¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Falta de consenso entre los pilotos sobre las sanciones por cambio de motor

    Mark Webber avivó recientemente la polémica relativa a las sanciones a los pilotos por exceder el límite de componentes de los motores.

    Varios pilotos de la parrilla han expresado su opinión al respecto, pero no ha habido un seguimiento unánime al respecto y existen puntos de vista variados.

    Las sanciones por exceder el límite de uso de componentes del motor lleva siendo objeto de polémica desde hace años, pero sobre todo con la llegada de los motores híbridos y la división de los mismos en cinco elementos diferenciados: motor de combustión (ICE), recuperador de energía cinética (MGU-K), recuperador de energía térmica (MGU-H), baterías y centralita electrónica.

    Recientemente, Mark Webber pidió un cambio en la normativa que sanciona al piloto que supera el límite de cuatro componentes por temporada con posiciones en parrilla, concretamente un mínimo de diez. “No me gusta que se penalice a un piloto por algo con lo que no tiene nada que ver. Ya es suficientemente duro alcanzar la parte alta de la parrilla. Puntos en el campeonato de constructores, lo que sea, pero hay que encontrar un modo de no perjudicar al piloto”, afirmó el australiano, visiblemente molesto por ello.

    No sólo eso, pues el ex-piloto australiano considera que en los últimos años la Fórmula 1 se ha puesto en una situación esperpéntica gracias a este asunto con sanciones de hasta 60 o 70 plazas como en el caso de los McLaren-Honda, sin duda los más perjudicados. “Hemos tenido penalizaciones muy ridículas en los últimos cinco años que han tenido un gran impacto en el espectáculo de un fin de semana”.

    Durante la conferencia de prensa oficial de la FIA en Austria, varios pilotos fueron preguntados por lo expresado por Mark Webber y lo cierto es que no todos se mostraron tan favorables a la opinión del australiano como cabría esperar.

    Sebastian Vettel considera que es un asunto complejo, porque se corre el riesgo de que los equipos saquen ventaja de la ausencia de reglas. “Creo que es complicado, entiendo lo que quiere decir Mark y probablemente tenga razón, pero por otro lado hay que crear unas reglas que los equipos tienen que cumplir. Siempre se busca encontrar algo que los demás no tengan, cambiando la caja de cambios en cada carrera o cosas por el estilo que te proporcione ventaja, así que es complicado”.

    Si un piloto comete un error, el equipo pierde puntos también. Cuando la fiabilidad falla afecta a todos

    Lewis Hamilton aboga por el concepto de deporte de equipo y pone como ejemplo los errores de pilotaje que son responsabilidad exclusiva del piloto, pero afectan a todo el equipo en su conjunto. “Si un piloto comete un error, el equipo pierde puntos también. Cuando la fiabilidad falla afecta a todos. Si tienes un problema de motor y colocas uno nuevo, pero no tienes penalización, obtienes ventaja muy a menudo, no lo sé”.

    Kevin Magnussen está de acuerdo con Hamilton, pero de igual modo apunta que los fallos del motor no tienen nada que ver con el rendimiento del piloto y sería bueno encontrar una penalización que no afectara a la posición de salida en parrilla. “Creo que es frustrante para el piloto, pero también para el equipo. Es cierto que si el piloto comete un error, el equipo también lo sufre. Pero si se produce un fallo de motor es más culpa del equipo, digamos. Creo que se podría estudiar una solución para eliminar puntos de constructores o algo de ese estilo que no penalice la posición de salida para la carrera”, comentó el piloto danés de Haas.

    McLaren es sin duda el equipo que más ha sufrido con las penalizaciones en parrilla por cuenta de los motores Honda.

    “De algún modo es el modo de ganar un campeonato, con fiabilidad. Y es bueno para los constructores porque muestra la mejor fiabilidad”, apuntó Max Verstappen, que se puso en la piel de los constructores y marcas, que desean proyectar una imagen de fiabilidad que se traslade a sus productos en la automoción comercial.

    Felipe Massa, por otro lado, tiene claro que las sanciones deben estar ahí y que son las mismas para todos. “Creo que son necesarias, de otro modo el equipo estaría cambiando el motor todo el tiempo, así que realmente no es lo correcto. Si tienes una normativa que te obliga a utilizar cuatro motores durante el año, los equipos tienen que luchar por conseguirlo o de otro modo pagaras un pequeño precio por ello”, si bien reconoce que en casos de extrema gravedad como el de McLaren-Honda, puede llegar a resultar excesivo. “En algunos casos es demasiado, lo que ha ocurrido con McLaren es demasiado porque realmente están sufriendo mucho, más de lo que se suponía. Pero en cualquier caso son las reglas”.

    Carlos Sainz se mostró inclinado a darle la razón a Mark Webber, pero también quiso recalcar la necesidad de encontrar un equilibrio que no perjudique a los equipos con mayores índices de fiabilidad. “Es algo a considerar, es muy complicado encontrar un compromiso, como ha dicho Max, entre darle ventaja a los equipos que tienen fiabilidad y los que no la tienen. Pero Mark tiene parte de razón”.

    No hay, al menos de momento, unanimidad en un asunto que no parece que vaya a cambiar a corto plazo, principalmente porque son pocas las voces que realmente han pedido una revisión del sistema de penalizaciones.