¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Informe F1Red Bull obliga a Ferrari a modificar su hoja de ruta

    El equipo italiano comenzó la temporada con la clara ambición de disputarle el título a Mercedes.

    El coche parecía capaz de optar a las victorias en las primeras carreras, pero diversos errores lo impidieron.

    Desde el Gran Premio de España, el desarrollo se vio ralentizado y Red Bull recuperó terreno.

    La temporada 2016 de Ferrari está resultado ser bastante más complicada de lo esperado. Si bien en las primeras carreras quedó claro que el campeonato no sería posible, sí dio la sensación de que Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen tenían a su disposición un monoplaza que podría llegar a conseguir algunas victorias.

    Pero un cúmulo de circunstancias hicieron que se perdieran numerosas opciones de disputar la victoria o, al menos, conseguir podios. Vettel sufrió problemas en boxes en Australia, rotura de motor que ni siquiera le permitió tomar parte en la carrera de Bahrein, errores de pilotaje en Q3 y toque con su compañero en la salida que le dejó la dirección desviada en Rusia, mala estrategia en España, tráfico tras la primera parada en Mónaco, abandono en Austria, sanción de cinco plazas en parrilla, trompo y nueva sanción durante la carrera en Gran Bretaña, trompo al cerrar a su compañero en Bélgica,

    En lo que respecta a Kimi Räikkönen, vio como se rompía el turbo en Melbourne, problemas de temperatura en los neumáticos y una mala salida en Bahrein, errores de pilotaje en Q3 y pinchazo y alerón delantero roto por el toque con su compañero en Sochi, mala salida en Montmeló, accidente en Mónaco, problemas de temperatura en los neumáticos en Montreal, sanción de cinco segundos en Bakú, varias salidas de pista sobre mojado en Silvertsone, eliminado en Q2 y toque con Verstappen durante la carrera en Hungaroring y mala salida en Hockenheim, parada en boxes no programada tras toque con Vettel en Spa-Francorchamps

    El nuevo motor Renault, un punto de inflexión

    La evolución del monoplaza tampoco ha ayudado, sufriendo un notable estancamiento desde el Gran Premio de España, a partir del cual las novedades introducidas en el monoplaza, dejaron de surtir efecto. Ello coincidió con la recuperación de Red Bull, que introdujo en Mónaco un nuevo propulsor que supuso un paso adelante muy significativo, tanto en términos de potencia absoluta como de entrega de la misma. Dicha mejora permitió al equipo austriaco incrementar los niveles de carga aerodinámica y, con ello, mejorar su rendimiento a nivel global.

    “En el comienzo del año fuimos a Melbourne sin esperar demasiado respecto al final de la temporada pasada. Pero llegamos con más potencia y luego la evolución ayudó, encontramos un poco más, un poco más y así desde entonces. Ha sido una buena mejora por ambas partes, el chasis está trabajando bien con la unidad propulsora. Ahora estamos más o menos a la par con el motor Ferrari de 2016 y eso es positivo”. Daniel Ricciardo

    Gráfica que relata el rendimiento en clasificación respecto a Mercedes (se toma como referencia el piloto más rápido de cada equipo).

    Todo ello permitió a Red Bull cerrar la brecha de rendimiento con respecto a Ferrari. En circuitos en los que la potencia no es tan determinante, el equipo austriaco ha sabido exprimir todo el potencial del chasis y la aerodinámica, minimizando o neutralizando su déficit en España, Mónaco, Gran Bretaña, Hungría y Alemania.

    “Las últimas carreras han sido duras para nosotros, pero muy, muy útiles, ya que hemos entendido muchas cosas sobre nuestro coche y sabemos en qué concentrarnos. No estaba del todo claro tras las primeras carreras, pero se ha ido haciendo cada vez más evidente. Obviamente, es un modo muy duro de encontrarlo, no siendo tan competitivos como queríamos, pero creo que ahora sabemos qué hacer. No es fácil cambiar de la noche a la mañana, pero hay un plan y la segunda mitad (de la temporada) debería ser más fuerte para nosotros”. Sebastian Vettel

    Tras el parón veraniego, Ferrari parece haber encontrado la senda perdida en clasificación desde el Gran Premio de España y ha solucionado en gran parte sus problemas de temperatura en los neumáticos, volviendo a contar con un monoplaza predecible en cuanto a su evolución durante el fin de semana. También ha ayudado que los dos primeros circuitos tras el parón hayan sido Spa y Monza: trazados en los que la mayor potencia de Ferrari le han permitido tomar algo de ventaja.

    Gráfica que describe el déficit de puntos respecto a Mercedes a lo largo de la temporada 2016.

    La diferencia de puntos entre ambos equipo creció de manera constante hasta Silverstone, donde la recuperación de Red Bull se hizo patente en un mes de julio muy negativo para Ferrari. A pesar de que los italianos se han mostrado más rápidos tras el parón veraniego, Red Bull ha conseguido mantener la segunda plaza en el campeonato de constructores y ahora, con la llegada de circuitos favorables como Singapur, esperan mantener dicha tendencia.

    "Obviamente queremos ser segundos porque ya no podemos ganar. Quiero decir, quizás haya oportunidades si el otro equipo no termina (Mercedes). Perdimos la segunda plaza hace unas carreras. En los dos últimos fines de semana hemos ido en la dirección adecuada, hemos mejorado, así que ojalá sea también el caso de las próximas carreras”. Kimi Räikkönen

    Gráfica que compara la puntuación de 2016 con respecto a 2016. Ferrari ha mantenido un ratio de puntos similar al de la temporada pasada, aunque sin poder recuperar el terreno perdido en la segunda carrera.

    Ferrari está obteniendo menos puntos esta temporada. A su menor rendimiento hay que sumarle el notable ascenso de Red Bull, el buen momento de forma de equipos como Force India y, en ocasiones, Williams, junto con el el mayor índice de averías y errores que este año les han quitado una buena cantidad de puntos.

    Por su parte, Red Bull certifica con puntos su ascenso de 2016, en el que se ha convertido en el equipo con mayor mejora respecto a la temporada pasada. En las primeras catorce carreras, ha doblado los puntos de 2015 y, salvo el fiasco de Rusia, ha puntuado con una regularidad creciente en cada carrera.

    Gráfica que compara la puntuación de 2016 con respecto a 2016. Red Bull ha experimentado un ascenso sobresaliente y que, a medida que avanza la temporada, se hace aún mayor.

    Tras un inicio de temporada en el que Ferrari pretendía disputarle el título a Mercedes, ahora se enfrenta a la realidad de tener que luchar con Red Bull por una segunda plaza que no tiene, ni mucho menos, asegurada. Los circuitos que quedan por visitar son más favorables a Ferrari o, al menos, no perjudiciales para Red Bull, por lo que deberá mejorar notablemente su ritmo de evolución a nivel aerodinámico, toda vez que en el área del propulsor ya agotaron sus últimos tokens en Monza.

    Fotos: Red Bull Content Pool