¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault duda que el nuevo reglamento promueva los adelantamientos

La Fórmula 1 acordó una modificación aerodinámica para 2019 con el ánimo de permitir a los pilotos rodar más cerca de sus oponentes.

Marcin Budkowski considera que los cambios mejorarán la situación, pero no lo suficiente como para justificar la inversión.

Alerón delantero experimental de 2019 probado por Williams en el test de Hungaroring celebrado en agosto.

Con la llegada de la nueva generación de monoplazas en 2017, las estadísticas de adelantamientos se redujeron drásticamente al tratarse de coches con una generación de carga aerodinámica nunca vista antes. Y este año, con monoplazas evolucionados a un ritmo vertiginoso, la situación se ha vuelto aún más crítica, por lo que Liberty Media, FIA y los equipos de la parrilla, se pusieron a trabajar en una posible solución.

Finalmente se aprobó una modificación del reglamento en los alerones delanteros y traseros, así como en los conductos de refrigeración de los frenos, que busca reducir la influencia negativa de las turbulencias en el rendimiento de los coches perseguidores, lo que ha obligado a los equipos a realizar una mayor inversión de la inicialmente prevista para acometer las modificaciones.

Pero Marcin Budkowski, director ejecutivo de Renault y antiguo responsable técnico de la FIA, asegura que los cambios acometidos no son suficientes y, por tanto, no justifican la inversión necesaria. Se nos pidió analizar algunos supuestos para demostrar que la dirección elegida era la correcta y no sentimos que sea el caso. Creemos que la diferencia no es suficiente para justificar un cambio de reglamento, pero otros equipos sí. Espero que hayan sido tan honestos como nosotros, porque no estábamos motivados por ningún otro interés”, dijo el polaco.

Renault fue uno de los equipos que se opuso al cambio, pero éste finalmente fue apoyado por la mayoría y en 2019 los alerones serán más sencillos y, en teoría, menos sensibles a las turbulencias, pero también provocarán que los tiempos por vuelta vuelvan a subir. “Nuestros datos iniciales sugieren que habrá una diferencia, pero no de una magnitud que no se pueda recuperar con mucho desarrollo. Va a crear la diferencia que se buscada en el flujo aerodinámico, pero no estamos convencidos de que vaya a permitir a los coches rodar juntos. Por eso no apoyamos el cambio, aunque la mayoría sí lo hizo”, explicó Budkowski.

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto