¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Lewis Hamilton culmina un año brillante: las cifras del campeón

Lewis Hamilton culmina un año brillante: las cifras del campeón

Los números de Lewis Hamilton en el año de su segundo campeonato le colocan entre los mejores de la historia reciente de la Fórmula 1. El británico, con 29 años, ya es el quinto piloto con más victorias de la historia de la competición. Con Mercedes forma un binomio casi imparable.

El bicampeonato de Lewis Hamilton ha llegado en la última carrera de la temporada 2014, no sin sufrir y algo beneficiado en la prueba de Abu Dabi por los problemas de Nico Rosberg. Sin embargo, nada puede empañar los espectaculares números que ha firmado el piloto británico en la que, posiblemente, haya sido su mejor campaña desde que entró en la Fórmula 1 en 2007. De hecho, con las cifras en la mano, sólo se puede sacar una lectura: Hamilton ha sido el mejor campeón posible.

Lewis Hamilton ha conseguido once victorias en esta espectacular campaña 2014: Malasia, Bahrein, China, España (primera vez que se puso al frente del campeonato), Gran Bretaña, Italia, Singapur (segunda vez que se pone líder, ya hasta el final), Japón, Rusia, Estados Unidos y, por supuesto, Abu Dabi. Dado que Hamilton ha alcanzado la cifra total de 33 carreras ganadas en Fórmula 1 (una más que Fernando Alonso, británico con más victorias y quinto mejor de la historia), en 2014 ha sumado un tercio del total de sus victorias en el Gran Circo.

Porcentualmente, Hamilton ha ganado el 55,6% de las carreras del año, por un 27,8% de Nico Rosberg (cinco victorias, menos de la mitad) y un 16,7% de Daniel Ricciardo (tres victorias). De las ocho que no ha ganado, tres veces ha sido segundo, dos ha sido tercero y otras tres ha abandonado.

Hamilton ha subido al podio en todas las carreras que ha acabado en 2014

La primera conclusión que se saca de estos datos es obvia: siempre que Hamilton ha acabado en 2014, lo ha hecho en el podio. Sólo un piloto lo ha hecho mejor que él en este aspecto, y porque no abandonó en ninguna carrera: Michael Schumacher, cuando completó toda la temporada 2002 subiéndose al podio. El alemán no abandonó ninguna carrera aquel año, y las 17 carreras las acabó en el podio.

Hamilton también ha sido el piloto que más vueltas ha dado en cabeza, por poco eso sí. De hecho, ha sido en Abu Dabi donde ha revertido ese liderato que hasta el final llevaba Nico Rosberg. El británico ha entrado en 495 de las 1.134 vueltas que se han dado en la temporada. Su compañero lo ha hecho en 483, con lo que Mercedes ha sumado un total de 978 vueltas al frente del pelotón. Esto supone que algo más de ocho de cada diez vueltas que se han dado este año han tenido a uno de los dos pilotos de las flechas plateadas como líderes.

Efectividad total desde la pole

Si hay un punto en el que se le puede achacar que no ha estado perfecto Lewis Hamilton, ha sido el de las poles. Mercedes ha culminado un año casi perfecto en este aspecto, y sólo se le escapó la de Austria, que fue para Felipe Massa. Esto supone todo un hito para los motores Mercedes: por primera vez desde que en 1969 lo hicieran los propulsores Ford Cosworth, nunca un mismo motorista había logrado el 100% de las poles en una temporada.

En los 18 Grandes Premios en los que la escudería Mercedes ha sido la más rápida los sábados, Hamilton sólo fue poleman en siete carreras, mientras que Nico Rosberg lo fue en once. No obstante, mientras que Rosberg sólo ha convertido tres de esas once poles en victorias, Hamilton hizo pleno: las siete veces que salió desde la pole, ganó la carrera. Una efectividad del 100% para un piloto que, como se dice comúnmente, es más de domingo que de sábado.

Decir que Hamilton es un piloto rápido es una obviedad, pero además los números lo apoyan: también ha sido el piloto que más vueltas rápidas ha logrado en 2014, siete, por cinco de Rosberg. Vettel logró dos y Ricciardo, Bottas, Massa, Räikkönen y Pérez lograron una cada uno.

Un carácter único y reforzado

No obstante, más allá de los fríos números, Hamilton ha logrado quitarse el sambenito de piloto excesivamente agresivo. El británico ha sido fino cuando debía, ha sido duro cuando la carrera lo requería y ha conservado cuando así se necesitaba. En la batalla psicológica también ha sido superior a un Nico Rosberg que ha mostrado su cara más taimada.

También en este aspecto, Lewis Hamilton ha dado muestra de una madurez perfecta para alcanzar el éxito del bicampeonato. Ha potenciado todas las virtudes que asombraron al mundo del automovilismo cuando debutó en 2007 y ha pulido algunos -no todos- de los defectos que se le achacaban. Ahora queda por saber si podrá mantener o incluso mejorar este ritmo de cara a la próxima temporada, pero lo hará con dos campeonatos del mundo en su bolsillo. Y a una edad envidiable, con 29 años tiene todo el futuro por delante.

Fotos: Getty Images

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto