloto francés sólo se puede calificar de espectacular. Desde la 17ª plaza hasta el podio, el galo se arriesgó al límite de la resistencia de los neumáticos, aguantó en una preciosa pelea con su propio compañero Kimi Räikkönen y con un Felipe Massa que a punto estuvo de volver al podio. Al final, el finlandés se hundió tras quedarse sin neumáticos, sin frenos y con problemas de dirección. Eso sí, se llevó la vuelta rápida de la carrera.

    La carrera finalizó entre las lágrimas de alegría de un Vettel que no dudó en obviar la sanción de la FIA que le van a imponer por su celebración. En medio de la recta del Buddh International Circuit, se dedicó a hacer unos espectaculares 'donuts' para jolgorio de los aficionados que allí se encontraban. No es para menos: no todos los días aumentas tu leyenda como uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo.

    Resultado del Gran Premio de India de Fórmula 1:

    Fotos: Red Bull

    Vettel arrasa y se proclama tetracampeón del mundo