El regreso fallido de Hakkinen a McLaren que cambió el destino de Hamilton

  • A finales de 2006, Mika Häkkinen realizó un test en Barcelona con el equipo McLaren para completar la fase final de su vuelta a la Fórmula 1.
  • Fernando Alonso iba a ser su compañero de equipo en 2007, pero en aquel test sucedió algo que le hizo cambiar de opinión y propició el debut de Lewis Hamilton.

El 30 de noviembre de 2006, Mika Häkkinen condujo el McLaren MP4-21 por el pit-lane del circuito de Barcelona para iniciar la que sería la prueba definitiva para determinar si su regreso a la competición era viable.

El piloto finlandés, Campeón del Mundo en 1998 y 1999 frente al gran Michael Schumacher, decidió abandonar la competición en 2001 para, en teoría, tomarse un año de descanso antes de volver a las carreras. Para sustituirle, McLaren contrató a un joven proveniente de Sauber, también finlandés, llamado Kimi Räikkönen.

Comencé a tener cierta sensación, estaba mental y físicamente preparado para la F1

Pero Mika disfrutaba de su nueva vida y decidió permanecer alejado de la Fórmula 1, matando el gusanillo de la competición con algunos rallyes y, a partir de 2005, el DTM. Fue en ese momento cuando comenzó a sentir que su deseo de volver a la máxima categoría era demasiado intenso como para ignorarlo. “Estuvo muy cerca. Me retiré en 2001 y el siguiente debía ser un año sabático. Pero unos años antes (de intentar volver en 2006) comencé a tener cierta sensación, estaba mental y físicamente preparado para la F1”.

La participación de Häkkinen en el DTM desencadenó el deseo de volver a la Fórmula 1 en 2007.

Häkkinen empezó a complementar su preparación para el DTM con una más intensa que le permitiera hacer frente a la exigencia física y mental de la Fórmula 1. “Entrené mucho, volé a Inglaterra para utilizar el simulador de McLaren, pasaba varios días allí. Estaba listo para volver y, como doble Campeón del Mundo, sabía muy bien cómo estar listo y lo estaba mejor que nunca”, afirmó el finlandés.

En ese intervalo, algunos equipos se mostraron abiertos a contratarle. Williams pasaba por un mal momento con los motores Cosworth y Häkkinen fue una opción para acompañar a Nico Rosberg en 2007. “Negocié con Williams, pero no funcionó. Principalmente porque las negociaciones tuvieron muchas idas y venidas, no me gustó. Los finlandeses somos blanco o negro, si queremos algo, lo hacemos. Vamos directos a ello. Y, aunque entiendo que estas negociaciones son complejas, no podían conseguir un piloto mejor que un doble Campeón del Mundo”. Finalmente, Alex Wurz fue el elegido para el puesto, pero decidió retirarse tras el penúltimo Gran Premio disputado en China, cediendo su puesto a Kazuki Nakajima.

Las fallidas negociaciones con Williams propiciaron que Alex Wurz acompañara a Nico Rosberg en Williams.

De cara a 2007, McLaren debía renovar por completo su pareja de pilotos, pues Kimi Räikkönen se había comprometido con Ferrari y Juan Pablo Montoya había puesto rumbo a la NASCAR cansado del ambiente de la Fórmula 1.

Fernando Alonso fue el primero en ser confirmado, pues llevaba meses comprometido con McLaren mientras obtenía su segundo título mundial con Renault, pero el segundo asiento era una incógnita. Opciones como Pedro de la Rosa -piloto probador del equipo- o Lewis Hamilton -miembro del programa de jóvenes pilotos y que estaba arrasando en la GP2-, estaban sobre la mesa, pero ninguna de ellas convencía a McLaren.

Comencé a entrenar, utilicé el simulador y realicé un test en Barcelona. Todo estaba preparado para mi vuelta. Nunca olvidaré aquel test

Entonces apareció la opción de Mika Häkkinen, un piloto mítico en el equipo. “McLaren y Ron Dennis me dijeron cuando empecé mi año sabático que podía volver en cualquier momento. Comencé a entrenar, utilicé el simulador y realicé un test en Barcelona. Todo estaba preparado para mi vuelta. Nunca olvidaré aquel test. Conocía la pista y a muchos de los mecánicos”.

