¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Hakkinen ve poco probable que Honda triunfe a corto plazo

    Jose Carlos de Celis
    Jose Carlos de Celis

    El ex piloto de Mclaren no cree que la unión de la que fue su escudería con Honda vaya a funcionar en el primer año. Mika Hakkinen opina que hace falta un periodo de adaptación y calificaría de 'pequeño milagro' si los de Woking consiguieran vencer ya la próxima temporada.

    El poderío y dominio que mostró la unión Mclaren-Honda a finales de los años 80 y principios de los 90 invitan al optimismo en su reencuentro a partir de la próxima temporada. Un binomio que marcó una de las épocas de mayor superioridad en Fórmula 1 y que vuelve a asociarse en busca de repetir éxitos pasados. Hablar de Mclaren-Honda es sinónimo de etapa dorada, y por ello para la temporada 2015 la escudería de Woking ha levantado una expectación que podría haber perdido por su rendimiento en las dos últimas temporadas (en 2013 fueron quintos y actualmente ocupan la misma posición). Recuerdos de tiempos pasados ponen al equipo británico en la lista de, al menos, candidatos a tratar de desbancar a Mercedes.

    Sin embargo, hay quien cree que los días de vino y rosas no volverán a Mclaren con el regreso de Honda, y que los últimos proyectos de la empresa japonesa en Fórmula 1 así lo demuestran. Un ex piloto de Mclaren, Mika Hakkinen, es de los que opinan así: "Sería un pequeño milagro si Honda estuviese inmediatamente delante". El finlandés, bicampeón del mundo en 1998 y 1999, llevó en sus monoplazas Mclaren motores Ford, Peugeot y Mercedes, y cree que hace falta un tiempo de adaptación: "Durante mi carrera en Fórmula 1 he trabajado con muchos motoristas. Mi experiencia es que si cambias de proveedor de motores, no estarás satisfecho inmediatamente".

    Hakkinen cree que el pasado de Honda con Mclaren no contará, al menos en 2015, donde ve poco probable que pueda luchar por el título "aunque tienen un gran pasado en el automovilismo". Mika tiene claro cuál será la tendencia que siga la Fórmula 1 durante el próximo curso: "Mercedes ha puesto el nivel muy alto y será difícil para el resto de la competición llegar a su altura". El hecho de llegar una temporada después del regreso de los motores turbo puede dar cierta ventaja a Honda...o cierta desventaja. El que fuera piloto de Mclaren entre 1993 y 2000 no cree que su ex escudería pueda recuperar a corto plazo el trono que no logra (a nivel de constructores) desde el año 1998.