¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    España ya tiene su plan para ser potencia mundial en renovables

    España ya tiene su plan para ser potencia mundial en renovables
    España cuenta con mucho potencial en energías renovables, ¿sabrá aprovecharlo?
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El Gobierno aprueba el PERTE de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, que movilizará una inversión superior a 16.300 millones de euros. El sector público aportará más de 6900 millones.

    El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (ERHA).

    Se trata de un plan diseñado para desarrollar tecnología, conocimiento, capacidades industriales y nuevos modelos de negocio que coloquen a España en una posición de liderazgo en el campo de las energías limpias.

    «Estas medidas movilizarán una inversión total superior a 16.300 millones de euros para construir una transición energética designed & made in Spain»

    Según ha informado el MITECO, el sector público aportará un total de 6900 millones y esperan atraer una inversión privada cercana a los 9.500 millones. Además, dichas previsiones hablan de la creación de más de 280.000 puestos de trabajo sostenibles y de calidad.

    Recientemente, la Unión Europea aprobaba la aportación de 3000 millones para este plan, que se basa en un sello, denominado Energía NextGen, que permitirá identificar las soluciones fácilmente escalables o replicables en otros ámbitos del tejido productivo y la economía.

    «Ya han superado la fase de información pública cuatro líneas de apoyo, con más de 500 millones, que verán la luz en las próximas semanas», señala el Gobierno, que informa de que los instrumentos y medidas movilizarán «una inversión total superior a 16.300 millones de euros para construir una transición energética designed & made in Spain, maximizando las oportunidades económicas, industriales, laborales, de innovación y de implicación de la ciudadanía y las Pymes».

    España, potencia mundial en energías renovables

    Nuestro país cuenta con el mayor potencial solar de Europa y también destaca por su recurso eólico. Esto convierte a España en una clara candidata a convertirse en potencial mundial en el sector de las energías renovables, aunque para ello debe crearse una poderosa estructura capaz de desarrollar dicho valor intrínseco.

    En este momento, España produce el 60% de los componentes necesarios en la energía solar, mientras que en el caso de la eólica llega al 90% de los equipos y es el tercer país de la UE en I+D. También lidera la integración de la generación renovable en el sistema eléctrico.

    Según el Gobierno, «esta capacidad sitúa a España en una posición privilegiada para avanzar en tecnologías en fase de desarrollo, como el hidrógeno renovable o el almacenamiento o las tecnologías marinas flotantes, que serán fundamentales en el proceso de descarbonización, y que aportarán riqueza y empleo de calidad, sostenible a largo plazo».

    «Es en este contexto en el que se diseña el PERTE ERHA, con la finalidad de posicionar España como referente tecnológico, desarrollar y desplegar tecnologías, consolidar las cadenas de valor de las energías renovables, e impulsar la innovación social y de modelos de negocio y su integración en los distintos sectores productivos», reiteran desde fuentes oficiales.

    Hidrógeno renovable

    MITECO considera que «el hidrógeno es un vector energético clave para alcanzar un futuro energético limpio, seguro y asequible, porque permite descarbonizar sectores donde es complejo introducir soluciones sostenibles, como el transporte pesado, la siderurgia, el cemento, la industria química».

    Con ello en mente España ya cuenta con una hoja de ruta del hidrógeno renovable que establece, entre otros, el objetivo de alcanzar 4 GW de capacidad de producción en 2030, un 10% del total de la UE.

    El Ejecutivo lo considera una de sus prioridades y es el elemento del PERTE que recibe más apoyo: 1.555 millones, que movilizarán otros 2.800 millones de capital privado. Dicho plan se articula en torno a cuatro líneas que abarcan desde la fase de la innovación y el desarrollo hasta su implantación comercial: la cadena de valor industrial, los proyectos singulares pioneros, la integración sectorial a gran escala, y la integración en el mercado europeo.

    Fuente: MITECO / Fotos: Unsplash