¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mercedes y Red Bull, rendidos ante Ferrari: "Nos sacan al menos medio segundo"

    Sus máximos rivales conceden a los italianos el favoritismo en el inicio de la temporada que se celebrará en Australia a mediados de marzo.

    Mercedes ha mejorado con la última actualización del W10, mientras que Red Bull no ha podido exprimir al máximo la última jornada tras el accidente previo de Gasly.

    La pretemporada llega a su fin, pero la sensación inicial de dominio de Ferrari no se ha desvanecido con el paso de los días y sus máximos rivales le conceden a los italianos el papel de favorito para la primera carrera en Australia.

    La fortaleza mostrada por la Scuderia sufrió fisuras en forma de fiabilidad en esta segunda semana, principalmente a modo de accidente sufrido por Sebastian Vettel y rotura del colector del escape del motor. Sin embargo, sus rivales no se han librado de ello, con Mercedes perdiendo una tarde por rotura de motor y Red Bull sufriendo un accidente con Pierre Gasly, además de otros pequeños problemas mecánicos.

    Pero, independientemente de eso, en lo que a velocidad pura respecta Ferrari parece claramente por delante de Red Bull y Mercedes. Los propios pilotos así lo reconocen y consideran inalcanzables los tiempos conseguidos por Vettel y Leclerc. “Honestamente, no. Siendo justos, son realmente rápidos, han demostrado tener buen ritmo. Tenemos potencial, hemos probado muchas cosas y sabemos que tenemos buen ritmo, pero debemos trabajar duro porque ellos parecen ser realmente rápidos”, admitió Pierre Gasly.

    Valtteri Bottas admite que el nuevo paquete aerodinámico implementado por Mercedes en el W10 ha mejorado la situación, pero duda que sea suficiente para alcanzar a Ferrari por el momento. Va mejor, pero la cuestión es si será suficiente. Siento que hemos mejorado con la estabilidad del coche y la carga aerodinámica global desde la semana pasada, pero no hemos extraído todo el potencial aún. Necesitamos mejorar porque Ferrari parece fuerte”, señaló.

    Un año más, Ferrari parece más rápido que el resto, pero en esta ocasión con más margen.

    Lewis Hamilton, que suele hablar muy claro, se atreve incluso a medir la desventaja. “No estoy seguro, pero creo que medio segundo, algo similar”, reconoció. El inglés recuerda que en 2018 Mercedes vivió una situación parecida en algunas carreras, pero supo sobreponerse. “Ya el año pasado hubo muchas ocasiones en las que, como equipo, estuvimos por detrás en rendimiento y tuvimos que rendir por encima de nuestras posibilidades. Ahora tenemos que ir aún más lejos que el año pasado”, dijo al respecto.

    Esa búsqueda del límite puede llevar a errores, pero Hamilton confía en su equipo y en sí mismo para no traspasarlo. “Tenemos que exprimir aún más nuestro rendimiento, pero también tendremos que ser cuidadosos, porque eso nos puede llevar a sobrepasar el límite y cometer errores. Tengo el mejor equipo, experiencia no es coincidencia que seamos los campeones del mundo. Sólo tenemos que ser diligentes y mantenernos equilibrados”, concluyó.