¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Vettel pide paciencia con Mick Schumacher: "No hay que presionarle demasiado"

    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    El tetracampeón alemán considera que el nuevo miembro de la Ferrari Driver Academy acabará demostrando su potencial tarde o temprano.

    Mick Schumacher contará con el apoyo de Nicholas Todt, hijo del que fuera el máximo responsable de Ferrari cuando su padre ganó 5 títulos con la Scuderia.

    A sus 19 años, Mick Schumacher, hijo del piloto más laureado en la historia de la Fórmula 1, ha conseguido hacerse un hueco en la Ferrari Driver Academy tras disponer de oportunidades tanto en la Scuderia como con Mercedes, estructura que también estaba tras los pasos del joven alemán. Fue el pasado fin de semana cuando los de Maranello confirmaron su incorporación a las filas de la formación con la que su padre cosechó cinco de sus siete títulos mundiales, precisamente cuando Mick se encontraba disputando la Race of Champions, momento en el que concedió unas declaraciones en las que afirmó que dicha noticia suponía un gran paso en su carrera.

    “Estoy enormemente orgulloso de poder trabajar con Ferrari. Es un equipo muy grande, con una gran historia, especialmente en combinación con mi padre. Todos nuestros corazones son muy rojos”, confesó en declaraciones a Motorsport.tv. Al haber ganado el título de la Fórmula 3 europea, su siguiente motivación llegará de la mano de la Fórmula 2, enrolado en Prema Racing, categoría en la que contará con el apoyo de la empresa All Road Management: bajo el mando de Nicholas Todt, hijo del presidente de la FIA Jean Todt, Mick seguirá la senda de Charles Leclerc, quien también recibió el respaldo de la misma, para continuar su progresión en la competición.

    Esta ayuda y su colaboración con Ferrari le dejan a las puertas de probar un monoplaza de Fórmula 1 tal y como hiciera el joven monegasco, junto a Haas y Sauber, antes de un posible debut como piloto oficial en la categoría reina, siempre y cuando los pasos previos acaben tal y como él y los que le rodean confían que terminen, con éxitos que abalen su candidatura. Si bien Lewis Hamilton y Fernando Alonso ya aseguraron en la rueda de prensa del Gran Premio de Estados Unidos que Mick Schumacher “llegará a la Fórmula 1” en el futuro, en esta ocasión fue Sebastian Vettel, compañero y rival de Mick en la ROC, quien dedicó unas palabras de admiración hacia Michael y su hijo.

    “Recuerdo mi primera aparición y mirar a Michael, y ahora soy un poco mayor y estoy formando equipo con Mick”, expresó el tetracampeón de Heppenheim. “Todos sabemos que sería más especial tener a Michael aquí, para que presenciase el rendimiento de Mick. Todavía le echamos de menos, pero estoy convencido de que estará orgulloso de su hijo”.

    Deberíamos permitirle recorrer su propio camino; puede convertirse en una estrella

    No obstante, al mismo tiempo Vettel pidió calma para todos aquellos que esperan que Mick repita uno a uno los pasos de su padre, garantizando que todo le irá mejor si le permiten encontrar su propio ritmo de desarrollo. “No deberíamos ejercer demasiada presión sobre Mick, deberíamos permitirle recorrer su propio camino. Personalmente creo que si tan sólo le dejamos que haga lo que sabe hacer, puede convertirse en una estrella. Es genial para él, espero que se quede con nosotros durante mucho tiempo y que un día pueda pilotar conmigo, o quizás pueda cederle mi asiento a él cuando me retire un día de estos, concluyó Vettel.

    Fuente: Autosport / Fotos: Race of Champions