Fernando Alonso se estrenó con McLaren dos semanas después del último test de Mika Häkkinen.

Aquel día, Häkkinen sustituyó a Pedro de la Rosa al volante del McLaren MP4-21, acompañando en la pista a Lewis Hamilton, que también había estado presente las dos jornadas previas. “El día anterior, fuí a ver el test de Lewis (Hamilton) y cómo habían cambiado las cosas. A final del día, una de las unidades de control (MCU) se rompió (en el coche de Pedro de la Rosa que Mika Häkkinen utilizó al día siguiente). Si no recuerdo mal, controlaba la caja de cambios y el motor. Cuando bajas marchas, el ordenador le da al motor la aceleración correcta para que las ruedas traseras no se bloqueen”.

Lastrado por los problemas mecánicos en la electrónica del McLaren, Mika Häkkinen tuvo que lidiar con un nuevo coche y la falta de confianza a la hora de pilotarlo por su inestabilidad en la frenada. “Tuve que usar uno antiguo, pero no funcionaba con el motor nuevo, faltaba sincronización. Cada vez que frenaba, las ruedas se bloqueaban, era imposible. Les pedí que lo arreglaran para el día siguiente, pero no funcionó. No podía rendir como es debido porque las ruedas seguían bloqueándose”, comentó Mika al respecto de ese estresante día de test.

La experiencia de Häkkinen en el test con el McLaren MP4-21 hizo que renunciara a volver a competir en la Fórmula 1.

Finalmente, Häkkinen completó 79 vueltas y marcó el peor tiempo del día (1:19.336) a tres segundos del mejor registro de Luca Badoer con el Ferrari (1:16.320) y a poco más de dos de la referencia de Lewis Hamilton en el otro McLaren (1:17.076). “Piloté durante todo el día, muchas vueltas tras varios años, todo fue bien. Lo analizamos todo, yo era consciente del problema y de que no se pudo solucionar por no tener la pieza nueva”.

En ese momento, Mika Häkkinen se dio cuenta de que la Fórmula 1 no había cambiado lo suficiente como para desear volver a ella, pues seguía dominada por los continuos pequeños problemas que le impedían al piloto disfrutar plenamente del pilotaje y la competición. “Esto es la Fórmula 1, resolver problemas constantemente, no es más que sufrimiento. ¿Quería volver a eso? Fue la razón por la que lo dejé. Si volvía, los mismos problemas estarían esperándome. Afortunadamente, el test no funcionó como debía. Me llevó siete años ganar una carrera en la F1. Me podría haber ocurrido lo mismo y no iba a volver para perder de nuevo durante siete años”, concluyó el finlandés.

Si volvía, los mismos problemas estarían esperándome. Afortunadamente, el test no funcionó como debía

Tras la renuncia de Häkkinen, McLaren intensificó aún más el plan de test para Lewis Hamilton, que finalmente fue confirmado el 25 de febrero de 2007 como compañero de Fernando Alonso. El resto de la historia es sobradamente conocida y sin duda es inevitable preguntarse cómo se habría desarrollado la historia de la Fórmula 1, de Lewis Hamilton y de Fernando Alonso de no haberse roto aquella unidad de control en el coche de Pedro de la Rosa aquel 29 de noviembre de 2006.

Mika Häkkinen fue el gran rival de Michael Schumacher en los años dorados de McLaren y Ferrari a finales de los 90 y primeros años del siglo XXI.

En noviembre de 2007, Mika Häkkinen se retiró de la competición activa, pasando a gestionar la representación de pilotos a través de la agencia Aces Associate Group con Didier Coton como socio. Durante los últimos años ha alternado algunas participaciones en rallyes con otras competiciones de resistencia en turismos. En la actualidad es embajador de McLaren y lleva la representación de pilotos como Valtteri Bottas.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto