¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    McLaren busca un trueque de motores con Toro Rosso

    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Red Bull evaluó la opción de suministrar a su equipo filial con motores Honda en 2018, pero las negociaciones se paralizaron.

    Ahora McLaren busca convencer a Honda para que se marche al equipo italiano, pudiendo así recibir los motores Renault y retener a Fernando Alonso.

    La situación entre McLaren y Honda tiene que resolverse lo antes posible y todo indica que lo hará en dirección a una ruptura definitiva. Lo sucedido este último fin de semana en Spa-Francorchamps ha terminado de convencer a McLaren de que su asociación con Honda no tiene visos de ser exitosa en el futuro y ha iniciado la ofensiva final para conseguir una rescisión lo menos costosa posible del contrato.

    Con el preacuerdo que Sauber y Honda alcanzaron hace unos meses, el problema estaba muy encaminado porque los japoneses contaban con un equipo reserva para mejorar su nivel sin la presión del suministro a un equipo potente como McLaren.

    Pero la ruptura final de dicho acuerdo cerró todas las puertas y Honda le comunicó a McLaren que no permitiría la rescisión del contrato, porque eso significaría que tendría que abandonar la Fórmula 1. Además, la FIA y Liberty Media han dejado claro a McLaren que no autorizarán el suministro a un cuarto equipo por parte de Mercedes (Williams, Force India y Mercedes AMG), Ferrari (Haas, Sauber y Scuderia Ferrari) o Renault (Toro Rosso, Red Bull y Renault Sport), algo que el reglamento exige en estos casos.

    Por tanto, la única opción viable pasa por encontrarle otro equipo a Honda y Toro Rosso es el elegido. Los italianos ya negociaron a través de Red Bull hace algunas semanas, pero la negociación se detuvo como consencuencia de los cortos plazos de tiempo que quedan por delante, pues el diseño del monoplaza de 2018 está ya muy avanzado y no saber qué motor se utilizará supone ralentizar el mismo.

    Toro Rosso y McLaren cuentan con rendimientos similares y podrían intercambiar sus motores en 2018.

    En cualquier caso, según publica Autosport, McLaren intenta convencer a Honda para que reanude dichas negociaciones mientras Toro Rosso ha puesto como fecha límite el Gran Premio de Italia que se celebra este fin de semana en Monza. Si el acuerdo llegara a término, el equipo de Faenza obtendría una importante inyección económica de Honda y Renault accedería a cancelar el contrato vigente con Toro Rosso para activar otro con McLaren sin superar el cupo de tres equipos cliente, que es algo que los franceses no han querido en ningún momento.

    En el caso de que la opción de Toro Rosso no fructifique, McLaren buscará otro modo de forzar la ruptura con Honda y aprovecharse de la obligación que tienen los motoristas por reglamento a suministrar a un equipo que no tenga motor, pero en todo caso sería la última opción que maneja McLaren.

    La clave de la situación, teniendo en cuenta la predisposición de Toro Rosso y Renault, reside en Honda, que se resiste a renunciar a McLaren. El tiempo se acaba para todos los implicados, pero a buen seguro este asunto comenzará a tomar forma durante la carrera de este fin de semana y todo ello influirá en el futuro de Fernando Alonso, que ha comunicado que si Renault llega, seguirá en McLaren.

    Fuente: Autosport / Fotos: Motor.es | Red Bull Content Pool