¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Se atisba pánico (y 3 serios problemas) en Red Bull tras la paliza de Ferrari en Australia

    Se atisba pánico (y 3 serios problemas) en Red Bull tras la paliza de Ferrari en Australia
    De izquierda a derecha, Christian Horner, Helmut Marko y Max Verstappen.Red Bull Content Pool
    David Plaza
    David Plaza7 min. lectura

    El enfado de Max Verstappen tras su abandono ha iniciado una serie de declaraciones pesimistas en Red Bull, que vio a Ferrari inalcanzable en Albert Park. La fiabilidad preocupa y mucho en el equipo anglo-austriaco.

    Cuando te juegas el Mundial contra un rival muy parejo, necesitas maximizar todo lo posible tus oportunidades y potencial. Red Bull y Max Verstappen fueron capaces de hacerlo en 2021 y el premio fue el título de pilotos para el neerlandés.

    Sin embargo, este año la disputa con Ferrari y Charles Leclerc no ha comenzado del modo esperado. Y es que, si bien Max Verstappen ha ganado una de las tres carreras disputadas, ha abandonado en las otras dos y ve al monegasco desde la sexta posición del campeonato y a 46 puntos de distancia.

    «Es desesperadamente frustrante, Ferrari y Leclerc estaban en su propia liga»

    Tras su abandono, Verstappen dejó patente su frustración con el coche y el equipo, pero quizá no era de esperar que el resto de componentes de Red Bull se muestre también pesimista.

    La fiabilidad es un problema, pero no es el único

    Christian Horner comprende que su piloto estrella se mostrara realmente molesto por el abandono de Australia, admitiendo que «es totalmente comprensible su frustración. Fue un resultado realmente decepcionante no terminar la carrera. Necesitamos solucionarlo. No podemos aceptar abandonos. Necesitamos entender cuál es el problema y abordarlo».

    No es la primera vez que Red Bull tiene un problema mecánico, algo que ha lastrado mucho al equipo en este inicio de temporada. Sin embargo, el director de la formación anglo-austriaca afirma que no se trata de problemas relacionados entre sí.

    Analizamos el Gran Premio de Australia en nuestro canal de Twitch.

    «No creo que esté relacionado con el motor y cada fallo ha sido independiente del resto. Podría ser un problema de combustible, pero tenemos que recuperar el coche y ver qué pasó exactamente. No tenemos datos, no tenemos la información», admitió Horner tras la carrera de este domingo.

    «Prefiero arreglar un coche rápido que intentar hacer rápido uno lento y fiable», dijo, sin embargo. «Tenemos cosas en camino que creo que ayudarán. Ahora regresamos a Europa y necesitamos dejar esto atrás, abordarlo y seguir adelante».

    Sin embargo, la escasa fiabilidad no es el único problema al que se enfrenta Red Bull, que en Australia fue arrollado por Ferrari.

    «Es desesperadamente frustrante. No teníamos el ritmo para competir con Charles hoy, estaban en su propia liga», reconoce Horner. «Sería justo decir que Max no estuvo contento en todo el fin de semana y puedes ver que los neumáticos delanteros se abrieron (graining) bastante rápido en la carrera. Esa suele ser la señal de que no has conseguido el equilibrio necesario».

    «Cuando tu coche está equilibrado, no tienes esos problemas. Él no tenía ampollas, no tenía granulado. Las condiciones eran ligeramente diferentes en comparación con el viernes, pero esperábamos estar mucho más cerca de Ferrari en ritmo y fueron intocables. Así que debemos felicitarlos, pero todavía tenemos trabajo por hacer», reitera Horner.

    El ritmo de carrera, el peso del coche…

    Sergio Pérez también ofreció su opinión al respecto de lo visto en Australia, carrera en la que consiguió el segundo puesto tras una intensa lucha con los Mercedes y después del abandono de Carlos Sainz y Max Verstappen.

    «Anteriormente, hemos estado muy cerca en la clasificación y la carrera. Incluso el sábado sentí que estábamos un poco más cerca de lo que mostramos. Pero en la carrera estaban en otro nivel», reconoce el mexicano.

    «Nos equivocamos en algunas cosas durante el fin de semana y estuvimos luchando más con Mercedes que con Ferrari, por lo que el ritmo no era el que queríamos, pero trabajaremos en ello».

    «El Sector 3 fue realmente débil para nosotros», señala Pérez en lo que se refiere al sector más lento y técnico del circuito australiano. «Tuvimos que llegar a muchos compromisos, lo que nos afectó durante todo el circuito. El equilibrio del coche fue demasiado pobre. Tomamos una dirección un poco equivocada con el coche, por lo que creo que hay que hacer un análisis».

    «La configuración de los dos coches era un poco diferente, así que también hay un análisis que hacer. Estoy seguro de que aprenderemos mucho de este fin de semana porque parece que somos un poco más agresivos con los neumáticos que Ferrari», declara Pérez

    Helmut Marko tampoco escondió la preocupación existente en Red Bull, incidiendo además en lo que supone un gran problema para el RB18.

    «No sólo tenemos estos problemas de fiabilidad, que en realidad son en gran medida desconocidos para nosotros. También está el problema del peso. Somos mucho más pesados que Ferrari. Es un acto de equilibrio difícil, incluso con el límite de costes», lamenta el austriaco.

    «Se avecinan tiempos difíciles. Nos sorprendió lo rápido que fue Ferrari hoy. Tuvieron que prestar mucha menos atención a los neumáticos que nosotros. Ferrari estaba en su propia liga. Desafortunadamente, estábamos claramente detrás, a pesar de que Pérez hizo una gran carrera», concluyó Marko.